Lo cotidiano en clave poética, entrevista a Virginia Ravenna

0
0

Hoy a las 21 se estrena Extraña vecindad, creada, dirigida e interpretada por Virginia Ravenna y Sandro Nunziata –Sandro, además, es el escenógrafo?. La obra une tango, danza y acrobacia, disciplinas que, en palabras de Virginia, les sirven a ambos “para construir un discurso. Las tres se unen, además, en el uso del movimiento, del cuerpo”. 

En un espacio reducido, un hombre y una mujer conviven y se sumergen en acciones domésticas de una manera particular. La obra, además, trabaja con lo cotidiano, pero desde un acercamiento poético.

¿Cómo surge la idea para un espectáculo de danza?

La idea de la obra fue surgiendo porque veníamos trabajando desde hace tiempo juntos creando un método de enseñanza propio que prioriza la improvisación y lo sensitivo, y desde ahí abordamos nuestro baile, el abordaje de las herramientas técnicas desde lo sensible. A su vez somos una pareja en la “vida real” que convive, como los personajes de la obra, en un espacio reducido, y poblado de objetos. Como bailarines podemos sentir la danza que se manifiesta en lo cotidiano, por ejemplo cuando nos chocamos en la cocina. También veníamos trabajando con una compositora que adoramos, Carla Pugliese. Su música nos inspiró y antes de darle forma a la obra habíamos hecho varias improvisaciones a partir de ciertos temas que nos interesan, con su música grabada y con ella en vivo.

A partir de ahí a mí, me surgió la idea de armar un trabajo performático, en una casona de Chacarita, algo itinerante, en donde yo hacía un solo que dirigió Rhea Volij; tocaba en el patio Carla Pugliese trio y en otra sala del piso de arriba empezaba a nacer Extraña vecindad. La idea de hacer algo performático y corto fue idea que disparo muchísimo material que apareció rápidamente, y tomo cuerpo y consistencia. Nos encontramos en un espacio similar a nuestro hogar y a partir de improvisaciones en el espacio con la música de Carla, primero, empezó a nacer la obra que luego fue pidiendo otras músicas y otros climas, como María Cervantes, un clima cubano y alegre, y Libertango en la versión de Esteban Morgado, que también adoramos.

Trabajamos filmándonos y luego nos dirigíamos mirando las filmaciones. Lo que nació como un trabajo corto y performático fue creciendo hasta tener la entidad propia de lo que es hoy nuestra obra que dura una hora.

¿Cómo se logra la presentación de lo cotidiano como poético?

Lo cotidiano como poético creemos que fue la resultante de abordar las acciones cotidianas de una manera lúdica, en donde se ponen en juego diversas maneras de hacer las cosas, a veces absurdas. Mirando las filmaciones pudimos asociar el material con el pintor Chagall. O sea que trabajamos desde las imágenes también.

¿Qué ventajas tiene crear, dirigir e interpretar el propio espectáculo?

Las ventajas de asumir los tres roles que fue una decisión que tomamos; es que es una obra totalmente nuestra, con toda nuestra mirada puesta ahí y también la organización del tiempo para trabajar. Nosotros al ser una pareja vamos charlando, mirando los materiales, trayendo textos, temas en nuestra vida familiar, en los desayunos, antes de dormir y no solo en los espacios formales de ensayo. Tenemos muchos “ensayos de mesa”.

¿Cómo se dividen los roles entre ambos?

Creo que no nos dividimos, sino que cada uno opina desde su lugar y recorrido personal que son distintos, como las edades que tenemos, y vamos buscando qué es lo que queremos decir juntos y cada uno en su personaje. A veces en los ensayos además de filmarnos, uno sale de la escena y mira al otro en “su solo” y “toca el material”, propone, dice sobre lo que el otro hace.

¿Qué temas recorren la obra?

Puedo enumerar algunos de los temas que recorre la obra, pero espero que los espectadores nos devuelvan otros. Aborda el tema tan mundial y contemporáneo de las viviendas de espacio reducido, y podríamos abrir aquí un abanico de reflexiones, pero creo que en particular trae el tema del lugar que cada uno tiene y logra construir en convivencia con el otro. De ahí derivan otros temas: la pareja en convivencia, sus miradas diversas sobre las cosas, los temas que a cada uno le interesan o preocupan en diálogos, aparentemente inconexos por momentos; los rituales de la civilización, como tomarse un café abordado como forma que puede tener varios contenidos; el paso del tiempo; el hogar y aquí podría decir otra vez el hogar como el lugar de uno, el lugar de uno como aquello diverso diferente del otro, de los otros, que a veces inclusive no encaja con lo que todos hacen como “normal”.

¿Cómo se relacionan con los objetos elegidos?

La relación con los objetos, la mesa, las sillas las verduras etc., surge de las acciones cotidianas que realizamos, de las distintas maneras de realizarlas. Los objetos nos brindan un lenguaje de movimiento; a la vez hay un corrimiento de los usos habituales, lo absurdo se hace presente. Otro tema que abordamos con las acciones y los objetos son las acciones simultáneas.

Estreno para público y prensa: jueves 17 de noviembre, a las 21 h; Funciones: jueves 17, 24 de noviembre; 1 y 8 de diciembre a las 21; Teatro: Vera Vera; Dirección: Vera 108