Grave situación del INCAA y ENERC

0
0

Una reacción extremadamente rápida la del Ministro de Cultura Avelluto, tras un informe televisivo plagado de errores en el que denunció de modo burdo y barato, la gestión del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales y su Escuela, la Escuela Nacional de Experimentación y Realización Cinematográfica por sospechas de corrupción e irregularidades en su gestión. Informe que filtró una investigación que estaba circulando hace unos días en altas esferas.

- Publicidad -

Avelluto echó al Presidente del INCAA Alejandro Cacetta ¿sin mediar una investigación veraz?. En el informe de TV no se reconocían a los funcionarios a través de las fotos que se mostraban, no se aclaraban sus cargos, Pablo Rovito, director del ENERC (por concurso en esta última etapa) era Cacetta y viceversa. El alquiler de las dependencias de CineColor para el funcionamiento de la CINAIN, Cinemateca Nacional cuyo arranque fue apoyado por la totalidad del mundo cinematográfico de unos meses a esta parte.

En el comunicado oficial del Ministerio “el recambio de Alejandro Cacetta obedece a la necesidad de acelerar y profundizar todos los procesos de mejora administrativa en el INCAA.” lo que por estas horas resuena es otra cosa: una profundización de las politicas industrialistas de un organismo nacional que es capaz de autofinanciarse, con una estructura modelo de producción y exhibición.

El INCAA que este año cumple 60 años, es un ente autárquico y tiene un presupuesto especial que surge de un impuesto a las entradas de cine comercial. Es la ley del cine. El 10% de una entrada de cine, de un alquiler de pelicula en un videoclub, o el canon para la exhibición de peliculas extranjeras en TV y Cable. Todo esto va a subsidiar proyectos de cine argentino. Ese dinero que proviene no de los impuestos de la gente sino del consumo, en los últimos años, se filmaron más de 100 películas por año, la mayoría de cine independiente. La ley del cine es una de las leyes más importantes desde el inicio de la democracia argentina.

El último Plan de Fomento que Cacetta, presidente elegido por las cámaras de cine, terminó de armar en el INCAA, fue rechazado por aquellos que consideraban “que aumentaba la concentración de dinero en las grandes productoras y dejaba pedaleando en el aire a pequeños productores  Ahora a este gobierno, que tiene la misma política de concentración, en las diferentes áreas, ya no le alcanza esta primera concentración y pretende desfinanciar el cine nacional frente al lobby de las corporaciones televisivas internacionales. Ahora muchos que vivaban esta primera concentración, mirando sus ombligos, empiezan a ver que se les mueve el piso a ellos también. Espero que ahora podamos empezar a ver y solidarizarnos con otros argentinos que este gobierno pretende sacar del mapa. (Diego Gachasin en facebook).

“La merma en la producción nacional va también en línea con las declaraciones de Miguel de Godoy, presidente del Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM) que se expresó en contra de la cuota de pantalla, contemplada en la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual (LSCA), modificada por decreto en diciembre de 2015.
En este sentido la nueva Ley de Comunicación Convergente que planea debatirse este año en el Congreso y definirá el destino de la industria audiovisual. Uno de los puntos más controversiales que trascendió de la redacción de la ley es el que “equipararía comunicación audiovisual con las telecomunicaciones, lo que provocaría la imposibilidad del estado de fijar canones o cuotas de pantalla”. (Hugo Castro Fau en facebook)

….”Por otra parte, Avelluto aclaró que el organismo “no es de la industria cinematográfica” sino “del Estado que tiene que velar por el destino de la plata de la gente”…. Error.

“EL CINE ARGENTINO NO SE FINANCIA CON NUESTROS IMPUESTOS: El Fondo de Fomento de Cine es autárquico. Es decir, que se autosustenta. El dinero no sale de los impuestos de la gente, sino de inversiones privadas y de impuestos a multinacionales del sector audiovisual (cines y cadenas de cine, televisión, radios, cableoperadores, etc.). A estas empresas audiovisuales se les cobra un impuesto mínimo como derecho a operar y hacer negocios en el país. Ese impuesto va al cine, o sea que sale del cine y vuelve al cine… pero al nacional. Así es cómo el INCAA financia los festivales, las peliculas y las actividades. De alguna forma es como decir: “Dejo que estrenes tu tanque de Hollywood y hacer negocios en nuestro país, pero vas a aportar también un mínimo a nuestra producción y nuestra cultura.” El INCAA regula todo eso, da trabajo a mucha gente y financia el Cine argentino, definiendo los proyectos a realizarse por medio de concursos públicos. Gracias a eso existe el Cine Argentino, que nos representa en los festivales de todo el mundo y lo ha hecho reiteradas veces en la entrega de los Premios Oscar. Al no existir una industria tan fuerte en el país, es imposible competir con Hollywood. Por eso, no somos el único país que posee un Instituto de Cine. También lo tienen Francia, España y Colombia, por citar unos ejemplos.”(Nicolás Sandrini Consejero Superior – Universidad Nacional de las Artes. UNIDOS POR AUDIOVISUALES.)

