Despierto, de Ignacio Sánchez Mestre

0
0

“Puede pasar cualquier cosa en un sueño. Todo está permitido”. Como en el teatro. Como en la propuesta del sanjuanino Ignacio Sánchez Mestre en Despierto, su tercera entrega como dramaturgo y director; que formó parte del IV Festival Novísima Dramaturgia Argentina, del Centro Cultural de la Cooperación.

- Publicidad -

Despierto es justamente aquel espectador que acepta y disfruta este mundo sensible y lúdico, de sutileza infantil (en el más sabio sentido del término) en dónde en algún lugar en el medio de un bosque, en una noche que pareciera ser eterna, somos testigos de una tierna amistad entre Jota (Juan Barberni), un humano treintañero y reflexivo, y Esteban (Iair Said) un oso melancólico, de un metro noventa, con sus garras siempre al frente. O sea algo así (grosso modo) como Han Solo y Chuwabaca, solo que un vínculo bastante más trabajado en profundidad, planteo y poética.  De hecho, Esteban habla. Jota, paciente, le enseña. Jota lo llama tocando su bajo eléctrico (sí, eléctrico en el bosque). Esteban repite. Dice: “Caprichoso”. Pide que dibujen su nombre; perdón, que “escriban un nombre” (se dice “escribir”). Cuenta uno, dos, tres. Le tiene miedo al fuego y espera que salga el sol para festejar su cumpleaños. Un cumpleaños inventado por Jota ante la sobra de tiempo. Un oso que, al igual que su amigo Jota,  elije no lastimar porque siente la soledad de no estar con los de su especie. La inesperada llegada de Mora (Violeta Urtizberea) una exploradora, verborrágica, egocéntrica y mexicana (que al espectador argentino le permite remitirse al mundo de las entrañables caricaturas dobladas), encienda la obra y vuelve a poner al lenguaje, al cuerpo y al silencio, a eso que nos hace humano, en primer plano.

Poco importa responderse si estamos ante algo real o soñado, el origen o los por qué. El texto invita a aceptar a ese juego que es, que surge de repeticiones y contrapuntos de palabras, que fluye  maravillosa y libremente por el trabajo de los actores,  que sostienen con humor, inteligencia y ternura cada momento. Una obra que como los sueños, quedan abiertas para que una vez despiertos, los volvamos a interpretar.

Despierto, escrita y dirigida por Ignacio Sánchez Mestre, se presenta los viernes a las 23 horas en Beckett Teatro, Guardia Vieja 3556.

FICHA TÉCNICO ARTÍSTICA

Dramaturgia: Ignacio Sánchez Mestre

Actúan: Juan Barberini, Iair Said, Violeta Urtizberea

Vestuario: Mariel Fernández

Iluminación: Brenda Bianco, Verónica Lanza

Diseño de escenografía: Laura Copertino

Realización de muñecos: Jorge Rañi Música: Juan Ingaramo

Fotografía: Ignacio Coló

Diseño gráfico: Santi Pozzi

Asistencia de escenografía: Leo San Juan

Asistencia de dirección: Mariana Sanguinetti
Producción: María La Greca