La serie Westworld

0
0

La teoría del caos

- Publicidad -

westworld (1)

El multifacético y exitoso Michael Crichton en el año 1973 estrena como director el film Westworld. Si bien no fue el éxito esperado, la historia era el germen del mayor éxito literario y comercial de Crichton: Jurassic Park,  ambas trataban sobre un parque de diversiones muy diferentes a los conocidos, uno enteramente de robots y otro de viejos animales prehistóricos clonados genéticamente. En ambos casos el lema lo que puede salir mal saldrá mal se cumple y los humanos terminan siendo víctimas de sus propias creaciones remitiendo directamente al clásico de Mary Shelley Frankenstein.

En ambas historias, pequeñas variaciones en el plan inicial pueden implicar catástrofes: el corte de luz en ambos parques libera tanto a robots  como a dinosaurios clonados y eso desata una carnicería.   Westworld, la serie,  rescata aquella historia de los 70’ y la recicla con los imaginarios de la época tanto en el lenguaje del mundo digital como sobre la Industria del ocio que intenta competir en adrenalina con otros divertimentos non sanctos.31westworld-master768

La gente asiste a Westworld para hacer lo que no puede en su vida real, coger a mansalva, violar si lo desea,  asesinar, esclavizar, emborracharse por días y los más soft tener aventuras simples y excitantes dentro de las narrativas del lejano oeste. Observando los paraísos actuales (Tailandia, Haití, etc.) para turistas hard  podríamos decir que esta postulación de futuro de alguna manera llegó hace rato…

Por otro lado Westworld es toda una empresa con sus niveles y jerarquías donde el Rey y fundador es Anthony Hopkins como el oscuro y manipulador Dr. Robert Ford (¿alguna referencia a zar del auto?) guía de un conjunto de programadores / guionistas donde se destaca Bernard Lowe  (Jeffrey Wright) que arman y desarman historias para hacer más realista las historias del parque, que a su vez son controlados por  los representantes de los accionista como Charlotte Hale (Tessa Thompson) y  Theresa Cullen (Sidse Babett Knudsen).

hopkinsPero el centro del relato es la rebelión de las maquinas símil humanos que lentamente van tomando conciencia de lo que son y de cómo (a manera de esclavos) son maltratados por los humanos,  que son reseteados regularmente para no cargar con tanto sufrimiento en sus memorias.

Dolores Abernathy (una brillante Evan Rachel Wood) es uno de los anfitriones, terminología que se usa para indicar que es un personaje central en las narrativas del parque y cuyo carácter oscila entre ser una bella y angelical mujer a una impredecible maquina asesina.

Evan Rachel Wood como Dolores Abernathy.Ese desperter de la conciencia también se produce en otro de los anfitriones como Maeve Millay (una creíble y emocional Thandie Newton) que comanda a las prostitutas del bar del pueblo que entiende que debe reprogramarse para ser libre.

La programación de los anfitriones tiene niveles acceso como los círculos del infierno de Dante y donde Hopkins se debate con un fantasma llamado Arnold que fue su socio/programador del parque y que desapareció en el momento mismo de su inauguración.

Entre ambos mundos se encuentra Ed Harris como un pistolero sádico (muy parecido estéticamente al personaje de Yul Brinner en la original de los 70’) que se pasea como un turista eterno por el parque buscando el laberinto, tal vez la clave de la programación de todo el parque o algo más…

asimov-entrevista1

Isaac Asimov y Philipp Dick

Las claves de la programación parecen haber sido escrita por Isaac Asimov, pionero en la ficción especulativa que en novelas como Yo Robot planteaba las leyes de la robótica para la convivencia pacífica entre los humanos y las maquinas y  lo que podía suceder si esa leyes no se respetan.

También recorres por la serie los planteos de Philip K Dick  que en novelas como ¿Sueñan los androides con Ovejas electrónicas?  Ya anticipaba el uso militar y sexual de los seres clonados y su posterior toma de conciencia y búsqueda del creador.
220px-Philip_k_dick_drawingTambién por el uso del test de Turing como se puede ver reiteradamente en las preguntas que los programadores le realzan a los robots en la serie:

-¿Sabes dónde estás?

– Estoy en un sueño.

– Dime. ¿Sabes lo que significa este sueño?

 

¿Qué es humano? ¿Qué es real?

Estos planteos de Philip K Dick  estructuran toda la serie y también algunos  films de la familia Nolan como  Memento y Orígenes. Aquí Cristopher deja a Jonathan (junto a  Lisa Joy) asumir toda la responsabilidad con la asistencia del experimentado J. J. Abrams (el creador de la serie Lost)  a través de su productora Bad Robot (nunca más ubicua la denominación).

La serie también tiene los defectos de los Nolan como explicar en demasía, lo que hace a la tira por momentos lenta y tediosa y le quitan el ritmo necesario como ya sucedía en Interestelar o en El Origen.slice_inception_movie_poster_011

A favor la forma en que estructuran el personaje de Tom Ford mas allá de los tics cansinos de Hopkins (entre el sadismo del  Doctor Lecter del Silencio de los inocentes y la formalidad del mayordomo de Lo que queda del día)   como si fuera un borgeano bibliotecario / programador inventando y reinventando sus historias y conviviendo con sus propios personajes como lo hacía J.F. Sebastian en la genial (y citada en la serie) Blade Runner de Ridley Scott (que también tuvo en  Tony su hermano director ¿una coincidencia más con los Nolan  o será que todos los hermanos se sienten clones?) que a diferencia de Westworld  no se embrollaba con mostrar la constitución física  de los androides/clones.BladeRunner_100Pyxurz

El western en su origen, fue un género fundador de un imaginario de aventuras que fascinó a millones de espectador allá por los albores del cine ya que se establecía en una zona geográfica y moral limítrofe entre la civilización y la barbarie y entre la ley y su más radical ausencia. El parque de  Westworld deja al descubierto el lado menos ingenuo de ese mundo,  esa visión de Crichton en los 70’ es también una revisión de esas oscuras ficciones que movilizan y muestran las más oscuras pulsiones del ser humano.

Esperamos más sorpresas, menos explicaciones y más giros inteligentes para las 2da temporada. ¿Será mucho pedir?

logo