#MDQFEST 2016 El auge de lo humano

0
0

COMPETENCIA LATINOAMERICANA – Premio especial del Jurado

Si bien despareja y algo excesiva en minutos algo especial tiene El auge del humano no solo porque habla el lenguaje de una juventud pobre pero conectada sino porque logra captar que lo universal en este mundo no es una lengua ni la ropa ni las drogas, ni la música sino la imagen.

Pero la imagen no solo de lo que creemos ser y de lo que nos muestra una  selfie  sino de lo que en verdad somos, seres aprisionados en una pantalla que viven a través de una imagen falsa de sí. Y no importa que esta sea por medios tecnológicos o por medios más rudimentarios, el ser joven es esa esencia de la imagen enlatada para consumo masivo.Auge2

Sin embargo detrás y debajo de esa hiperconectividad se produce lo que llamamos mundo humano, donde la subsistencia humana radicada en un mal empleo para una vida escasa. Una Colmena mundial donde solo trabajan las obreras como esas que retrata ese  hormiguero cableado de fibra óptica.

Globalidad, palabra que condensa nuestros males pero también nuestros sueños,  auge del humano  lo muestra sin estridencias, sin discursos, donde los que hablan relatan cómo viven y que hacen, donde lo sexual (reducida a lo fálico) es un juego desprovisto de pasión y no tener celular es como estar en las cavernas o en Filipinas, tierra donde recala la ultima de tres partes (comenzando por los suburbios argentinos y los barrios pobres de Mozambique) donde la selva, el agua y los montes representan a la otrora naturaleza “salvadora”, transformada en el basurero del consumo del mundo. Fin de los paraísos.

La ópera prima del argentino Eduardo Williams compone una cámara en tiempo presente que no aspira o nos vislumbra un futuro. Esa cámara-presente persigue a miles de jóvenes pobres por el mundo sin estigmatizarlos y sin bajar línea con la  única utopía posible de la imagen propia multiplicada en  millones de pantallas en el mundo y con millones de likes.

el_auge_del_humano 2