Nicolás Jaar, música y política: Ya dijimos NO pero el SI está en todo.

0
0

Joven compositor y músico chileno radicado en Nueva York, Nicolás Jaar es un artista interesante por su matriz experimental. Con reminiscencias a John Cage, Erik Satie, Nick Cave, Saint Germain, Laurie Anderson y la psicodelia, pero con resistencias a la música electrónica comercial y una fuerte impronta intelectualizante y demorada, que lo aleja de manera feliz y creativa de los bordes más neuras de la música electronica.

Artista de difícil clasificación ha realizado performances/conciertos en el MOMA PS1. Compuso además dos bandas de sonido en el 2015: Pomegranates, basado en una investigación-remake no oficial de la banda original de El Color de la Granada (Sayat Nova), potente experiencia visual de Sergei Parajanov, de 1969; y Dheepan, drama francés de Jacques Audiard, con la que este director obtiene la Palma de Oro en Cannes ese año.

Elogiado por las críticas de Pitchfork y de The Guardian en cada uno de sus lanzamientos, posee un sello  propio, Clown and Sunset, que es pensado como una usina productiva, en cruce con el cine y la tecnología.

Por estos días, Nicolás Jaar, hijo de uno de los artistas visuales más renombrados en los mercados contemporáneos, Nicolás está presentando una serie de conciertos en Latinoamérica. Así se presentará en Colombia, Chile y Uruguay, y nuevamente en Buenos Aires el 2 de febrero. Sirenas es su trabajo más reciente, en el que busca raíces chilenas, y él mismo define como el más explícitamente político. Es particularmente interesante el descentramiento cultural que este tipo de creadores provoca, tradicionlmente pensados como acomodaticios al mercado musical y ligados al consumo fácil de la industria del entretenimiento. Como explica el periódico La Tercera de Chile: “La carátula muestra una fotografía de Times Square en la que destaca un letrero de neón que proclama This is not America (“Esto no es América”) delante del contorno del mapa de Estados Unidos. Se trata de una antigua instalación de su padre, Alfredo Jaar, denominada A Logo for America. La imagen está acompañada por la leyenda Ya dijimos no, pero el sí está en todo. Estas palabras vienen de la letra de la canción No, el cuarto tema del álbum y una clara referencia al plebiscito de 1988 que sacó de La Moneda a Augusto Pinochet. Jaar sacó la idea de su última visita al país, cuando conoció el Museo de la Memoria y habló con familiares y amigos de la contingencia sociopolítica”.

Con ánimo de dar a conocer sus trabajos y compartirlos con nuestro público leedor cada día más extenso por los cuatro rincones del mundo, anotamos aquí los links de sus principales discos. Fundamentalmente además, porque el propio Jaar elige lanzar sus obras mediante canales como youtube.

Space Is Only Noise, de 2011:


Pomegranates, de 2015:

Sirenas, de 2016: