Un recorrido sobre la Competencia Internacional del BAFICI 2017

0
0

El Festival de Cine Independiente de Buenos Aires llegó a su fin. Y la idea es ir haciendo un recorrido por un recorte de su programación.

En principio, vale destacar el excelente y parejo nivel de la Competencia, con la salvedad de Una aventura simple de Ignacio Ceroi ( Argentina, 2017), film, que no estuvo a la altura de sus competidores. Un film confuso desde su inicio, donde dos arqueólogos encuentran una escultura en las Sierras de Tandil perteneciente a los pueblos originarios. Luego uno de ellos desaparece, y 16 años después su hija con su novio van en su búsqueda a la amazonia peruana. Un guión que hace agua desde su inicio en una aventura que no tiene nada de aventura, ni simple, ni épica, ni íntima, ni fantasmal, ni peligrosa, ni divertida.

La Competencia Internacional abrió con Viejo Calavera, un film Boliviano de Kiro Russo, sobre el mundo que rodea a los trabajadores de las minas. Un trabajo que hace honor al cine independiente, muy difícil de encasillar en el mejor de sus sentidos, ya que podría haber sido un perfecto documental -con una fotografía impecable, con notables búsquedas formales, con experimentación narrativa….una clase de experimentación que puede ser comprendida por cualquier espectador sensible. Pero dado que sus actores son los propios mineros, su director, Kiro Russo, quiso darles una participación total desde sus diálogos, para no imponer una historia, y contarla en todo caso, desde sus propias necesidades, y deseos. Como fue la idea de que fuesen mostrados también en vacaciones. Aunque eso no implicase hacerlo desde la escritura del guión. Ya que la gran protagonista del film es la mina, con su oscuridad, y su luz artificial, con el sonido de sus máquinas, con su silencio. Y también con lo que ese espacio, -que tiene tanto de opresión, de hastío y repetición, que es una metáfora de la esclavitud- repercute sobre sus trabajadores. Una potentísima propuesta estética tanto desde lo sonoro, como desde lo visual, y lo político, y que logra con creces ubicar al espectador como uno más dentro de ese contexto sofocante e inhumano.

95 and 6 to go USA, 2016

95 and 6 to go es un documental sobre una joven cineasta norteamericana de origen japonés, que hace unos años que esta filmando la historia de su abuelo, y no logra conseguir un financiamiento. Mientras… sucede lo más importante, que es que su abuelo pasa a corregir y re corregir su guion- descubriendo- se – en algo más que en un agudo crítico. La mayor parte del film transcurre en la mesa durante los momentos de sus comidas, que no son casuales, ya que los mismos forman parte de una más de las razones que el anciano tiene para aferrarse a la vida. Y que es de hecho un modo contundente de que el espectador perciba una cultura.

La abuela hace dos años que ha muerto, y el tiene la intención de reordenar su hogar, y tirar lo que ya no le sirve, para luego reordenar su vida, casándose quizás de nuevo y poder disfrutar en pareja nuevamente, de lo que logro económicamente por medio de su trabajo. Por lo que lee, relee y redescubre papeles, recuerdos, fotografías, que intercala en las charlas con su nieta, ampliándose mediante avanza el relato, tanto la corrección del guión, como la historia con su abuela. Paralelamente cientos de fotografías parecen dar cuenta de otra versión de la realidad tal cual la relata su abuelo. Así la mayoría de los papeles pasan de un lugar a otro, porque forman parte de una vida, objetos finalmente, de los que le cuesta desprenderse.

Un guión que se re escribe, unas fotografías que reescriben la historia narrada. Finalmente la muerte del abuelo, el estreno del film, y una casa literalmente vacía. Algunos muebles con los cajones abiertos sin ningún objeto dentro, sin todo aquello con lo cual se podía contar una historia, hoy estructuras vacías, sin sentido, que solo un emotivo documental podrá contar.

