La mansa, de Fiódor Dostoievski

1
0

“La mansa”, publicado dentro del Diario de un escritor en noviembre de 1876, es un cuento largo o una novela corta de Fiódor Dostoievski. La historia gira alrededor de una pareja determinada por la economía, la situación social y la sumisión de la mujer. El texto, además, aborda el tema del silencio y plantea que, en el fondo, todos somos “hombres solos rodeados de silencio”.

- Publicidad -

César Brie, actor, director, dramaturgo y escritor, realiza una excelente adaptación, en la que se percibe toda la profundidad del cuento original potenciada por una puesta también muy buena.

Un usurero de cuarenta años se casa con una adolescente de 16; la historia arranca a las pocas horas de la muerte de la chica, en medio de la soledad y la angustia del protagonista acompañado del cadáver de ella a pocos pasos: “Mientras ella esté aquí va todo bien, puedo ir a mirarla a cada rato, pero mañana cuando se la lleven… ¿Cómo haré cuando me quede solo?”. Pronto, los espectadores nos damos cuenta de que esa soledad no es producto de la muerte, sino que es parte de la existencia de los dos personajes que han pasado su vida en silencio, sin decirse lo importante, intentando que el otro adivine lo que pasa en su interior.

La mansa se sitúa en la mente del usurero, en sus recuerdos, en su desesperante esfuerzo por explicar por qué su mujer ha muerto tan pronto. Si bien el cuento le pone voz solo al personaje masculino, en esta puesta de Brie también habla ella, y esto transforma la obra en un contrapunto, en una dialéctica de puntos de vista que nos permite a los espectadores una reconstrucción más acabada de lo que pasó en la corta vida de esta pareja.

La puesta de la obra es absolutamente minimalista y efectiva. Una mesa y una silla ponen frente a nuestros ojos los diferentes momentos narrados. La mesa, en especial, se transforma en un objeto que adquiere varios significados, casi un protagonista más. Lo mismo pasa con el vestuario que, más allá de ubicarnos en una época, es utilizado también como parte de la escenografía. La música y la iluminación, por su parte, crean una atmósfera densa, un clima que remite exactamente a la estética de Dostoievski.

Excelentes las actuaciones de Abril Piterbarg e Iván Hochman, y es destacable su trabajo con la voz: el tono elegido para contar los hechos y la perfecta dicción de ambos nos meten de lleno desde el comienzo en el relato, nos involucran emocionalmente y nos obligan a una reflexión personal: ¿Cuántas veces callamos en lugar de decir lo que nos pasa?

Los viernes a las 21, El Extranjero nos espera con esta obra que no hay que dejar pasar.

Ficha artístico-técnica

Elenco: Abril Piterbarg, Iván Hochman / Dirección: César Brie / Asistencia de dirección: Florencia Michalewicz  / Vestuario: Carolina Ferraioulo / Escenografía: Duilio Della Pittima / Música Original: Pablo Brie / Otras canciones utilizadas: “Arpeggione Sonata D821, Mov. II: Adagio” – Franz Schubert  //  “Ausencia” – Violeta Parra / Diseño Gráfico: Cachi Bratoz / Trailer: Juan Barone / Texto Original: Fiódor Dostoievski /Adaptación: César Brie

Prensa: Simkin & Franco / Producción: Larisa Rivarola Szabason y Liza Taylor / Agradecimientos: El Ojo Verde. Adriana Podzcammer. Liza Taylor. Sofía Diambra. Vera Dalla Pascua. Mariano Stolkiner.

Funciones: viernes 21h; Entradas: $200 (estudiantes y jubilados $150 con credencial); Sala: El Extranjero; Dirección: Valentín Gómez 3378; Informes: 4862-7400; Reservas: www.elextranjeroteatro.com

Más info: http://elextranjeroteatro.com/

La Mansa en Facebook: https://www.facebook.com/LaMansa.CesarBrie