Diane Arbus y Kerry James Marshall en el Met Breuer

0
0

Durante noviembre, el mes de las elecciones, y mientras Donald Trump se iba convirtiendo en presidente, los museos de New York no dudaban en manifestarse opositores. Tal vez no abiertamente, pero para nuestros ojos se hacía evidente que las salas de los museos y galerías más importantes estaban dedicadas a artistas mujeres, feministas y/o  afro americanxs, con fuertes contenidos de género y política inclusiva. Discurso logrado. N.Y. votaba Hillary.

De los grandes monstruos de la cultura y del sistema… comencemos por el Met, en su nueva sede de Madison Ave: El Met Breuer (edificio que hasta el año pasado albergaba al Whitney, museo de arte de EU, que se mudó a Chelsea) y que hoy exhibe los fundamentales y señeros trabajos tempranos de Diane Arbus y las obras maravillosas, socialmente comprometidas,  de Kerry James Marshall.

Claramente el museo hoy hace visible lo que la sociedad ha tratado de invisibilizar y Trump amenza con oscurecer.

Nos dirigimos a la sala que alberga la oba de Diane Arbus, fotógrafa, una de las artistas del siglo XX más comprometidas socialmente. La muestra se centra en los primeros 7 años de su carrera, de 1956 a 1962, período en el que desarrolló el estilo que la caracterizaría y que hoy comprende lo queer. O cuir.

IMG_5364

Sus imágenes ya conocidas son absolutamente inéditas para la época y muchas de estas que están en exhibición,  no se han mostrado anteriormente ya que el museo las ha adquirido en el año 2007.

IMG_5366

En cuanto a Kerry James Marshall nacido en 1955, la muestra consta de 80 obras y es la mayor exhibición que ha tenido jamás. Se la puede ver hasta fines de enero.

Sus obras desafían el estereotipo de la representación que se ha venido haciendo de la vida en sociedad de los afro – americanos, o negros y reafirma el lugar de la figura negra dentro del canon de la pintura occidental. La narrativa histórica, el paisaje y la pintura de género están presentes sin perder la orientación social en su denuncia y lo que hace a la vida propia de la gente negra en EU.

IMG_5356

Podemos considerar a Marshall un cronista inspirado e imaginativo de la experiencia de vida afro americana. Sus pinturas narrativas en gran escala presentan como protagonistas de la escena figuras desafiantes y  asertivas en su negritud mientras que para el sistema resultaban totalmente invisibles en los años de referencia.

La exploración artística de Marshall cubre un amplio período, que va desde el Renacimiento hasta la abstracción del siglo pasado. Su obra también alcanza formas vernáculas como la tradición muralista y el comic para señalar y corregir en sus propias palabras : “la aspiradora del banco de imagen” y para hacer visible lo invisible.

IMG_5344

Como espectadora, su obra aparece  monumental, operística, dramática y escenográfica. Inclusiva, enorme y colorida, ofrece al visitante la posibilidad de entrar en el relato visual y conocerlo desde adentro. Hermosura. Y citando a un crítico de la revista New York, acerca de su autoretrato que vemos a continuación, “…es la representación del espíritu, del sí mismo, del empuje, el deseo y la ambición que le enseño a Marshall cómo pintar”.