#DosierPhilipRoth: su literatura

0
0

Philip Roth (Newark, 1933) es un escritor estadounidense, uno de los más brillantes representantes de la llamada escuela judía neoyorquina. Estudió lengua inglesa y literatura, fue crítico de cine durante un tiempo y ejerció como profesor de escritura creativa en diferentes instituciones. Desde 1970 es miembro de la American Academy. En el 2012, recibió el Premio Príncipe de Asturias, uno entre varios de los recibidos a lo largo de su carrera.

Dentro de su extensa producción literaria, podemos citar Goodbye Columbus (1959) y, sobre todo, El lamento de Portnoy (1969). Con posterioridad publicó un violento ataque contra Nixon (Nuestra banda, 1971), y las novelas La gran novela americana (1973), Mi vida de hombre (1974), El escritor fantasma (1979), La liberación de Zuckerman (1981), La lección de anatomía (1983), La orgía de Praga (1985), Operación Shylock (1993, premio PEN- Faulkner 1993), El teatro de Sabbath (1997) y Pastoral americana (1997, premio Pulitzer 1998).

Muchas de sus obras reflejan los problemas de asimilación e identidad de los judíos de Estados Unidos, lo cual lo vincula con otros autores estadounidenses como Saul Bellow (Premio Nobel en 1976) o Bernard Malamud.

Gran parte de la obra de Roth explora la naturaleza del deseo sexual y la autocomprensión. Su ficción se caracteriza por el monólogo íntimo, pronunciado con un sentido de humor rebelde y la energía histérica a veces asociada con el héroe y narrador de El lamento de Portnoy.

Al referirse a sus personajes, el mismo Roth afirma: “Mi tema es el drama de los hombres tenaces y vitales, con sus peculiaridades, quienes no se encuentran sumidos en la debilidad ni están hechos de piedra y que, casi inevitablemente, se inclinaron y viven entre una difusa moral, indeterminación entre la culpabilidad real y la imaginaria, lealtades en conflicto, deseos urgentes, anhelos incontrolables, amores irrealizables, pasiones culpables, trances eróticos, rabia, auto-división, traiciones, pérdidas drásticas, vestigios de la inocencia, amarguras, enredos lunáticos, errores de juicio con consecuencias, abrumados, con dolores prolongados, falsas acusaciones, luchas sin tregua, enfermedades, agotamiento, distanciamiento, desapego, envejecimiento, muerte y, en repetidas ocasiones, el daño inevitable, el golpe rudo de la terrible sorpresa, que los vuelve irremediablemente aturdidos por la vida y que no tienen cómo defenderse, incluyendo especialmente la historia: lo imprevisto que constantemente se repite”.

Al margen de ficción, Roth ha escrito libros de memorias, como The facts: A novelist’s autobiography (1988) y Patrimonio: una historia verdadera (1991); ensayos como Reading Myself and Others (1974) y una colección de entrevistas en El oficio: un escritor, sus colegas y sus obras (2001).

Sus últimos trabajos editados en español son Elegía (2006); Indignación (2008), una novela ambientada en los años 50 con el protagonismo central de un joven judío; La Humillación (2009) y Némesis (2011), libro centrado en una epidemia de polio que asola Nueva Jersey.

En una de sus últimas entrevistas, Roth afirma que cuando decidió dejar de escribir, se sentó a releer los treinta y un libros que había publicado entre 1959 y 2010. Y agrega: “Al terminar, mi conclusión hace eco de las palabras pronunciadas por uno de mis héroes del boxeo estadounidense, Joe Louis. Fue campeón mundial de peso pesado desde que yo tenía 4 años hasta mis 16. Había nacido en el Sur profundo, era un niño negro pobre y sin educación, quien durante la gloria de sus doce años invicto, defendiendo su campeonato un asombroso número de veintiséis veces, se impuso un pacto de silencio. Luego, cuando se le preguntó sobre su retiro después de una larga carrera, Joe dulcemente lo resumió en solo nueve palabras: Hice lo mejor que pude con lo que tenía”.