19° BAFICI: The Other Side of Hope

0
0

Aki Kaurismaki, el más importante director de cine de Finlandia y uno de los más prolíficos de su país, vuelve a nuestras pantallas con “The Other Side of Hope”, recientemente premiada en el Festival de Berlin.

Presentada en dos únicas funciones a sala llena y entradas agotadas en el Gaumont, la mayor de las salas del Festival, fue fuertemente aplaudida por críticos y espectadores.

Con una larga carrera de casi veinte largometrajes se ha convertido últimamente en un “must” para los distribuidores independientes. Con esta película, que se estrenará en la segunda mitad del año, habrá conseguido una seguidilla de estreno de sus últimas cinco producciones.

Tiene algún punto de contacto con “El puerto”, la inmediatamente anterior, ya que en ambas uno de los personajes centrales es un inmigrante ilegal. En la precedente era originario de Gabón y aquí de Siria. También en las dos hay una persona que se apiada de él y lo cobija.

Pero en este caso el primer encuentro entre Wikhstrom, un hombre que se acaba de separar de su esposa y Khaled, un joven refugiado sirio no resulta para nada amistoso. En verdad es a golpes de puño aunque al final la agresividad de ambos será reemplazada por un primer intento de reconciliación al ayudarse mutuamente en recuperarse de los magullones recibidos.

Wikhstrom acaba de ganar, en una partida de póker, mucho dinero. Decide invertirlo y no se le ocurre nada mejor que comprar un restaurant, con un personal integrado por tres seres caricaturescos “bon a rien”, como se diría en francés. Allí también ubica a Khaled y las cómicas situaciones gastronómicas harán más “digerible” el drama que se esconde detrás. Es que el sirio busca desesperadamente a su hermana, de la cual ignora la suerte corrida.

El humor de Kaurismaki (¿finlandés?) es muy fino, realzado por las notables actuaciones de intérpretes desconocidos. También lo son quienes tocan rock en la calle pero hay una actriz que los amantes del cine de Kaurismaki conocen pues ha estado en la mitad de sus producciones. Se trata de la infaltable Kati Outinen, aquí en un casi “cameo” y recordada por su actuación entre otras en la inédita “La chica de la fábrica de fósforos