Marcela Canalis: el museo como espacio cultural público

0
0

Entrevistamos a Marcela Canalis, directora del Museo Provincial de Bellas Artes Dr. Pedro E. Martínez, de la ciudad de Paraná. Compartimos con nuestrxs leedorxs estas interesantes y fructíferas opiniones, que nos ayudan a pensar qué políticas públicas queremos sostener y desarrollar. Marcela posee una larga trayectoria como gestora de arte y cultura, desde sus comienzos en el área del cine, en la mítica escuela del Litoral fundada por Fernando Birri, en Santa Fe, y un largo desarrollo de procesos y proyectos en el campo de la exhibición de las artes.

El Museo Provincial, en esta nueva etapa que surge en el 2012, registra algunos datos contundentes: 40 mil visitas al año, de las cuales 70% son de escuelas, especialmente escuelas públicas, de barrios y localidades alejadas, registrando unas 500 visitas guiadas anuales.

Independientemente de esto, han tenido verdaderos récords de visitas, por ejemplo, 20 mil personas en 20 días, en el caso de la muestra de Joan Miró, o con la propuesta Goya-Dalí.

Ambas muestras internacionales fueron posibles gracias a la Fundación Tres Pinos. La de Joan Miró pertenece a coleccionista particular de Barcelona y contó con el respaldo de la Embajada de España. Y la exposición Goya-Dalí, estuvo en Buenos Aires, en el Museo Enrique Larreta, en el 2013.

WhatsApp Image 2016-10-24 at 09.10.54 (1)

 

KC: Lo primero que se me ocurre viendo este increible espacio, lleno de niños y niñas de educación pública recorriéndolo, es preguntarte si hay un punto de inflexión, desde otras maneras de pensar los museos en tu gestión…

MC: A ver, por ahí tendría que decirlo alguien más. Pero sí digo que esa fue la intención, y nos salió bien, siempre falta, pero sí, esa fue la decisión. Yo me hice cargo del Museo en 2012, en el mismo momento en el que se crea el Ministerio de Cultura y Comunicación en la provincia de Entre Ríos. Esto comienza en la gestión anterior, con la creación del Ministerio de Cultura Provincial, que fue unos meses antes de la creación del Ministerio de Cultura de la Nación, que encabezaba Teresa Parodi.

Digo esto porque haber elevado a rango de ministerio el ámbito de la cultura, nos dio a todos los actores, los gestores, a toda la gente que trabaja en la cultura de la provincia, otra plataforma desde dónde imaginar y empezar a organizar y planificarnos, y soñar. Porque entre otras cosas, tenemos más presupuesto. Y eso hace la diferencia. Pero el presupuesto solo no sirve, si no hay un eje de trabajo concreto, un diagnóstico de dónde estamos y adónde queremos estar, y cómo hacemos para lograrlo, si no nos proponemos cambios de paradigmas y seguimos haciendo lo mismo, obviamente que vamos a obtener los mismos resultados.

 

KC: Entonces el punto de inflexión quizás sea tener un Ministerio de Cultura, propicio para hacer despegar el campo de las artes de manera más específica y con mayores chances materiales… 

Sí, tener un Ministerio nos dió ese impulso, para, en el caso del Museo Provincial de Bellas Artes, empezar primero a cuestionarnos (y hablo en plural) porque si bien fue un trabajo mío personal inicialmente lo compartí enseguida con el equipo de trabajo para que esto sea socializado, no solo la info de lo que ibamos a hacer sino el enriquecimiento de eso que ibamos a hacer. Entonces empezamos a pensar nuestro museo como un espacio público de cultura, o como un espacio de cultura pública, la frase funciona de los dos modos.

