Gato en tu balcón, entrevista a Enrique Dacal

0
0

El 3 de junio se estrena Gato en tu balcón, escrita por Luis Sáez y dirigida por Enrique Dacal. Según el propio director, los personajes se manejan con “libres asociaciones pseudolacanianas” en medio de un lugar irreal, quizás en alguna dimensión del sueño.

- Publicidad -

Entrevistamos a Enrique en medio de la preparación para el estreno.

¿Cómo encaraste la puesta de esta obra donde lo surrealista está tan presente?

Tengo claros recuerdos del cine de Buñuel, por ejemplo, y esa es una de las ventajas que tiene el ya ser algo veterano. El texto era una provocación excelente para poner en práctica el método “paranoico-crítico” del que hablaba Salvador Dalí. Humildemente, me entregué a lo que creo entender de ese juego: mezclar imágenes surgidas al azar con las obsesiones del autor, las de los actores y las mías propias.

¿Qué desafíos te planteó?

El mismo que todo texto plantea al director y al equipo realizador: la construcción de un lenguaje, una lógica, una forma verosímil en la escena.

¿De qué manera interactuaste con Luis Sáez?

Yo escucho a los autores ?siempre que ellos quieran hablar? antes, durante y después de realizar una puesta en escena. Para mí, el autor forma parte indisoluble del equipo de trabajo teatral. La generosidad de Luis Sáez lo ha llevado, incluso, a reescribir todo lo que en conjunto considerábamos necesario. Un placer.

¿Cuáles son las características de un buen director?

Saber elegir a sus compañeros de ruta, generar confianza, tener una mirada atenta y una escucha alerta.

¿Qué permaneció en tu escritura o en tu trabajo como director de aquella época del Teatro de la Libertad?

Aunque algunos textos he concretado, no soy exactamente un autor teatral. En cuanto a mi trabajo como director, creo que he podido profundizar en la práctica de una postura paciente para coordinar y utilizar el resultado del esfuerzo de los actores en pos de la construcción del mundo escénico. Teatro de la Libertad, teatro tosco y necesario, ha sido el periodo de mayor afirmación para mi condición profesional. El haberlo podido superar también es una prueba de crecimiento.

Actualmente, hay muchísimas obras en escena, ¿para vos eso habla de un crecimiento del teatro o más de una necesidad de autores o directores de visibilizar lo que hacen?

Creo que las dos cosas. El teatro crece con el hacer. La necesidad de visibilizarse en autores y directores, es legítima; está bien que así sea. ¿Mucho teatro malo? ¿Bastante teatro bueno? Ese es un debate posterior.

¿Qué tienen en común las obras que escribís y las que elegís dirigir? ¿Hay alguna preocupación tuya o alguna temática en particular que se evidencie en ambas?

De pronto me pongo a escribir o a leer un material y descubro que me interné en un mundo. No lo puedo abandonar, me crecen las ganas de moverme y siento que mi imaginación vuela. ¡Ese es el libro que me interesa escribir o el texto que me interesa llevar a escena! Esos son los materiales que me cuentan y me definen.

Todos los sábados a las 22.30 en el Centro Cultural de la Cooperación, Av. Corrientes 1543, Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

www.centrocultural.coop