La Industria, las asociaciones de críticos (ACCA y FIPRESCI), lanzaron rápidamente sus comunicados de repudio, y se convocó a una asamblea el Jueves Santo en el cine Gaumont que fue un verdadero éxito, la primera de una serie de acciones que comienzan a surgir

COMUNICADO DE LA INDUSTRIA CINEMATOGRAFICA
Ante el pedido de renuncia realizado al Presidente del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA), Dr. Alejandro Cacetta, resulta imprescindible aclarar que Alejandro Cacetta llegó al cargo a partir de un consenso general de toda la Industria que postuló su nombre en una asamblea democrática en acuerdo con el Ministerio de Cultura de la Nación, un hecho sin precedente en la cultura nacional.
Es por este motivo que el pedido de renuncia resulta sorpresivo y supone un cambio en el concepto de institucionalidad y transparencia que, desde el Ministerio de Cultura, se impuso oportunamente al momento de elegir a las autoridades del INCAA.
Conocemos la integridad personal y profesional del Presidente del INCAA, y rechazamos las imputaciones de supuestas irregularidades o hechos de corrupción que, con absoluta liviandad y falta del rigor fueron formuladas públicamente.
Las labores de Alejandro Cacetta al frente del organismo incluyeron varios hitos que hoy son propiedad de todos: la puesta en marcha de la Cinemateca Nacional (CINAIN), el ambicioso plan de formación de publico y generación de audiencias, llamado “Las escuelas van al Cine”, la puesta en valor a los Espacios INCAA, INCAA TV y la plataforma ODEON, rebautizados hoy como CINE.AR. y el Plan de Fomento 2017 realizado con el aporte de todo el sector.
No descartamos que ésta pueda ser una nueva embestida de sectores que consideran que el Cine Nacional es tan solo una “mercancía” más que no debe ser sostenido por el Estado, y buscan desactivar los mecanismos de su legítimo financiamiento.
El medio audiovisual es un sector plural, democrático y exitoso que genera miles de puesto de trabajo calificado al año y cuyos resultados son consumidos masivamente en todo el mundo.
Para afianzar estos logros es indispensable seguir en el camino de la institucionalidad, trabajando en conjunto entre el Estado y las entidades que nuclean a todos los trabajadores del sector, apegándose a lo que indica la Ley de Cine.
La toma de decisiones sin consenso ni diálogo, no hace mas que replicar las prácticas que necesitamos abolir de una vez y para siempre si lo que se busca como país es tener un proyecto de mediano y largo plazo, industrializado, económicamente sustentable y culturalmente desarrollado.
Academia de Cine y de las Artes Cinematográficas de la Argentina
CAIC (Cámara Argentina de la Industria Cinematográfica)
ASOPROD (Asociación General de Productores)
UIC (Unión de la Industria Cinematográfica)
PCI (Proyecto de Cine Independiente)
APIMA (Asociación de Productores Independientes de Medios Audiovisuales)
SICA (Sindicato de la Industria Cinematográfica)
CADICINE (Cámara de Distribuidores Independientes Cinematográficos)
APAC (Asociación de Productores Audiovisuales de Córdoba)
CAPAC (Cámara de Productores Audiovisuales de Córdoba)
CEPIAR (Cámara de Empresas Productoras Industria Audiovisual Rosario)

Comunicado de FIPRESCI
La Federación Internacional de la Prensa Cinematográfica, filial argentina, expresa su punto de vista repudiando los hechos recientes en torno a lo sucedido con las autoridades de la ENERC y el INCAA
Los críticos y periodistas que integran la filial argentina de la Federación Internacional de la Prensa Cinematográfica (Fipresci) expresan su profunda preocupación ante la situación que atraviesa el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa), a partir de las renuncias forzadas de su presidente, Alejandro Cacetta, y del director de la Escuela Nacional de Experimentación y Realización Cinematográfica (Enerc), Pablo Rovito, tras una burda operación mediática lanzada desde un programa televisivo.

