El invierno, gran ganadora de este especial Pantalla Pinamar

0
0

Ojalá sean, los dos premios que anoche obtuvo la opera prima de Emiliano Torres en el Festival de Pinamar, buen augurio para los próximos premios Cóndor que repartirá la Asociación de Cronistas Cinematográficos en junio de este año.

- Publicidad -

Mirá también los nominados a los Premios Cóndor

El invierno, de Emiliano Torres es una bella película que seduce con ese tema de las batalla que libra el hombre patagónico por un lado, con la naturaleza; por el otro contra la injusticia de los contratos golondrinas de las estancias ovinas. Emiliano Torres que había ganado previamente el premio Argentores y que anoche fue nuevamente premiado por esta Asociación, plantea en El invierno un estado de pre-ley que la acerca al western más clásico. El hombre y su perro, su caballo y su rifle. Todo lo que está afuera, amenaza un trabajo que hay que defender a uñas y dientes.

Los premios de Pantalla Pinamar 2017, votados por el público y la crítica fueron para:

Balance de oro para El invierno, de Emiliano Torres

Balance de plata para El ciudadano ilustre de Mariano Cohn y Gastón Duprat

Balance de bronce para La larga noche de Francisco Sanctis, de Francisco Márquez y Andrea Testa.

La 13° edición del tercer Festival más importante del país corre peligro de extinción. Una larga ceremonia en la que abundaron los discursos de diplomáticos extranjeros, aparecieron tímidos e improvisados carteles hechos por algunos periodistas de “No al cierre de Festivales”.

cartes

El anuncio durante la mañana de los 35.000 espectadores de esta edición, había tenido más sabor a despedida que a otra cosa, y los rumores de cierre vienen corriendo desde el principio de la Muestra. Con el indiscutible sello del periodista y programador Carlos Morelli Pantalla Pinamar es un festival que se instaló muy fuertemente como “el” acontecimiento cinematográfico de marzo dirigido a un target de público muy especial que, como ninguno (ni el BAFICI, ni el Festival de Mar del Plata están tan cerca el publico y los realizadores), exhibe películas mainstream de países periféricos, cosa que constituye una todo un estilo. No es común ver comedias de Finlandia, o bélicas de Dinamarca, o dramas rumanos, o thrillers suecos. Ni los festivales mencionados ni la cartelera porteña dan lugar a este cine de género realizado en países que no cuentan con una tradición industrial y la combinación Embajadas y Agregadurías Culturales e INCAA que ha sostenido este Festival es realmente único.

Si la idea es transformar a Pantalla Pinamar en otro BAFICI u otro Mar del Plata hay una errónea lectura de la historia del Festival.

Ojalá ese no sea el camino