La tempestad, de William Shakespeare

0
0

Se reestrenó La tempestad, de William Shakespeare, con versión y dirección de Alfredo Martín. Próspero, el duque de Milán, exiliado por la fuerza en una isla, provoca el naufragio de sus enemigos como una manera de vengarse. Sin embargo, diferentes situaciones irán cambiando sus sentimientos. En palabras de Alfredo Martín: “Como ya lo expuso la filósofa política Hannah Arendt, el único modo que tenemos de salvaguardar aquello que rompemos con nuestros actos, el único modo de construir entre los escombros, es la voluntad del perdón; uno de los motores claves de La tempestad”.

Desde que fue representada por primera vez en 1611, la obra ha tenido diferentes puestas, y la de Andamio es, sin dudas, una de las más logradas no solo por la escenografía y por el aprovechamiento del espacio escénico, sino por las excelentes actuaciones.

La tempestad es una obra atípica dentro de la producción shakespereana y ha recibido varias interpretaciones. Para algunos, pone en el tapete la conflictiva relación amo/esclavo, colonizador/colonizado en los personajes de Próspero y Calibán; para otros, contrapone el refinamiento, el arte y la belleza de Ariel frente al materialismo de Calibán. No faltan, además, las interpretaciones acerca del concepto de poder o de la situación de la mujer, en especial a partir del personaje de Miranda, la hija de Próspero. Como sea, la comedia utiliza también la magia y lo sobrenatural, lo que crea una atmósfera por momentos onírica que recrea perfectamente la versión de Alfredo Martín.

Un tema recurrente dentro de la producción del autor inglés es el del teatro dentro del teatro. Como espectadores asistimos a un espectáculo en el que, a su vez, Próspero desarrolla su propia obra. La isla es el escenario en el que se superponen dos realidades simultáneas: la de Próspero y Miranda, y la de la representación que él arma para hacer pagar a los que lo traicionaron. En el fondo, subyace la concepción del propio mundo como teatro, explicitada en otra obra de Shakespeare, Como gustéis: “El mundo entero es un teatro, y todos los hombres y mujeres simplemente comediantes. Tienen sus entradas y salidas, y un hombre en su tiempo representa muchos papeles”. Todo esto se refuerza en esta versión de Andamio a partir de un escenario en dos niveles y de la utilización de toda la sala como enorme lugar donde transcurre la acción y donde necesariamente quedamos involucrados los espectadores.

La obra recibió los premios Teatro del Mundo (Trabajo Destacado en Adaptación / Alfredo Martín), Luisa Vehil (“Mejor Actor y Mejor Actriz de Reparto” / Mario Falcón y Bianca Vilouta Rando) y dos Nominaciones al Florencio Sánchez (“Mejor Actor Protagónico” / Marcelo Bucossi y “Mejor Actor de Reparto”, Pablo Mariuzzi). Además, fue seleccionada para participar del Festival Internacional Shakespeare 2017.

Ficha técnica

Autor: William Shakespeare, con versión y dirección de Alfredo Martín; Interpretada por: Marcelo Bucossi, Brenda Margaretic, Iván Vitale, Mario Falcón, Julián Belleggia, Daniel Goglino, Nicolás Fabbro, Gabriel Nicola, Pablo Mariuzzi, Marcelo Rodriguez, Bianca Vilouta Rando, Gustavo Reverdito, Ariel Delgado y Nicolás Olmos. En el Teatro Andamio, Paraná 660. Entrada $200 (Estudiantes y Jubilados $150.-). Tels. / Informes: 4373-5670 // Funciones: Viernes, 20.30.