Terrenal. Pequeño misterio ácrata, de Mauricio Kartun

0
0

Mauricio Kartun recrea la historia bíblica del primer fratricidio de la historia: Caín dijo a su hermano Abel: “Vamos afuera”. Y cuando estaban en el campo, se lanzó Caín contra su hermano Abel y lo mató”. En Terrenal, el relato de la Biblia se transforma en el punto de partida de un texto que es mucho más que una mera recreación.

La obra, en principio, se puede ver como una parodia, y como tal, supone un conocimiento profundo de aquello que se está parodiando. En este caso, no solo se reelabora el relato bíblico, sino que también hay un cruce con otros discursos: la historia argentina, el saber popular, la literatura gauchesca y las diferentes teorías económicas. Terrenal presupone, entonces, un espectador competente y atento, que participe y que sienta cómo resuenan en él determinadas situaciones.

Caín es sedentario, agricultor (cultiva morrones), avaro, individualista, y encarna lo peor del capitalismo. Abel, por su parte, es un espíritu libre, más identificado con una vida nómade, y vive de la cría de isocas que vende a los pescadores en la banquina que va al Tigris. Ambos presentan dos modos de encarar sus proyectos personales y sus relaciones con el otro: Caín levanta paredes, encierra sus propiedades, limita, cumple con la ley, obedece; Abel, en cambio, es el ácrata, el que se acerca más a lo anárquico en tanto cuestiona a la autoridad. En estas posturas, es claro que no se juega solo el destino personal, sino que ambas se transforman en alegorías de dos formas de caracterizar la economía en general. En el medio de los hermanos, además, está Tatita, un padre venido a menos, mentiroso, tramposo, y que no vacila en utilizar a sus hijos para sus fines; como se ve, bastante lejos de lo que suele asociarse al Dios de la Biblia.

Terrenal. Pequeño misterio ácrata remite al paraíso perdido, pero también a los misterios medievales, representaciones que ponían en escena pasajes bíblicos. En este sentido, vuelve a aparecer la parodia, porque más allá de los discursos base que toma Kartun, hay una inversión de valores muy clara: lo que en aquellos era un valor, aquí se transforma en algo cuestionado, y es entonces cuando, además, aparece el humor.

Claudio Da Passano (Abel), Claudio Martínez Bel (Caín) y Rafael Bruza (Tatita) realizan excelentes actuaciones en las que se unen un cierto dramatismo, y una gran dosis de humor e ironía. Todos, también, utilizan técnicas de clown y realizan un trabajo significativo con la voz. Los tres se apropian del escenario y llenan con su presencia una escenografía minimalista que se erige como una copia rebajada del paraíso.

En su cuarta temporada y declarada de Interés Cultural de la Ciudad por la Legislatura porteña, Terrenal es de esas obras que hay que ver en esta temporada que se inicia.

Ficha artístico-técnica

Elenco: Abel: Claudio Da Passano / Caín: Claudio Martínez Bel / Tatita: Rafael Bruza

Escenografía y vestuario: Gabriela A. Fernández / Iluminación: Leandra Rodríguez / Diseño sonoro: Eliana Liuni / Fotografía: Malena Figó

Asistencia de escenografía: María Laura Voskian / Asistencia de dirección: Alan Darling / Prensa: Paula Simkin & Daniel Franco

Autor y Dirección: Mauricio Kartun.

Funciones: jueves a las 20; viernes y sábados a las 21; domingos a las 20

Teatro: Del Pueblo / Dirección: Av. Roque Sáenz Peña 943, CABA

Entradas: $280. jueves populares: jubilados y  estudiantes $ 230.- y por Alternativa Teatral: 2x$ 460

Informes: 4326-3606

Duración de la obra: 90 minutos

Web: http://www.teatrodelpueblo.org.ar