Ensueños, Gabriela Lucatelli

0
0

Ensueños es un libro de poemas, pero es también la narración de un dolor, un contar lo que acontece en lo más íntimo de un yo poético extremadamente lúcido a pesar del sufrimiento: “Lo que no me mató / se transformó / en un poema de amor / para contarle al mundo / que por vos no muere nadie”.

- Publicidad -

Son estos varios poemas que podrían considerarse imágenes o instantes que van completando el mapa de un desengaño amoroso, como si en realidad estuviéramos en presencia de un largo poema en el que el yo dialoga con un tú que todavía no está totalmente ausente, un poco a la manera de algunos versos de Alfonsina Storni. Pero también ese yo entabla una conversación consigo mismo, señalada a través de una voz que viene desde lo profundo y, por eso, aparece indicada entre corchetes: “Me dijeron que la vida es maravillosa / aunque a menudo lo olvidemos. / [Y yo casi siempre lo olvido]”.

Con un lenguaje simple, por momentos coloquial, Gabriela sorprende con ciertas afirmaciones que exceden lo personal y se acercan a más a una especie de poética. En este sentido la poesía queda definida como un estado de locura que desborda al poeta: “El problema fue haber intentado silenciar la poesía desbordada de mis labios, haber callado los cantos de los pájaros internos, el grito de las estrellas azules, el beso apasionado de las tormentas, mis conversaciones con el viento… en definitiva haberles hecho que estaba cuerda y por ende, negar la bendita locura que estaba ardiendo en mi interior”.

Sin duda, esta jovencísima autora tiene un largo camino en la poesía, y este primer libro es un indicador de que hay pasta de poeta en ella.