Las libertades, Pablo Iglesias

0
0

En el jardín: langostinos, ostras, tragos de importación, música electrónica y una pileta enorme. En el sótano: cuatro personas y una puerta atrancada. Cuatro reclusos y una improvisada celda en la que tendrán que enfrentarse a sus miedos, sus sueños y sus deseos más ocultos mientras consiguen lo que quieren: la libertad. Porque está claro que lo que busca la humanidad es ser libre. ¿O no?

- Publicidad -

Esto es lo que nos propone Pablo Iglesias en su última obra: Las libertades; un relato concebido en clave de humor que recorre temas como las diferencias sociales, los prejuicios de género, la homosexualidad o la pérdida de identidad en esa búsqueda de libertad que todo individuo se debería plantear en su vida. Un espectáculo que terminó su primera temporada en el acogedor escenario del Buenavía Teatro Estudio y con el que Iglesias vuelve a demostrar su buen hacer. Y es que no debe ser casualidad que este actor, director, dramaturgo y docente tenga ya en su haber más de diez obras estrenadas además de varios galardones como dramaturgo.

En esta ocasión, Iglesias nos ofrece una historia en la que fusiona comedia y drama gracias a unas fantásticas actuaciones que prueban la versatilidad de su elenco, capaz de alternar el humor descarado de plena actualidad con la rotundidad poética de algunos textos de Carlos Fuentes o con la interpretación vocal y física de temas musicales como “Redemption song”, de Bob Marley, o “Un velero llamado libertad”, de José Luis Perales. En escena, poco más es preciso: un sencillo diseño de iluminación y algunos elementos escenográficos, apenas una escoba, una pala y una guitarra; sirven para construir este interesante espectáculo.

Las libertades, de Pablo Iglesias, una obra que demuestra que la reflexión y el humor pueden ir de la mano sin necesidad de grandes ornamentos, y que plantea la libertad como una responsabilidad a la que los hombres le tienen miedo. Y usted qué ¿se atreve a ser libre?

FICHA TÉCNICO ARTÍSTICA

Elenco: Nadia Albarracín, Martín Ferreyra, Pablo Iglesias y Santiago Zuccardi; Diseño de vestuario: Grupo Buenavía; Diseño de luces: Martín Palladino; Diseño gráfico: Inés Iticovici; Producción ejecutiva: Mara Teit; Asistente de dirección: Leandro Soto; Dramaturgia: Pablo Iglesias en colaboración con el grupo; Dirección: Pablo Iglesias; Duración: 70 minutos