Alicia Penalba. Escultora, en el MALBA

0
0

Alicia Penalba, escultora abstracta, ha creado obras únicas. Con un carácter y un estilo muy propio, la artista supo dar forma a la naturaleza, a las energías, al erotismo e incluso al cosmos. Alicia Penalba. Escultora, en el MALBA,  muestra eso; el potencial creador de esta artista argentina que ha logrado “liberarse” de la figuración para dar rienda suelta a la expresión en la abstracción.

- Publicidad -

Ingresar a la sala donde se expone esta muestra implica sumergirse en una atmósfera distinta y recorrer el universo de una artista poseedora de una carrera intachable. Su obra es una extensión de ella misma ya que en esas formas intrépidas y tajantes hay algo catártico. Penalba encontró en el trabajo sobre los materiales, un modo de exteriorizar sus obsesiones, sus miedos o incluso su manera de entender el mundo que la rodeaba. Al llegar a la Francia de la posguerra en 1948, la escultora paseó por todo tipo de escenarios a lo largo de su vida, lo cual le brindó una fuente casi infinita de temas para su corpus. En sí, la muestra es una selección de obras de sus distintas series; elementos separados, dobles, caracolas, formas aladas y verticales o totémicas.

penalba1

Las primeras piezas que se observan en la sala son verticales pero de tamaño reducido, mientras que en la explanada del museo hay tres de la serie totémica, imponentes. Luego se puede apreciar, quizás una de las mejores virtudes de Penalba; el movimiento que emerge de su técnica escultórica. Las piezas o “rocas” parecen danzar en una perfecta armonía sin perder jamás el equilibrio. Formas planas, relieves y figuras cortantes se unen en un movimiento que no está, porque claramente la escultura no es móvil, pero que se puede sentir con solo mirarla. En algún punto la obra de esta artista genera esta idea de “danza”, del cosmos desplazándose de manera lúdica, casi como en un juego o un baile. No por nada el gran Antonio Pujia, quien estaba presente en la sala, explicaba con mucha pasión a sus acompañantes como funciona la obra de Penalba. Si uno se concentra en las esculturas, por momentos las paredes de la sala pueden desaparecer y en su lugar aparece el oscuro universo. Se puede pensar en su formación donde asteroides y cuepos celestes colisionan y se encuentran liberando energía y restos con formas irregulares.

penalba3

Así de mágica y magnética es la obra de Alicia Penalba. Los diferentes materiales con los que trabaja potencian esta fantasía de “danzas espaciales”. Desde negros opacos y plateados intensos hasta dorados radiantes que se roban todas las miradas. Pero en medio de este recorte en la carrera de la escultora, hay un rincón que nos recuerda que todas estas piezas hipnóticas salieron de la mente y las manos de una artista de carne y hueso. Una vitrina contiene no solo los maravillosos bocetos, sino también sus anotaciones, sus ideas plasmadas en papel. Además hay fotografías de sus instalaciones alrededor del mundo, joyas, un juego de ajedrez que llama la atención de todos por su belleza única y hasta una correspondencia que le envió nada más ni nada menos que Pablo Neruda.

Hasta el 19 de febrero, el MALBA ofrece la oportunidad de conocer a esta fantástica artista que por alguna razón no ha sido lo suficientemente reconocida, siendo ella una de las pocas mujeres argentinas en realizar escultura a escala monumental. Gracias a la colaboración del Archivo Alicia Penalba junto con importantes colecciones privadas y públicas, se ha podido recopilar un conjunto muy rico de obras de la artista que varían en su forma, tamaño, material, y período. Alicia Penalba. Escultora, además de revisitar la producción de una personalidad fundamental en el arte no figurativo nacional, es una de las muestras con las que el Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires busca dar a conocer a importantes artistas mujeres que no fueron reconocidas en su época y que fueron de gran aporte para la historia del arte argentino. De esta manera, la sal 3 será un “homenaje” a aquellas mujeres que dejaron su huella en la historia del arte nacional.