#MDQ 2016: Nocturama

0
0

Día y Noche

Un grupo de jóvenes de los suburbios de París preparan algo que si bien no se explicita en el primer cuarto del film, sabemos que es algo que cambiará la vida de todos ellos. A contrapelo del título todo se hace de día, una estatua, unas oficinas de un banco, salas de un ministerio todo entra a incendiarse y a explotar. Cuando todo se vuelve explicito el recuerdo de los atentados en París sobreviene como una flecha, una angustia filosa, de esas que cortan invisiblemente las  gargantas de los espectadores.

¿Cómo puede ser que esos chicos, aún adolescentes, con la ternura en los ojos pueden hacer eso? ¿Saben lo que es matar y morir?

nocturama 4

Es difícil creer que las juventudes hayan cambiado tanto, en el pasado se luchaba contra el imperialismo y las guerras de medio oriente o simplemente contra el capitalismo pero hoy ¿por qué se lucha?

El realizador de joyas como L’Apollonide decide no explicar nada y lo bien que hace, necesita que esa interrogación atraviese al espectador en toda esa primera mitad diurna del film.  

Según el director la idea del film lo perseguía desde hace años y su filmación se produjo antes de los ataques a la revista Charlie Hebdo pero lo que sucedió afecta la manera en que visionamos Nocturama.

Elephant de Gus Van Sant estaba hecho de ex profeso después de la  matanza ocurrida en el Instituto de Columbine, era, a su manera, un intento de conquistar un sentido a la sangría.nocturama 3

Sin embargo el film apela a otra cinta con el mismo nombre, el corto de Alan Clarke, Elephant (https://vimeo.com/155238097), donde los suicidas/asesinos deambulan sin decir una palabra pero con una energía corporal que nos indica que algo terrible va a suceder.

En su mitad nocturna (que parece darle sentido al título aunque el director indica que lo tomo prestado de un CD Punk/Dark meloso y sentimental de la banda Nick Cave And The Bad Seeds del mismo nombre) todo es distinto, más predecible, como si la dinámica del film también se encerrara en ese Shopping céntrico en donde se esconde la banda.

En el Shopping todo queda a la vista, una juventud lejos del consumo que se publicita busca una forma de acceder a la consideración, se vuelve visible a fuerza de bombas e incendios. No quiere cambiar el mundo quiere pertenecer aún más de los que este propone.

nocturama 2

Nocturama tiene ese toque demencial de las novelas de Bret Easton Ellis, el autor de American Pyscho y Glamourama construye a sus asesinos y terroristas lejos del altruismo de antaño y llegan al asesinato por una necesidad compulsiva de consumo y  por la obsesión patológica por las celebridades.

Nocturama son dos films,  uno de día y otro de noche, como las dos caras de una moneda que brilla como los ojos de esos jóvenes que finalmente han salido del anonimato casi cómo el viejo Nerón que ingresó definitivamente en la historia incendiando Roma.