#DOCBuenosAires 2016: El (im)posible olvido

0
0

Tardé tres años en aceptar que si quería hablar de mi falta de recuerdos tenía que estar del otro lado de la cámara. Andrés Habegger

el imposible 2

Norberto Armando Habegger fue un periodista y militante político peronista desparecido durante la última dictadura mientras estaba en Rio de Janeiro, fue víctima del Plan Cóndor, siniestra coordinación de las dictaduras en América del Sur para secuestrar, torturar y matar a todos los que se opusieran a sus respectivos gobiernos de facto.

Su hijo, el director de cine Andrés, intenta 38 años después una tarea (im)posible como indica su título, filmar una ausencia, partiendo de una premisa: no recuerda casi ningún momento que cartas, diarios, fotos, filmaciones y grabaciones testimonian el vinculo y sus momentos cotidianos y emotivos de la relación  padre e hijo.

imagen_final-385677116-largeTeniendo como uno de sus antecedentes el  excelente documental Imagen Final (2008) sobre el asesinato del periodista y camarógrafo argentino Leonardo Henrichsen en las calles del Chile de los últimos meses de Salvador Allende, El (im)posible olvido oficia como una continuidad en cuanto a proceso pero desde un lugar personal, intimo. Aquel meticuloso trabajo de investigación le sirve de molde para este documental que se impregna de una emoción que todo lo ocupa.

Este film en primera persona rastrea los pasos de su padre antes de ser secuestrado desde su último encuentro en el exilio de su madre y el director en México, pasando por el lugar donde lo capturan en Brasil y Buenos Aires, locaciones que son filmadas en la actualidad con una cámara super ocho como si se pudieran recuperar las imágenes del pasado filmando en el presente con un artefacto antiguo. Es como construir una niñez desde los recuerdos que se niegan a ser tales.

Otro artificio es visitar locaciones registradas en fotografías donde Andrés niño aparece junto a su padre y registrarlas  en la actualidad. Fotos del pasado insertadas en la actualidad, la construcción de un palimpsesto invertido.el cuaderno2 IO el cuaderno IO

Son mis palabras y son mis letras pero no recuerdo haberlas hecho dice Andrés del otro lado de la cámara cuando comenta esa escritura primera en sus cuadernos del ’78. El diario oficia como  bitácora en este viaje de reapropiación de una identidad, la escritura como técnica es parte de esta parafernalia vintage donde fotos, filmadora supero ocho y grabadores a casette  ayudan a vincular  una niñez y un pasado con un padre y un presente.

El (im)posible olvido, es un proyecto pro memoria, como conquistar un territorio que siendo nuestros se siente de otros, es una  operación que tiene la forma y el movimiento de un rompecabezas con bordes imantados que se juntan con la misma fuerza que se separan y sin embargo forman algo nuevo y algo que se puede llamar Pasado, como una condición de posibilidad para hablar de una Vida.  infancia clandestina

En los 70’ los hijos de los militantes que habían pasado a la clandestinidad eran permanentemente cambiados de escuelas, barrios, amistades y nombres, como bien lo muestra el film Infancia Clandestina de Benjamín Avila, estos chicos habían sido entrenados para ocultar quienes eran y en que andaban sus padres. Andres fue bautizado como Camilo pero a partir del paso a la clandestinidad se llamó Andres.

Hasta que llego al exilio en México Andrés sabía que mostrar su verdadero ser era peligroso, y tanto aprendió a ocultar que termino olvidando como solución final. Este film es una forma de superar aquel mandato familiar, aquel manual de sobrevivientes. Es salir de aquella emergencia fundacional de su niñez, una forma de volver a tener padre, un pasado y descubrir que la forma de recordar algo es filmarlo y filmar(se).

Si como dijera Ricardo Piglia La cultura de masas (o mejor sería decir la política de masas) es  una máquina de producir recuerdos falsos y experiencias impersonales, El (im)posible olvido es el lugar de la afirmación de la experiencia singular y primordial, de un pasado que aunque doloroso es nuestra marca ontológica, es signo de quienes somos, nuestra posibilidad de un futuro propio donde tenga sentido decir Este soy yo.  

imagen final

Hoy 20hs. cine Gaumont como cierre del Doc Buenos Aires 2016.