El Guernica sigue presente: 80 años de una obra clave del siglo XX

0
0

El 26 de abril se cumplieron ochenta años desde el terrible bombardeo aéreo que arrasó a la ciudad vasca de Guernica. En conmemoración de este evento abrumador, el Museo Reina Sofía de España inauguró el 3 de abril una muestra retrospectiva de la famosa obra de Pablo Picasso titulada del mismo modo que la ciudad atacada. Para esta exposición se recibieron en préstamo piezas de unas treinta instituciones diferentes, que iban desde trabajos anteriores y posteriores del artista como bocetos de la obra central.

“El Guernica” fue realizado por el encargo del gobierno de la II República en plena Guerra Civil, para ser presentada en el pabellón español de la Exposición Internacional de París del año 1937. Excediendo las expectativas propagandísticas de los  republicanos, Picasso revela una pieza inspirada en la nota periodística y fotografías del bombardeo, publicadas en el diario francés L’Humanité. El cuadro representa el horror y sufrimiento producidos por la Guerra Civil. “(…) la pintura no está hecha para decorar las habitaciones. Es un instrumento de guerra ofensivo y defensivo contra el enemigo”, así se expresa el autor sobre su obra.

Con la explosión de la Segunda Guerra Mundial, y por el pedido del artista, el cuadro queda en custodia del Museum of Modern Art de Nueva York bajo la explícita condición de que sea devuelto una vez finalizados los conflictos bélicos. En 1958 Pablo Picasso renueva el contrato de préstamo por tiempo indefinido en tanto no se reestablezcan las libertades democráticas en España. Finalmente, y no sin dificultades, la pintura vuelve a su país de origen en el año 1981. Primero pasa por el Museo Nacional del Prado, hasta que en 1992 ingresa a formar parte de la exposición permanente del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía.

Con motivo del aniversario, ha resurgido el recurrente debate sobre el lugar en el que debe exhibirse el cuadro del pintor malagueño. El Parlamento vasco ha presentado nuevamente una petición al Gobierno de España y al Ministerio de Cultura para el traslado de “El Guernica” a su ciudad homónima, alegando que la pintura “no tiene sentido si no está vinculada al pueblo (…) y su historia”.

Sin embargo, el traslado ha sido continuamente negado por el precario estado de conservación en la que se encuentra la pieza. El último informe de condiciones fue realizado en 1997. Los expertos del Reina Sofia llegaron a la conclusión de que la consistencia estructural del cuadro era muy débil, entre otras cosas, y que lo mejor sería no moverlo de las salas del museo en las que se encuentra. Cabe destacar que el lienzo no se ha vuelto a enrollar desde que dejó el MoMA, y toda manipulación se realizó con éste estirado como se encuentra en exhibición.

Más allá de la fragilidad de la pintura; ¿Es realmente relevante el lugar de exposición de la misma? Picasso representa un escena impactante, de angustia, sufrimiento y pena, expresa todas las emociones que despierta una guerra, cualquier guerra. Sí, el título de la obra hace referencia a un momento y lugar específico en la historia, pero ¿Es esté identificable particularmente? No se observa ningún rasgo distintivo de la ciudad o un avión, bomba o arma bélica de cualquier clase. Esto le da un carácter de universalidad a la imagen, el espectador se encuentra ante la presencia de cualquier guerra y no sólo de lo ocurrido en la ciudad vasca.

Fuentes:

http://www.lanacion.com.ar/2004105-80-anos-despues-las-raices-del-guernica-de-picasso-salen-a-la-luz

http://www.museoreinasofia.es/coleccion/obra/guernica

http://www.eldiario.es/norte/euskadi/Guernica-Picasso-viajara-Gernika-bombardeo-80_aniversario_0_636586446.html