Fipresci Argentina expresa la necesidad de respetar y sostener la autarquía del Instituto y del sistema de fomento a la producción cinematográfica según el mecanismo creado por la Ley 24.377, puesta en vigor en 1994.

Asimismo se exige garantizar el normal funcionamiento de la Enerc, una de las escuelas públicas de cine más importantes y reconocidas de América Latina, fundamental en la formación de varias generaciones de cineastas, algunos de ellos de vasto reconocimiento internacional, tanto argentinos como extranjeros.

Fipresci Argentina está integrada por Diego Batlle, Ezequiel Boetti, Nazareno Brega, Diego Brodersen, Gustavo J. Castagna, Juan Pablo Cinelli, Flavia de la Fuente, Leonardo M. D’Esposito, Paula Félix-Didier, Javier Diz, Juan Manuel Domínguez, Hernán Ferreirós, Josefina García Pulles, Mariano Kairuz, Federico Karstulovich, Roger Alan Koza, Diego Lerer, Fernando López, Luciano Monteagudo, Paulo Pécora, Martín Pérez, Javier Porta Fouz, Quintín, Eduardo A. Russo, Josefina Sartora, Pablo O. Scholz, Pablo Suárez, Diego Trerotola, Natalia Trzenko, Paula Vázquez Prieto, Sergio Wolf y Marina Yuszczuk.

Comunicado de la Asociación de Cronista Cinematográficos de la Argentina

La Asociación de Cronistas Cinematográficos de la Argentina, ve con mucha preocupación hechos concretos ocurridos en estas últimas jornadas respecto al funcionamiento del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA) y la Escuela Nacional de Experimentación y Realización Cinematográfica (ENERC, que depende del primero, y sus respectivas autoridades.

Versiones difundidas por periodistas sin información acerca de la legislación que rige el funcionamiento de estos organismos, en el caso del primero su autarquía y en el caso de la ENERC, un concurso para la designación de su rector, noticias que solo fueron funcionales a exponer a la opinión pública títulos sensacionalistas, desataron decisiones administrativas del Ministerio de Cultura de la Nación, cuestionadas por la totalidad de las entidades que tienen conocimiento del tema, sin excepción relacionadas con la actividad cinematográfica.

Más tarde se argumentó desde fuentes oficiales que existian denuncias previas en la Oficina Anticorrupción, de cuestionable origen, que todavía no fueron investigadas en la debida forma y por lo tanto no arribaron todavía a conclusión alguna.

La Ley de Cine, que fue activada en la segunda mitad de la década del 50 (con el decreto 8718/57) fue y sigue siendo (en su versión 24.377, que actualiza ya en democracia a la 17.741, de 1968) un modelo para el universo audiovisual mundial, y esta última actualización en 1994, tras una larga lucha de los cineastas argentinos y sus entidades, es clara y ha sido la que permitió el crecimiento del Cine Argentino, como nunca antes y sin pausa, y de eso no hay dudas, desde 1995 a la fecha.

Desde entonces las crisis económicas y políticas nacionales, o la inadmisible decision de intervenir esos fondos, como ocurrió a poco de sancionada esta ley, han afectado ocasionalmente la recaudación en salas y en TV o acorralado esos fondos genuinos, que garantizan se siga haciendo cine, lo que sin embargo no impidió que en cada resurgimiento, el cine creciera en cantidad y calidad, más visto por los mismos argentinos, con más recorrido en todo el mundo, presencia y premios en festivales internacionales y lo que es más importante, refundado permanentemente la cultura nacional.

La entidad relacionada con el cine pionera en la Argentina, y una de las primeras del mundo en materia de periodismo afin, expresa su inquietud por toda esta situación que sobreviene, pocos días después que el mismo INCAA publicara en un acto de transparencia único, y como lo viene haciendo hace varios años, un anuario mostrando cifras, demostrando como su presencia se potencia más allás incluso de los cambios de gobierno.

