#MDQFEST 2016 Cuatreros de Albertina Carri

0
0

El sonido y la furia

Museo de la Novela de la Eterna es una novela experimental escrita por Macedonio macedonioFernández que la empezó a diseñar en 1925 y trabajó en ella toda su vida. Fue publicada de manera póstuma en 1967, 15 años después de su muerte. Intentemos decir, aunque sea en forma provisoria, que no se trata de una novela dado que cuenta con cincuenta prólogos previos al texto “central” principal de la novela, que como corpus es francamente menor.

Un procedimiento similar utiliza Rodolfo Walsh en su cuento Nota al Pie donde el texto central empieza a perder espacio a medida que la nota al pie va tomando más y más densidad ocupando casi toda la página.

walshDesde esa tradición y desde esos procedimientos se puede leer el último (¿film?) trabajo de Albertina Carri, Cuatreros. La intención primaria era documentar la épica de los Velázquez, unos hermanos correntinos que vivieron y trabajaron en el Chaco, que mantuvieron en vilo a las autoridades del lugar combatiendo con fuego las injusticias locales.

Esa intención (que funciona como los prólogos interminables de Macedonio) se repite indefinidamente sin que tengamos ni un segundo de ese postulado film y entre medio de esos prólogos hay toda una acumulación de imágenes y discursos (es más que una voz en off) que barrocamente saturan al espectador de información de todo tipo.velazquez carri

Diálogos con Lita Stantic (su amiga y productora) con Fernando Peña (especialista en encontrar gemas antiguas en filmotecas exóticas) con su esposa, monólogos y diarios sobre su maternidad, su padre desaparecido el sociólogo Roberto Carri quién además escribió un libro sobre estos rebeldes primitivos, de Pablo Szir que hizo una película (inhallable) sobre estos bandidos rurales.

 

Pero ¿esto es un film?

Pregunta que carece de toda importancia, toda etiqueta sirve para vender amablemente un producto y este film de Albertina Carri es invendible así que preocupémonos de otra cosa.

La cantidad de pantallas simultáneas hacen de esta película un film imposible, es como un significante en forma de extraño pez de agua que pasa entre nuestros ojos sin que podamos asirlo, anclarlo, entenderlo.  nuevas cuatreros 01

Ensayo magistral donde al análisis político se suman los recuerdos y la marca de unos padres que ya no están. Una Road Movie imaginaria porque esa voz que narra/informa pero no muestra. No hay una sola escena de autoría propia, lo propio es el montaje donde el concepto de autor estalla frente a nuestros ojos.

Los documentales que se muestran en las múltiples pantallas intervienen a modo de collage con lo que se narra, la guerra de Vietnam a través del fílmico conservado por la filmoteca cubana estremecen y las propagandas e informativos de la tv argentina de los 60’ y 70’ discuten acaloradamente con  la firmeza de esa voz (con el tono con que Walsh podría escribir/decir esa mujer), es perlocutiva, quiere, demanda, acciona, inunda al espectador de rabia, esperanza, acción, convicción. Todo se
revoluciona por dentro.velazquez y su arma

Detrás de las huellas de Isidro Velázquez está toda una generación perdida, un mundo que un tiempo feroz se tragó. Quizás su maternidad le dicta una nueva esperanza, quizás ese Festival asterisco que nos llena a todos de orgullo le insufle una nueva fe.  Tal vez desde allí surgirá otro memorable antifilm de la señora Carri.

Como si fuera una enfermedad nueva, el bacilo Carri (¡que suene así de diabólico al de la homófona heroína de Brian De Palma!) me hace soñar una y otra vez con un tal Isidro que me invita a buscar en el impenetrable (¿la historia? ¿El tiempo perdido?) los valores que olvidamos por el camino, ese que al abandonarlo lo rellenaron de mierda los cínicos.

Carri filmando