Sobre Maidan

0
0

El 13 de octubre se proyectó en el Xirgu Espacio Untref el film MAIDAN del realizador bielo-ruso SERGEI LOZNITSA…

El objetivo de la convocatoria ir calentando retinas ante la inminente llegada de una nueva edición (16ª) del ya clásico DOC Buenos Aires.
Con la sorpresa (siempre bienvenida) de una entrada y salida libre y gratuita y con la yapa del debate posterior a la proyección…(presentes: el realizador y productor cinematográfico y documentalista MARCELO CESPEDES, creador de la productora Cine-Ojo junto a la realizadora y docente universitaria CARMEN GUARINI fundadores y recreadores del DOC Buenos Aires…además contamos con la presencia y la palabra de EZEQUIEL CAZZOLA, responsable de la Maestría de Periodismo Documental de la UNTREF (Universidad Nacional de Tres de Febrero), quienes junto al Laboratorio Audiovisual de Investigación y Experimentación (LaIE), también de la UNTREF organizaron este encuentro-experiencia…)

Si me permiten un apartado, quiero destacar en este párrafo mi “rabbia” (renovada) por la casi nula asistencia de espectadores a experiencias de este nivel. No llegábamos ni a la media docena (incluyendo a las personas arriba mencionadas). Y nos preguntamos (una y otra vez)… ¿Qué pasa?.
Teniendo siempre en cuenta la cifra de estudiantes de cine (mayor a la totalidad de toda la Unión Europea (como dijera hace unos años en el ENERC el realizador mexicano ARTURO RIPSTEIN) y a los miles de asiduos devotos a eventos como el BAFICI, y a que filmes de esta excepcionalidad no tienen lugar en las pantallas de nuestro país y de esta ciudad en particular…nos volvemos a preguntar (con la seguridad de no recibir respuesta alguna): ¿QUÉ PASA?

Y ahora seguimos…
Maidan es una crónica de la rebelión civil contra el régimen del presidente Yanukovich, que tuvo lugar en Kiev (Ucrania) durante el invierno de 2013/14. La película sigue el desarrollo de la revolución: desde protestas pacíficas de medio millón de personas en la plaza Maidan, hasta los sangrientos enfrentamientos entre manifestantes y la policía anti-motines. Maidan es el retrato de una nación que se despierta y redescubre su identidad. El director Sergei Loznitsa, criado en Kiev, vuelve a sus raíces de no ficción, y utiliza casi exclusivamente tomas fijas filmadas desde diciembre de 2013 a febrero de 2014.”

¿Quién es SERGEI LOZNITSA?
Nació en Baranovitchi, Bielorrusia en 1964. En 1987 se graduó con una licenciatura en ingeniería y matemáticas. Entre 1987 y 1991 fue empleado como científico por el Instituto de Cibernética. Durante ese tiempo, desarrolló un fuerte interés en la cinematografía, y en 1991 se presentó al Instituto Estatal Ruso de Cinematografía, en Moscú. A partir del año 2000 empezó a producir obras en el Estudio de Cine Documental de San Petersburgo. Además, recibió una beca del programa “Nipkov” de Berlín y algunas de sus documentales más destacados son My Joy, In the Fog, Maidan y Event.
Está considerado en la actualidad como uno de los más importantes documentalistas (aunque ya incursionó -a su manera- en el cine de “ficción”) y su obra reconocida y premiada en importantes festivales y muestras internacionales.

El film MAIDAN (2014) es su tercer gran trabajo.

Pero antes que nada dejemos que el mismo LOZNITSA se presente en sociedad.

“(…) todo film es resultado de un proceso (…) no sabemos lo que existe bajo tierra…y eso es lo más importante (…) sin emoción, sin impresión profunda, no hay nada que hacer en arte…en ésto soy muy categórico.
(…) el film es (a mi entender) una posibilidad para los espectadores…una fórmula…que tiene una entrada y una salida, se llega a ver el film y después algo pasa durante la visión del mismo…y tras eso el espectador tiene “algo” diferente…Pero (repito) es solo una posibilidad y nada más (…) una posibilidad de que pensemos, que ayude a crear pensamiento…PENSAMIENTO…y ¡crear VISIÓN…CREAR VISIÓN!…
(…) tenemos alrededor nuestro muchas cosas y podemos representarlas a todas en una pantalla, podemos filmar(las), retratarlas, ponerlas en pantalla, más o menos una descripción, una descripción del mundo (…) PERO NO SIEMPRE CREAMOS PUNTO DE VISTA…VISION…VISION…Y NO TODO EL TIEMPO CREAMOS PENSAMIENTOS…
Y el film, eso que yo llamo así, ese “algo” que alguien hizo sobre ese “material” (película), para que yo lo llame “FILM”, debe CREAR PENSAMIENTO tras la proyección…para mí el resto no es un film…es solamente “material”…

(Acerca de la televisión)