Por todo estos ratificamos nuestro apoyo a los puntos ya señalados en comunicados de otras entidades, y en los cientos de voces que por distintos medios expresan la necesidad de que en conjunto subrayemos los puntos en común, todos sustentados por leyes vigentes, en los que coincidimos, y a los que deben someterse las autoridades nacionales, que son

1. Cumplimiento total de la Ley de Cine

2. Respeto a la institucionalidad del INCAA y de la ENERC.

3. Autarquía del INCAA, según lo establece la ley

4. Cumplimiento de la conformación del Fondo de Fomento que establece la misma ley, conformado por diferentes impuestos, incluidos los que corresponden a cableoperadores y cualquier otro tipo de tecnología

5. Un Plan de Fomento inclusivo y democrático.

6. Pleno cumplimiento del concurso para la elección del Rector de la ENERC, como centro de enseñanza pública, y pleno cumplimiento de su mandato.

La entidad se mantendrá en estado de asamblea permanente a los fines de tomar nota de lo que resuelvan en los próximos días la autoridades del INCAA como parte de su autarquía, y dentro del marco de las leyes que respaldan su gestión, y en comunicación con el resto de las entidades vinculadas al Cine Nacional.

 

Comunicado de FEISAL

En apoyo a la gestión de Pablo Rovito al frente de la ENERC
Directiva Por FEISAL
Desde la FEISAL queremos brindar nuestro apoyo a Pablo Rovito frente a las acusaciones de las que está siendo objeto. La ENERC es miembro de FEISAL desde que se fundó y hemos sido testigos del trabajo desarrollado durante estos años en la Escuela, su crecimiento y las obras de infraestructura que se realizaron en ella. Vaya nuestro apoyo a Pablo y a toda la comunidad de la ENERC:

ENERC, o lo que vale más de lo que cuesta
Como parte del ataque mediático contra el instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA) en base al que el Ministro de Cultura de Argentina, Pablo Avelluto, le pidió la renuncia a Alejandro Cacetta como Presidente de esa institución; se mencionan los gastos de construcción vinculados a la Escuela Nacional de Experimentación y Realización Cinematográfica (ENERC) durante los seis años que lleva Pablo Rovito como Rector, cargo al que llegó por concurso, y no como un nombramiento personal.
La ENERC es la escuela de cine más importante de la República Argentina, y a lo largo de estos años vivió profundas transformaciones construyendo consensos puertas adentro de la propia escuela, ampliando su infraestructura con un proceso de ampliación que multiplica en 3 veces la superficie de la escuela en su propia sede central de la esquina de Salta y Moreno (CABA) y que además se federalizó como nunca se había visto, abriendo sedes de esta escuela en el interior del país, en ciudades donde no había oferta de enseñanza del cine; y todas a más de 1000 kilómetros de la Ciudad de Buenos Aires (Formosa, Jujuy, San Juan, San Martín de los Andes).
La ENERC ha ampliado el volumen de estudiantes que ingresan a sus carreras, la ENERC ha modernizado fuertemente el equipamiento con el que se forman sus estudiantes, la ENERC ha desarrollado líneas de publicaciones y encuentros académicos de primer nivel; la ENERC es una referencia internacional de la enseñanza del cine. Pablo Rovito llegó a Rector de la institución por concurso durante la gestión de Liliana Mazure al frente del INCAA, y revalidó su cargo en un concurso público y abierto tras la designación de Cacetta como presidente del Instituto en enero de 2016. Pareciera que a Rovito no le perdonan haber ganado su cargo por concurso durante la presidencia de Cristina Fernández de Kirchner; pareciera que no le perdonan haber favorecido el mayor ingreso de estudiantes en una escuela pública y gratuita de formación de alto nivel profesional y haber llegado a localidades del interior profundo de nuestro país con el fin de acercar un Instituto Nacional a todo el territorio de la Nación. Pareciera que a Rovito no le perdonan haber hecho crecer una carrera pública dedicada a la cultura.
La ENERC es un ejemplo más de las instituciones públicas a las que las miradas liberales acusan de ser un “gasto” grande, y que en realidad valen más de lo que cuestan. Cuando se promociona el desarrollo del cine argentino, y los medios se muestras orgullosos de las películas argentinas en los grandes festivales del mundo, o cuando se obtienen premios internacionales; pocas veces se explicita que detrás de todo eso hay una gran estructura de formación de la cual participamos numerosas escuelas de cine de todo el país. Ante las decisiones que desde el gobierno se han tomado respecto de la educación y la cultura lamentablemente no sorprende el ataque a la ENERC. Porque defiendo la cultura, porque defiendo la educación, porque defiendo al cine nacional, y porque vi el crecimiento de la ENERC durante estos 6 años; #YoApoyoENERC
Esteban Ferrari
Presidente
Comisión Directiva de FEISAL