Liberami Italia- Francia 2016 un documental de Federica Di Giaccomo

Para quienes asisten a ver Liberami sin ningún conocimiento previo de su contenido, ni de su género es muy posible que las escenas, que de hecho son muy desopilantes los hagan reír mucho. Porque ni siquiera la razón de que sean filmadas en escenarios religiosos lo impide. El tema es que Liberami es un documental inclasificable, que habla sobre el fenómeno del exorcismo. Es decir que en él podemos ver a un grupo de sacerdotes especialistas en la materia, y frente a frente a los que se supone tienen el diablo dentro. Es notable pensar que el Vaticano haya permitido dar a conocer estas imágenes. El creciente número de personas que día a día afirman estar poseídas por Satán en el mundo, a generado que la iglesia católica responda a esta demanda con la creación de un centro de especialización en Roma para los sacerdotes que decidan dedicarse a lo que se supone es un tipo sanación.

Lo cierto que en el film son casi inexistentes los casos en que se logra este cometido, con la entrega que supondría esta tarea, por lo que los resultados devienen mayormente burocráticos. Es desconcertante en cierto modo el documental, ya que el resultado no es el que se espera de esta práctica. Al margen de que son cada vez más los sacerdotes que se dedican a ello. USA es el país que más demanda tiene al respecto. ( 10 veces más en el último año ) Lo cual podría aunque un poco forzado, leerse como una ironía. Insólito e interesante documento.

2557 Alemania 2017 un film de Roderick Warich

2557 es la ópera prima del cineasta alemán Roderick Warich, un thriller que se desarrolla en Bangkok, cuyo personaje central es una chica tailandesa de 20 años  la cual debe huir hacia Isaan  por un golpe de estado. Si bien tiene una relación  con uno de los mafiosos de la ciudad, ella vaga en las noches por los clubes nocturnos y luego regresa a la casa a jugar como una niña con su gato. Salisa es un personaje demasiado estereotipado, ya que explota excesivamente ese costado infantil, por lo que por momentos deviene poco verosímil.

Una larga historia en capítulos que pasa por varios géneros desde un drama focalizado en un triángulo amoroso, pasando por el suspenso, para terminar en una de gánster, sumada a una voz en off como estrategia narrativa. Una propuesta arriesgada, formalmente impecable, que peca por demasiado extensa.

Hoy partido a las 3 Argentina- Paraguay, 2017. Un film de Clarisa Navas.

Hoy partido a las 3 es ante todo una historia fresca muy bien narrada. Mientras una campaña política de provincia se lleva a cabo -en una especie de Club al aire libre-, un grupo de jugadoras de fútbol esperan poder jugar su partido antes que llueva. Casi todo el film transcurre en el tiempo de esa espera. Excelentes actuaciones no sólo nos permiten ver a la pasión de multitudes desde un punto de vista femenino. Sino que hay una variedad de temáticas muy humanas…muy del universo femenino… muy bien tratadas. Las indomables se las juegan con sus pasiones, su compañerismo, sus flirteos, su ansiedad por jugar, la realidad económica de un equipo de provincia, y finalmente un partido en plena lluvia pateando pelota y barro. Una propuesta cálida y diferente, para todo público.

Arabia Brasil, 2017. Un film de Affonso Uchôa & João Dumans

Un joven que vive en un barrio industrial de Ouro Preto desciende con su bicicleta por la carretera, comienza la road movie. Andre vive con su pequeño hermano, dado que sus padres no se encuentran en la casa. Pero están supervisados y cuidados siempre por su tía Marcia, una enfermera del pueblo. Andre encuentra el diario de un obrero que ha muerto , comienza a leer y se dispara el relato… comienza la estrategia narrativa de Arabia. La voz en off del trabajador nos cuenta como fue que se decidió a escribir. A medida que avanza una historia de sufrimiento y trabajos temporales, se escuchan canciones con guitarras, y rimas, en el contexto marginal de las villas cercanas a la fábrica de aluminio. Las letras remiten a su vez a todos los trabajadores anónimos, a sus amores que van y vienen, y al hecho de ser víctimas de la riqueza de unos pocos. Un film tan poético como melancólico, que reflexiona sobre lo complejo que resulta sobrevivir en esos contextos, y que habla a su vez, no sólo sobre la muerte física, sino sobre la muerte de esas relaciones transitorias que se establecen entre los obreros de las fábricas.

Continúa