#MDQFEST 2016: dos películas rumanas

0
0

COMPETENCIA INTERNACIONAL – ASTOR DE PLATA AL MEJOR DIRECTOR

En los últimos años no hay festival de cine que no tenga una o dos películas rumanas de gran calidad. Exponentes como Corneliu Porumboiu (El tesoro) Radu Muntean (El vecino) y Cristian Mungiu (Cuatro meses, tres semanas y dos días, 2007), pero Cristi Pui fue uno de los primeros en despuntar con esa maravilla llamada La muerte del señor Lazarescu (2005). Radu Jude es uno de los menos conocidos pero también talentoso que acaba de ganar el Astor de Plata al mejor director en la competencia Internacional.

Scarred Hearts  de Radu Jude

Radu-Jude-ws

Hay un fuerte vínculo entre el arte y la enfermedad, no solo por aquél concepto psicoanalítico de sublimación sino porque hay algo oscuro en la creación que se cataliza con el sufrimiento y no solo pensaban así los románticos sino escuchen estas palabras del gran escritor Roberto Bolaño: la literatura es otra forma de padecimiento tan letal como una insuficiencia hepática, de suerte que de la unión de ambos sumandos resulta un pleonasmo.

El escritor Max Blecher escribe sobre esta relación en su autobiografía Corazones cicatrizados. Al detectársele un problema en la columna sus padres burgueses internan al poeta en una clínica frente al mar para gente adinerada.

Radu Jude en su film Scarred Hearts  es una adaptación con algunos cambio como por ejemplo Jude reemplaza a Blecher por Emnauel,  que sin tantos pergaminos como el anterior se siente un gran poeta y soporta su convalecencia  leyendo mucho, escribiendo poco y tratando de llevarse a la cama (si su yeso se lo permite) a toda mujer que llegue al lugar. Los enfermos logran un marco de pertenencia muy fuerte como si fuera aquella tribu urbana de “Accidentados” que describiera J. G. Ballard en Crash pero con el tratamiento clásico que puede tener La Montaña Mágica de Thomas Mann.scarred_heartsphoto

El resultado es un film clásico con una gran fotografía, que nunca llega a ser ni pesado ni trágico gracias al equilibro con que está  tratado el tema donde nada parece ser muy dramático ni siquiera la propia muerte.

Si bien el personaje de Emanuel (Lucian Rus, único presente del film en el festival) esta munido de un histrionismo a veces desmedido soporta el peso narrativo sobre el que pivotea este bello film con un metraje algo excesivo.

Sieranevada de Cristi Puiu

Imaginen si alguien hubiera podido vincular al Ulises de Joyce con nuestro film Esperando la Carroza, usted dirá que eso es imposible con dos textos y dos tonos totalmente diferentes como de galaxias muy distantes entre sí . Yo les contestaría que Cristian Puiu lo hizo y se llama Sieranevada.cristianpiu

Una familia celebra una misa por el patriarca muerto hace un año, pero nadie a ciencia cierta hará un recogimiento pleno y saldrán a la luz todos los problemas que esa familia tiene plasmados de una manera levemente grotesca.

En tiempo real observamos desde el interior de esa casa como en cada cuarto se consume alguna acalorada y absurda discusión. En una, las mujeres (la viuda, la hermana y la hija) discuten por la muerte del socialismo y la restauración capitalista. En otros, los hombres (un médico, un profesor de matemática, un militar) se encargarán de todos los temas posibles desde los atentados a las Torres Gemelas hasta la situación política de Europa todo eso sazonado por niñas serbias ebrias (traída a la casa por una de las nietas del difunto) padres violentos que caen en la fiesta para pudrirla etc, etc, etc.sieranevada

Y entre todas esas interminables discusiones el tiempo pasa y el hambre acecha pero no pueden comer hasta que el cura de la Iglesia Ortodoxa (que nunca llega) se haga presente para realizar la misa y después hacer la comilona, en fin un despropósito de 177 minutos filmados magistralmente por el director rumano que escenifica una coreografía muy parecida a aquella de Woody Allen en los encuentros familiares de Hanna y sus Hermanas.

La cámara puesta en el hall central de ese viejo y reducido departamento parece marearse y marearnos en ese vertiginoso movimiento de abrir y cerrar puertas, de abrir y dilatar ad eternum todas las situaciones conflictivas.

Uno cosmos reducido a unos pocos metros que sintetiza la situación actual de Rumania y Europa. Un big bang tragicómico y prodigioso.

Sieranevada-Cannes