Pessoa / Lisboa

0
0

Fernando Pessoa sigue siendo uno de los escritores más populares del siglo XX. Figura errática, el que escribía con 6 heterónimos (alter egos que comportaban voces lírico narrativas totalmente propias e identificables), tiene ahora una exposición, siguiendo la tendencia de muchos museos contemporáneos de realizar muestras de escritores. Al respecto, muchas han sido muy potentes; solo a modo de ejemplo, menciono Constelaciones, retrospectiva de la obra de Walter Benjamin vivida en el Museo Gabriela Mistral, de Santiago de Chile, que puede ser un buen antecedente para esta que estamos reseñando de Pessoa, en ambas hay una puesta online de sus respectivos corpus de obra.

El Atlas online de Pessoa, también integra el propyecto de la muestra que nos ocupa, encarada desde el Círculo de Bellas Artes de Madrid. Lo reseñamos en otra nota, que ha llegado a ser, en lo que va de diciembre de 2016, una de las notas más leídas.

Todo este mes Pessoa, tomado como un motivo en sí mismo, parece marcar esta tendencia museística que mencionamos, donde, uno de los rasgos clave es la construcción de una curaduría integral y múltiple desde las artes en cruce. Así, a la literatura se suma la imagen visual, el cine, el teatro y la historia, que colaboran a armar un relato vibrante.

Aquí un folleto multimedia de la muestra:

En este marco, desde el cine, el Círculo propone: “… cuatro películas lisboetas que pueden ponerse en relación directa o indirecta con el mundo mental del escritor”, selecionadas según criterio curatorial propio, entre las que se cuentan: Recuerdos de la casa amarilla (Recordações da Casa Amarela, João César Monteiro, Portugal,1989, 122 min.), Palabra y utopía (Palavra e utopia, Manoel de Oliveira, Portugal/Brasil/España/Italia/Francia, 2000, 130 min.), Singularidades de una chica rubia (Singularidades de uma rapariga loura, Manoel de Oliveira, Portugal / España / Francia, 2009, 64 min.); Misterios de Lisboa (Raoul Ruiz, Portugal/Francia, 2010, 121 min).

Como propuesta teatral, se exhibe Oda marítima en versión escénica, poema del heterónimo Álvaro de Campos, que ya tiene cien años escrito. Acudiendo al texto del propio Círculo: “Más que un texto dramático —carece de personajes o acción —, es una suerte de delirio verbal, literariamente estructurado, con una estética intensa, rítmica y exacta”. Cuenta con interpretación de Diogo infante, dirección de Natália Luiza y música de João Gil.

Lo que queda planteado en la exposición Pessoa/Lisboa es la relación particular que un poeta adquiere con su entorno urbano, y en ese sentido, al ser espacio, es visible, y es más, es profundamente visual. Como dicen los propios textos de este proyecto: “La relación de Fernando Pessoa con la ciudad de Lisboa es un verdadero emblema dentro de la literatura universal en lo referente a la teatralización del proceso de escritura, y al modo en que el habitar los lugares de un autor se halla reflejado en su propia obra”.

Pessoa/Lisboa
Círculo de Bellas Artes de Madrid. Sala Minerva. Alcalá, 42.
Curaduría: Alberto Ruíz de Samaniego y José Manuel Mouriño
Hasta el 5 de marzo de 2017