El disco de Poincaré, Claudio García Fanlo

0
1

El disco de Poincaré es la segunda novela de una trilogía que comenzó el año pasado con La casa hiperbólica. En ambas, Claudio García Fanlo combina dosis precisas de Howard Philips Lovecraft y Jorge Luis Borges, pero con una mirada propia y un estilo muy personal.

Cuando abro un libro, no puedo evitar leer primero el prólogo. En este caso, Carlos Abraham –en un texto impecable? hace referencia a algunos hallazgos de la novela, entre ellos, la ubicación de la historia en Buenos Aires, lo que hace verosímil la presencia de elementos lovecraftianos.

Sin dudas, uno de los méritos de este libro es la intertextualidad en varios sentidos. En principio, Borges está presente en más de una manera. Son reconocibles las típicas características del narrador borgeano: la omnisciencia, el gusto por la argumentación y las conjeturas, y el uso de las enumeraciones. En esto, sin embargo, no se ve una simple imitación, sino un homenaje y un reflejo de las lecturas de García Fanlo.

También hay un recuerdo del cuento “Berenice” de Edgar Allan Poe y un cruce de distintos discursos: el de la psiquiatría y el de la computación. Lo interesante de esto es ver cómo estas referencias se van relacionando con la trama central. Así, todo lo que al principio puede parecer accesorio termina resultando funcional a la historia.

Por supuesto, El disco de Poincaré es heredero de los motivos a los que estamos acostumbrados los lectores de Lovecraft: los monstruos de otros mundos, lo hiperbólico, la locura, la atmósfera opresiva, pero como también señala Abraham, hay “un abordaje original del mundo y de las obsesiones del autor de Providence”.

Otros temas le dan a la novela un toque muy personal que excede el universo de Lovecraft: el par olvido/recuerdo en los protagonistas Orestes y Victoria; y el amor o, al menos, una visión particular de este: “El amor, como la locura, es una inconsistencia del entendimiento”. Es que en esta historia fantástica, hay una dimensión humana y existencial de todos los personajes que, a su vez, se relaciona con una búsqueda de la identidad y del otro en medio de la locura de la que todos participamos.

Habrá que esperar el cierre de esta saga en la que quizás se develen algunos misterios que quedaron inconclusos en El disco de Poincaré. Por ahora, recibimos este libro y lo que propone porque, como dice el epígrafe a la segunda parte: “Fácilmente aceptamos la realidad, acaso porque intuimos que nada es real”.

Ficha técnica

El disco de Poincaré, Claudio García Fanlo, Oráculo Ediciones, 2016, 136 págs.