Marilyn Minter, Pretty/Dirty en el Brooklyn Museum

0
0

El Brooklyn Museum es un museo que se ha vuelto imperdible en cada viaje a Nueva York. Enorme y muy comprometido con las causas por los derechos y la inclusión, alberga en forma permanente The Dinner (El Banquete) de Judy Chicago, así como otras obras con contenidos de género,  dentro del Centro de Arte Feminista Elizabeth Sackler que lleva ya 10 años de actividad.

Hasta el mes de abril de 2017 se puede ver la primera muestra retrospectiva de Marilyn Minter, notable en tanto que se despliega por los bordes de las construcciones de género, indagando en  lo femenino desde un lugar agudo, crítico, sexualmente explícito y adulto. Tanto, que se advierte al público de estos contenidos.

 

En su primer retrospectiva Pretty/Dirty lo que es decir, Bonita/Sucia, la sensual obra pictórica, fotográfica y en video de Minter explora emociones contradictorias acerca de la belleza y el cuerpo femenino en la cultura de los EU. Se pregunta por el poder del deseo y lo encara con un ojo crítico, indagando en la comercialización que se hace del cuerpo, de la sexualidad.

La muestra comienza con la obra de 1969 hasta 1986, y continúa con los trabajos de los 80 y los 90 en los que examina visualmente el placer visceral que producen las representaciones de comida y sexo.

 

100 Food Porn (100 Comidas Porno)

Veinte años antes del auge de la cultura de la comida, la obra de Minter, 100 Food Porn (100 Comidas Porno) dedujo conexiones entre el trabajo de la preparación de los platos –pelar, devanar, extraer, cortar- y la actividad sexual. Las pinturas toman su impronta del lenguaje del chorreado y manchado conocido en el trabajo de los expresionistas abstractos, como lo fue Jackson Pollock y también amplían las implicancias sexuales de los desplazamientos de fluídos en capturas de primeros planos de las manos en las acciones domésticas. Lo mismo en cuanto a los videos con los colores, labios, manos y fluídos gelatinosos entre los que emergen bocas coloridas y vistosas, cautivantes.

100 Food Porn #9, 1989–90 Hort Family Collection
100 Food Porn #9, 1989–90 Hort Family Collection

La obra que encabeza la muestra, Blue Poles, esmalte sobre metal, fue pintada en una época  previa al dominio del photoshop en la industria de la moda.  Laobra hace zoom destacando la realidad corporal de la modelo: folículos pilosos, cejas crecidas en forma despareja, pecas… y un grano maduro. Los ojos cargados de maquillaje azul y la firma de la artista esta en las capas de esmalte que denotan crispados detalles del paisaje abstracto en que convierte la  imagen. El título es una alusión a la obra de Jackson Pollock Numero 11, 1952, conocida como Blue Poles, pintura abstracta expresionista en la que las manchas que se explayan sobre la tela se alinean como bastones verticales.

La exhibición culmina en la investigación que al día de hoy la artista continúa sobre cómo la industria de la belleza manipula el deseo por medio de la imagen.

Ilustra la nota: Blue Poles, 2007. 152,4 cm x 182,9 cm.  Colección privada, Suiza.