Linder Sterling: ¡Dejenme ir adonde vayan mis fotos!

0
0

“Siempre me consideré a mí misma como un objeto encontrado”  le dijo a Morrissey, su mejor amigo, en una entrevista.

Entre el revival del situacionismo que venía de la mano de los delirios de Tony Wilson y el auge de las primeras bandas punk como Buzzcocks, Manchester era el lugar indicado para la yuxtaposición explosiva (y fugaz) entre el punk y el dadá. El punk adoptó lo lúdico del dadaísmo como pieza clave de su constitución sonora y estética, especialmente, desde lo visual con la moda –Vivienne Westwood-, los collages y los fanzines –The Secret Public de Jon Savage y Linder Sterling-.

Linder Sterling (1954, Manchester) fue parte fundante; de alguna manera, la matriarca del punk de Manchester, destacando el aspecto lúdico del arte tanto con su banda Ludus como con en sus fotomontajes. Desde una perspectiva feminista, la obsesión de Linder desde 1976  sigue siendo la misma: Hurgar dentro de la cultura del consumo masivo a través del uso del collage.  En una entrevista con The Wire, relaciona su obra con la noción de glamour en el siglo XVIII donde se lo entendía como una forma de encantar a través del lenguaje. Sus fotomontajes son precisamente una resignificación de aquél concepto: El glamour como sinónimo de sarcasmo.

Rodeada por las revistas de su madre destinadas a hombres o mujeres que versaban sobre autos, moda, quehaceres hogareños y deportes, empezó a cuestionarse la construcción de la mujer. Con un bisturí, pegamento y pilas de revistas, Linder apuntó a hacerle una biopsia a los patrones culturales desde la deconstrucción del deseo como objeto de consumo.

15909465_10211651950791889_1390921739_n

En la simbólica tapa del single Orgasm Addict (1978) de Buzzcocks hay una mujer con bocas abiertas, en lugar de pezones, y una plancha de hierro como cabeza. En una entrevista, le preguntaron por qué había tantas bocas en sus obras y respondió: “Lo que entra o sale de nuestros labios puede crearnos muchos problemas o placeres, depende del individuo. Hay muchos productos destinados a la boca: lápiz labial, bálsamo labial, crema dental, enjuague bucal, hilo. Sobresaturamos esta zona. Por otro lado, la boca tiene una connotación muy diferente: las mujeres todavía no pueden hablar por sí mismas, tienen que mantener la boca bien cerrada. Es un elemento con una gran carga simbólica”.

15909609_10211651950191874_170166886_n

Así como los dadaístas (de)construían objetos, Linder contribuyó con Factory Records creando el menstrual egg-timer, un ábaco con diferentes colores que simbolizaban determinados momentos del periodo, y la menstrual jewellery, aros hechos con perchas o cables, a los cuales les pegaba alguna tela pintada de rojo asemejándose a un tampón usado.

Prototipo de menstrual egg timer
Prototipo de menstrual egg timer

Uno de los momentos más polémicos de Lady Gaga fue aparecer en la entrega de los premios MTV con un traje hecho íntegramente de carne pero, lo que Lady Gaga y los medios no sabían era que, Linder Sterling,  ya lo había hecho.  En 1982, durante un recital de Ludus, Sterling apareció en el escenario con un vestido hecho con una bolsa de red y restos de carne, encontrados en algún container a la salida de un restaurante de comida china, incluyendo grasa, cabezas y patas de pollo. Mientras ella largaba alaridos extraños, falsetes desafinados, dos mujeres le arrancaban el vestido mientras que tiraban tampones usados al público (Donita Sparks de L7 haría lo mismo en 1990).  La performance/recital terminaba con Linder tapada con algunos fragmentos de la bolsa de red, con un dildo negro entre sus piernas cantando Too Hot To Handle. Ludus era un rompecabezas sonoro: tenía el tempo del punk pero sonaba más cercano al free jazz y al funk, por momentos, anticipando la new wave. Fueron una banda efímera, como tenían que serlo en ese contexto.