Comunicado de la Asociacion Argentina de Actores

Cuando todavía no está claro si fue echado y denunciado por corrupción por el Ministro de Cultura Avelluto, si simplemente le pidieron la renuncia, o la hizo  justificadamente ofendido por la operación que le hicieron en los medios, lo único que está a la vista es la interna feroz que se desató entre funcionarios del gobierno por el control del INCAA (Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales).
Tomar posición en esta pelea interna no es menester de ninguna organización que además piense que las políticas llevadas a cabo por este gobierno son nocivas para cualquier sector ligado a la industria nacional, la del cine incluida, pero cabe una reflexión.
Es difícil separar la tarea individual de cualquier funcionario de las políticas del gobierno del que forma parte. Es muy probable que las acusaciones de corrupción que pesan sobre Alejandro Cacetta se diluyan si ya consiguieron lo que querían: la renuncia. La mayoría de los hacedores de la industria cinematográfica no creemos que sean ciertas las acusaciones por lo demostrado en su accionar por el hasta ayer presidente del Instituto.  Lo que no se aclarará,  si no se hace explicito de parte de Cacetta, es que esta maniobra es parte del plan del gobierno para hacer desaparecer la industria cinematográfica nacional. Sin ese gesto concreto es imposible salir en defensa de su gestión, que no termina simplemente con la renuncia.
Apoyamos la gestión de Pablo Rovito al frente de la ENERC (Escuela Nacional de Experimentación y Realización Cinematográfica) porque durante los años en los que estuvo a cargo de esta institución ha demostrado idoneidad y tuvo apoyo del sector en general, creemos que es víctima de la misma operación y, como en el caso anterior, tiene la posibilidad de denunciarla y recibir el apoyo de estudiantes y trabajadores.
Como trabajadores apoyamos la defensa del INCAA como garantía del fomento a la industria cinematográfica, y sobre todo para la preservación y creación de nuevas fuentes de trabajo.
Advertimos sobre el posible desguace de esta herramienta fundamental, como ya lo han hecho desde el gobierno con tantas otras que garantizaban, salud, educación y cultura.
Todos los trabajadores estamos en peligro y saber actuar en unidad de acción será clave en esta etapa.
Nuestra posición de no firmar un comunicado conjunto con las cámaras de empresarios cinematográficos, a riesgo de aparecer individualista, tiene que ver con que aunque de base estemos defendiendo lo mismo, tenemos intereses encontrados. El no cierre de las paritarias del sector, la no comparecencia en Ministerio de Trabajo de la mayoría de los empresarios para solucionar esta situación, ponen en peligro la dignidad de nuestros salarios igualmente que la posibilidad de la desaparición del fomento, es importante para nosotros recalcar esta contradicción.
CONSEJO INTEGRAL
ASOCIACIÓN ARGENTINA DE ACTORES

COMUNICADO DAC (DIRECTORES ARGENTINOS CINEMATOGRAFICOS) – GRAVE SITUACION INSTITUCIONAL – Domingo 16 de abril de 2017.

A LA OPINION PÚBLICA:

Ante los hechos que son de público conocimiento y que amenazan el normal desarrollo de la actividad audiovisual nacional, DAC – Directores Argentinos Cinematográficos – expresa su más absoluto rechazo y repudio a las formas con las que el Gobierno Nacional ha decidido, sorpresivamente, llevar adelante una violenta intervención de un Ente Autárquico como lo es el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales, organismo consagrado por Ley y Patrimonio Cultural de todos los argentinos.

Aun cuando se pretenda disimular, el verdadero objetivo que provoca toda esta desmedida y sobreactuada reacción oficial es el Fondo de Fomento, quien sustenta toda la actividad de la producción audiovisual.

Estos fondos están conformados por aportes fijos establecidos en porcentajes según la Ley de Cine 17.741, sancionada en 1968 y reformada en 1994 por el Congreso de la Nación, con la incorporación del aporte económico de la televisión.

Ley ejemplar la citada, que fuera principalmente impulsada por DAC en una histórica lucha a la que se sumaron, uno a uno, los distintos sectores de la cinematografía, certificando así el unánime consenso de toda la industria.

El Instituto Nacional de Cinematografía pasó entonces a ser Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales.

