Love Steaks, cine alemán en #netflix

0
0

Netflix se espande y crece. Emprende negocios por todos los países, tiene abiertas búsquedas laborales permanentemente (como puede verse aquí en su página de jobs) y piensa contenidos en todos los idiomas. Luego del éxito de la primera temporada de 3%, realizada íntegramente en Brasil y hablada en brasilero, es claro que la expansión recién comienza.

- Publicidad -

Por eso, seguimos mirando, buscando rarezas que están ocultas tras los grandes tanques. Ese es el caso de Love Steaks, película dirigida por Jakob Lass en 2013, interpretada por Lana Cooper y Franz Rogowski, que ha transitado el circuito de festivales del cine independiente y que parece alejarse de los estereotipos en la construcción de personajes.

La historia es pequeña: el cruce de dos seres a partir de compartir el espacio de trabajo en un spa, siendo algo así como sirvientes de lujo (ella cocinera, él masajista), en algún hotel de la costa alemana, más bien fría y destemplada, pero que sigue las líneas del turismo de placer, resort. Frente a ellos, la playa, a la que no irán turistas, el otro lado del mundo ideal all inclusive de encierro que viven los que asisten al hotel. Pero la playa es el lugar donde la liberación de estos personajes pareciera posible, donde pueden encerrarse adicciones y gritarse catárticamente.

Decimos rarezas por las líneas border que siguen los personajes, los contrastes y matices de sus modos de estar en sociedades donde adaptarse significa no molestar a los otros y cumplir normatividades. La película además fue filmada sin guión, con improvisaciones actorales que respondían a los comentarios previos del director que sólo indicaba el estado de ánimo de los personajes al vivir esa escena. En su momento, muchos críticos hablaron de esta película como del nuevo cine FOGMA, como una suerte de vuelta de tuerca del término DOGMA.

En Buenos Aires, fue proyectada en el marco del 14 Festival de Cine Alemán en septiembre de 2014.