“En la televisión no hay FIN…todo lo que se ve en televisión es solo “material” (…) el cine (en contrario) es una construcción que le da a uno la POSIBILIDAD DE PENSAR (…) la televisión no otorga ninguna posibilidad…solo nos muestra “DESHECHOS-IMAGENES” que no nos dan la posibilidad de ENTENDER EL MUNDO…Poder entender el mundo en el que nos toca vivir no es algo instantáneo…inmediato…rastrear en las fuentes es un TRABAJO que comienza con HACERNOS PREGUNTAS…”

“Mis documentales, mi vía, mi interés, es REGISTRAR EL SILENCIO, la “PAUSA”…porque en esta pausa transcurre nuestro TIEMPO de vida en un 99%..(…) busco involucrar al espectador de una manera diferente…”

“(…) la televisión influenció al cine (al comienzo por sus “limitaciones técnicas”), nada de planos abiertos, panorámicas…solo planos cortos, cerrados, cabezas, cabezas parlantes…”

“Vivimos inmersos en una sociedad “rápida”…muy rápida…la información y su distribución, internet, etc, etc…Y todo se trata de una FALSIFICACION (…)”

“Para entender algo necesitamos una PASIÓN…y necesitamos TIEMPO (mucho tiempo)…Lo que tenemos hoy es una sensación de saberlo todo y que todo está a nuestro alcance y de forma inmediata…y esto es FALSO…”

“En el cine hay dos cosas muy importantes (a la hora de construir un film) y son el comienzo y el final…lo que hay en el medio nadie lo recuerda…”

Ya presentado LOZNITSA, pasemos a la EXPERIENCIA de la VISIÓN de su obra (MAIDAN).

Una cámara “estática”, “inmóvil” (casi estamos tentados de llamarla “abandonada” a su suerte) que registra a la marea humana (¿”multitud”?) que nunca (para Loznitsa) es una “masa informe”: siempre hay rostros, gestos que resaltan de la pantalla esa “humanidad” se mueve atraviesa el plano, tomas largas, Loznitsa se toma todo su TIEMPO lo construye, siempre del lado de los manifestantes (ésto es muy importante), una cámara implicada en un hecho histórico (no solo como “registro” o “documento”).
La estructura, la “geometría”, del film se sostiene sobre dos partes bien definidas. La segunda irrumpe, feroz, ascendente, cuando la represión armada se hace evidente, sonora. contundente, por momentos estridente.
El diseño sonoro es una de las riquezas más potentes de este film. Loznitsa despliega un colosal “collage” sonoro: voces, rumores, diálogos, susurros, gritos, exclamaciones (individuales o de la propia marea humana): ¡Vergüenza!
¡Re-vo-lu-ción! ¡Malvados…le disparan a su propio pueblo…ni siquiera saben decir quién les dió la orden!
(Aquí recordé en carne viva las luchas callejeras del 19 y 20 de diciembre del 2001…el asesinato de DARIO SANTILLAN y MAXIMILIANO KOSTEKI…y más)Alguien llama por teléfono: “Seguimos luchando estoy en la Plaza MAIDAN” (“Tené cuidado…hay muertos en Avenida de Mayo…”).

¡EL SILENCIO ES ESCLAVITUD!
¡DIGNIDAD!
¡EL SILENCIO ES ESCLAVITUD!
(La multitud hace temblar la pantalla y nos conmueve intensa y profundamente)

Una gaita (?)…tambores…cascos de trabajo…máscaras anti-gases…mascarillas…pañuelos…banderas (ucranianas…rojas y negras)…bombas molotov…¿fuegos de artificio?…humo y fuego…calor y frío…siluetas…noche y día…madrugadas…un puente…los represores (del otro lado de la cámara…lejos casi siempre…sin rostro…masa oscura detrás de los escudos y las armas de muerte)…

Después de los himnos del comienzo, de los “¡Gloria! las llamadas a la Plaza (o al Parlamento, en la segunda parte) todo comienza a arder, todo asciende, se conmueve, crece y se expande hacia todos los rincones del plano ¡La batalla! (entre la Luz y las Tinieblas).
La cámara se estremece, tiembla, corre “desprolija”, se enerva asciende a los techos, se mueve en tiempos y ritmos diferentes, (hasta ¿simula? los torpes movimientos maquínicos de las cámaras de vigilancia), busca..
“Pinta” una estremecedora escena surreal..¿Brueghel? ¿Cándido López?…

¡LA MUERTE SE DESPLIEGA ANTE NUESTROS OJOS!

(Pocas veces sentí una conmoción semejante ante la visión de un film)

La cámara asciende en el nivel de CONCIENCIA y se IMPLICA aún más (si fuera posible)…

El final es para los MUERTOS…los CAIDOS…los HEROES (como siempre hasta hoy)

¡DIGNIDAD!
¡LIBERTAD!
¡GLORIA A LOS HEROES!

¿Por dónde seguirá su camino SERGEI LOZNITSA?