Domingo Sombrío, Manousos Manousakis en Pantalla Pinamar

0
0

La proyección de la última realización del prolífico director, actor, productor y escritor Manousos Manousakis (Atenas, 1950), se proyectó en Pinamar en ocasión de un nuevo encuentro de su tradicional Festival de cine. Manousakis cuenta en su haber con 26 films, el primero de 1973, y se ha formado en la London Film School.

- Publicidad -

La película -de corte absolutamente clásico y narrativo- es un típico producto que gusta al gran público de este festival, público masivo y genuino que viaja especialmente a disfrutar sus propuestas. Narra el amor en la ciudad griega de Tesalónica, hacia 1943, de una pareja de jóvenes, cristiano y judía, que se enamoran en el marco del triste episodio de la deportación y genocidio de judíos sefaradíes hacia Polonia por parte del nazismo, que se calcula trasladó más de 46.000 personas y de las que solo regresaron 1950.

Algunos datos realmente interesantes de Domingo Sombrío nos permiten felicitar al Festival por haber programado la película: el uso de idiomas originales, en este caso, mayoritariamente el griego, y minoritariamente el alemán y el ladino (insisto particularmente, excelente posibilidad de oirlo hablar); la revalorización de la figura de Vasilis Tsitsanis, compositor popular y creador destacado que vivió en esta ciudad durante la ocupación. En este sentido, la utilización de la música es respetuosa y le aporta una carga sentimental que la vuelve sumamente efectiva, logrando un todo audiovisual potente para armar la historia que se busca contar. El homenaje además se completa con el propio nombre de la película, que es una canción compuesta por Tsitsanis durante esos años terribles, que pone en valor lo que se llama música rebétika característica de estas tierras.