Lohana Berkins, la Evita Travesti que nos dió el amor

0
0

Lohana Berkins (Salta, 1966 – Buenos Aires, 5 de febrero de 2016) estaba convencida de que el motor del cambio es el amor y nos dio ese motor para que sigamos siendo activistas de la vida.

- Publicidad -

Era plebeya y honda, tanto que dejó en la memoria común de la diversidad el mensaje de la ternura para que los oprimidos pudiésemos resistir en nombre de todas las libertades. Desobediente, festejaba el piquete, las alianzas tácticas, la visión crítica, los caminos de las plazas militantes y cuestionaba los estilos conservadores de las academias.

La Evita travesti le decían algunas compañeras, a la que luchaba en este mundo hostil mientras llevaba su frase como bandera, el legado de la valentía “en un mundo de gusanos capitalistas, hay que tener coraje para ser mariposa”.

Resulta complejo evocarla en toda su magnitud porque abarcó una inconmensurable cantidad de actividades, lo cierto es que en cada una de ellas Lohana dejó su cuerpo, ese que dejó también cuando fue expulsada por su padre por ser una niña trans quedando a la suerte de un mundo carcomido por la explotación sexual, para luego poder recontruirse y luchar incansablemente no sólo por su identidad sino por la de todas las personas transexuales y trangénero. La feminista potente, ensamble de poesía y lucha, de alegría y furia marcó un hito de bravura,  entrega y pasión.