Porque especialmente los museos, en los últimas décadas y a nivel mundial, están atravesando una crisis de su propia existencia, de la razón de ser, y en especial los museos de Bellas Artes. Lo que sucede y lo que ha sucedido históricamente es que han sido espacios donde la cultura hegemónica, y cuando digo la cultura no me refiero solo al arte si no a la ideología dominante en cada uno de los países o de las provincias donde existe un museo de arte, ha sido como decía el espacio para solaz de ese sector social, económico y sobre todo de ejercicio pleno de la sensación de pertenecer, el arte pertenece a la elite y la elite pertenece al arte, porque para recorrer una muestra hay que tener cierta formación. Esto ha sido una mentira que no fue casual, cuando se dice que los museos salen a buscar nuevos públicos, se utiliza un eufemismo perverso. Porque esos “nuevos” públicos siempre exisitieron, existió la vecinal, las escuelas en los barrios, las escuelas nocturnas, donde los chicos no pueden ir a los museos porque siempre están cerrados, no es que hay que salir a buscar nuevos públicos. Desde este tipo de instituciones tan tradicionales tan vinculadas a la cultura hegemónica, eran absolutamente programados dirigdos y gestionados de espaldas a estos públicos.

Lo primero que noté es que había que cambiar el paradigma, los museos de arte, sobre todo los de arte moderno, pero los de bellas artes también, que dependen de la esfera pública, no tenían una visión de inclusión a través del arte y la cultura. Porque trabajaban para los aartistas, para el ambiente, para el campo, internamente. No para el pueblo, y digo para el pueblo a propósito, porque me retan si digo “para la gente”, me dicen, decí “pueblo”, y tienen razón. Los museos no trabajaban para el pueblo, si no para los artístas ye l campo, que también son el pueblo, pero son un sector, pequeñito. Y eso te podés dar el lujo de hacerlo desde una galería de arte, o un museo privado, si querés hacerlo. Pero no desde una institución que este año cumplió 90 años, que está sostenida por la comunidad, por los impuestos que pagamos todos. Y por la decisión política de quién está al frente del gobierno provincial, en este caso, de que exista.

No puede ser solo para un sector, tiene que ser para todos. Y cuando empezamos a pensar en esto, empezamos a pensar que teníamos que trabajar con los artistas para la gente, y no tener solo un vernissage que dura un par de horas, con una copa en la mano, como un hecho social de las artes visuales, y que el mes que dura la muestra no viene nadie. Entonces nos planteamos cómo revertir esto, y dijimos: vamos a volver a traer a las escuelas, como era a fines de los 60 y comienzos de los 70, cuando yo era chica, y me llevaban a los museos. La primer obrqa de arte que yo ví fue un Juanito Laguna de Antonio Berni, en el Museo Municipal de Artes Visuales de Santa Fe, en el año 70. Nunca más me olvidé de eso, y eso quería para nuestros gurises de toda la provincia y de provincias vecinas.

WhatsApp Image 2016-10-24 at 09.13.11

 

KC ¿Como implementaron organizativamente esta nueva etapa?

MC: Tenemos una sala de exposición permanente, dedicada a la obra de Bernaldo de Quirós, pintor nacido en Entre Ríos, que incluye 22 piezas, la única muestra a nivel internacional que lo exhibe con tantas obras  la vez y de manera continua. Incluimos todas sus etapas y temas, hay obra realizada en Cerdeña, en Nueva York, en campos entrerrianos, en Francia.

Por otro lado, dos salas que están empezando a consolidarse como muestras de patrimonio se mi permanente, porque el museo tiene un acervo de un poco más de 1300 obras en las cinco discplinas clásicas: pintura, grabado, escultura, dibujo y cerámica, y que solo las mostramos en este tipo de propuestas. Para el 90 aniversario, la dedicamos a mostrar el patrimonio, rotando cada 6 u 8 meses el relato y las piezas.

Como estructura, pensamos un departamento de Educación potente, que tiene tres pilares: el programa de visitas guiadas, el otro es lo que tiene que con la Bilbioteca de Arte Gloria Montoya que funciona en el museo, y un programa de talleres, seminarios y capacitaciones, para artistas, especializada, pero también para público en general, que incluye desde encuentros multitudinarios con cien personas haciendo una pasada de serigrafía para estamparse una remera con la reproducción de una obra patrimonio del museo, hasta exquisiteces muy específicas para artistas con gente muy importante vinculada al arte contemporáneo. En esos dos rangos se desarrolla el programa de talleres del museo.