Desde entonces, el mundo entero ha sido testigo del desarrollo de nuestro Cine Nacional y de su valoración en todas las pantallas, afirmando el crecimiento de su público y de toda la industria audiovisual y cultural que representa.

Solo tienen cine aquellos países que lo protegen, y privilegian su producción como actividad promotora de su cultura nacional y su historia, para los argentinos y para todo el mundo.

En Argentina, los fondos de fomento cinematográfico provienen en parte del 10% del valor de la entrada que paga el espectador para ir al cine, y otra parte mayoritaria deviene del Canon que pagan las empresas concesionarias de radios, canales de televisión abierta y cable, para poder utilizar las señales que son de nuestra nación y gracias a las cuales esas empresas obtienen su lucro comercial.

Es posible que una nueva ley llamada de Convergencia, promovida por el Poder Ejecutivo, que dejó sin efecto la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual haciendo uso de un Decreto de Necesidad y Urgencia – DNU – cuya presentación al Congreso ha sido aplazada para después de las elecciones, cambie el status de los canales de cable a compañías de telecomunicaciones, con lo cual ya no deberán cumplir con el pago del Canon establecido por la ley.

También según la reformulación del Sistema Tributario Argentino propuesto por la consultora económica FIEL que obra en poder del Gobierno Nacional a su pedido, como consta en el Boletín Oficial, estas corporaciones podrían ser eximidas de este tributo igual que ya lo han sido otras de rubros mineros y agrícolas.

Para que el INCAA no sea obstáculo el día en que fuera así desfinanciado, ahora se trataría de vaciarlo. Si ese fuera como parece el verdadero objetivo de la situación desatada, DAC defenderá junto a la Multisectorial Audiovisual que conforma, en conjunto con todas las instituciones nacionales, y con las más firmes acciones a su alcance, la plena vigencia de la Ley que contribuyó a crear, los fondos de Fomento Cinematográfico, la existencia del INCAA, su Autarquía, y también la continuidad de la magnífica tarea de la ENERC como irremplazable institución de la educación audiovisual argentina.

No es posible hoy confiar en quienes con una falta de diálogo absoluto, con objetivos poco claros que se amparan en reformas en búsqueda de una llamada transparencia, toman casi por asalto el INCAA, olvidando todo su significado histórico y avanzando sobre los fondos que le son propios a la actividad de la Producción Audiovisual Nacional.

Decididamente esto no debe permitirse jamás. DAC – Directores Argentinos Cinematográficos

 

Redes sociales

Por otro lado en el facebook el grupo Asamblea permanente en defensa del cine argentino ya juntó más de 11.000 usuarios en dos dias y planteó una política de circulación de apoyos en las redes sociales.

El hashtag # votado como el mas representativo para viralizar fotos, videos y sobre todo posteos y comentarios en redes sociales fue: #DefiendoCineArgentino
Este es considerado por la mayoría de los miembros del grupo como el mas indicado para la consigna que llevamos adelante.
De todas maneras no quita que además sumemos los # ya planteados mas específicos como: #YoApoyoINCAA#YoApoyoENERC si es necesario o si alguno quiere sumarlos.

Es importante que para salir todos juntos en las redes sociales (sobre todo twitter) a visibilizar nuestro conflicto y consigna, necesitamos unificar el # con una opción que nos nuclee para ir con mas fuerza, alcance e importancia por un mismo canal que transmita nuestra lucha.
La idea es utilizar el # de esta forma:
#DefiendoCineArgentino porque ….
Y luego que cada uno agregue la justificación o argumento que cree, considera y sostiene al respecto.
Esta estructura y propuesta corre para fotos, videos con actores o personas del medio que se sumen al propósito, y para posteos en redes sociales.
Recordemos que en twitter es importante la utilización del mismo bajo la estructura propuesta e ir ya twitteando motivos para que se comience a contabilizar el tema y el canal sea concurrido. De esta manera vamos a sumar lectores, opiniones, informar y tratar de obtener el mayor alcance posible.

Todo material que se produzca o se obtenga puede ser viralizado por cada uno en sus respectivas redes sociales, pero si quisieran que ese material ademas sea subido a nuestra fan page les pedimos que nos lo envíen a nuestra casilla de correo con la data correspondiente: defendiendoelcine@gmail.com

Sitios web:

Excelente el informe que el sitio rosarino Espacio Cine de Fernando Varea armó con opiniones y apoyos de buena parte de los profesionales del cine en Argentina

Mirá el informe de Espacio cine