Pensamos la gestión del museo de manera integral. Armamos un equipo de trabajo horizontal, donde la información nos recorra a todos, donde todos podamos tener acceso al patrimonio, a la reserva, no hay más compartimentos estancos. Nosotros curamos nuestras muestras de patrimonio, la mayoría de las veces de manera colectiva. Nos sentamos todos en el piso en sala 1, la sala más grande del museo, con la obra, y discutimos. Todos somos todos, inclusive con la gente que está en el área de administración y maestranza. Todos están al tanto de lo que queremos lograr. Además de la gente de investigación y comunicación, además de los técnicos, participa todo el museo. Hacemos todo en equipo, encabeza por supuesto el Departamento de Investigación, a partir de una propuesta que elaboramos más o menos en esta época de octubre y noviembre, e Investigación propone diferentes entradas al Patrimonio, lo debatimos entre todos, y luego el trabajo específico si lo llevan adelante los técnicos, sí hay dos personas formadas en Artes Visuales, pero lo que es montaje y museografías, lo que va más allá del relato, la puesta en escena de lo que nosotros queremos decir del patrimonio se hace de manera colectiva y lúdica. Nos escuchamos, vemos cómo funcionan dos obras, cómo dialogan, qué pasa si las ponemos cómo, buscamos nuevos significados, y nos replanteamos todo el tiempo nuestro propio trabajo.

Es decir, la plataforma de nuestra gestión se apoya en pensar y definir el PARA QUIÉN Y PARA QUÉ TRABAJAMOS y después el CÓMO, el a TRAVÉS DE QUE (las muestras, la selección de propuestas, lo talleres, etc.). El eje de la gestión es sin dudas la inclusión y la democratización del derecho de acceso a los bienes culturales, porque nos pertenecen a todas y todos.

WhatsApp Image 2016-10-24 at 09.16.39

 

KC ¿Y cómo se sigue, cómo se sostiene?

MC: Es interesante, porque a ver, ¿cuál es el secreto de, no me gusta usar la palabra éxito, pero cuál es el camino que permite los mejores logros en materia de cultura? El camino es creer en los procesos y crear procesos y trabajar en procesos, pero sobre todo apostar al sostenimientos de decisiones en política cultural. Porque una decisión que se toma, si no se sostiene en el tiempo, luego de hacer una revisión crítica, de pensar en qué nos equivocamos, de evaluar lo que estuvo bueno y muy bueno, el resultado de las políticas culturales te lo da sostenerlas. No digo ninguna novedad, los procesos culturales son los más lentos, los más complejos, los díficiles, porque van haciendo identidad y cimentando la propia cultura. Esa síntesis se puede producir solamente con la perspectiva histórica, con el factor tiempo, si no no es posible.

Nosotros nos permitimos equivocarnos, nos permitimos reflexionar acerca de por qué la interpelación tiene que ser desde el museo a la comunidad cuando lo más interesante es lo que la comunidad le dice al museo, qué tiene para decirle, cómo lo percibe, siente qué hay algo que le pertenece aquí, y si no hay que trabajar para que suceda.

Intervención de la fachada noche de los museos 2015. Colectivo de arte textil
Intervención de la fachada noche de los museos 2015. Colectivo de arte textil

 

KC ¿Cuáles son las próximas propuestas para el 2017?

MC: El año que viene tendremos una novedad muy importante. Estamos dando los primeros pasos para mostrar el trabajo de instalaciones realizadas dentro de la provincia, instalación entrerriana. Además, un gran artista nuestro que amamos, Carlos Asiaín, va a curar una muestra con el género paisaje a partir de nuestro patrimonio, un tema que en la provincia nos atraviesa, como habitantes de este territorio, presente no solo en las artes visuales, si no en la poesía, la música y el teatro.

Queremos a arrancar el año con una muestra en marzo, como todos los años, dedicada a los Derechos Humanos, coordinada con el Centro Cultural Haroldo Conti. Tendremos una muestra sobre patrimonio investigada por nuestro equipo. Y además estamos trabajando para contar con Miguel Rep, que esperamos concretar, con una muestra y un mural, dando además charlas y alguna clínica con dibujantes.

Y planeamos una exposición muy querida, un cruce de dos artistas muy especiales para nosotros, entrerrianas ambas: Carola Albano y Gloria Montoya, que pertenecen ambas a la vanguardia en el Litoral.

Podés seguir las novedades del Museo Provincial de Bellas Artes de Paraná, desde su página de facebook: https://www.facebook.com/MuseodeBellasArtes