James Nachtwey: De cómo viajar al infierno… y volver.

0
0

 

Hay un trabajo que hacer y es contar la verdad.  James Nachtwey.

- Publicidad -

El fotógrafo norteamericano James Nachtwey, es uno de los corresponsales de guerra más importantes de estos últimos años. Le tocó cubrir los conflictos más intensos de finales del siglo XX y principios del XXI, allí estuvo y rescató sin pudores obvios los rastros más terribles de la perversión humana.

Estudió Historia del Arte y Ciencias Políticas entre 1966 y 1970 en la universidad de Dartmouth, por lo que fue testigo de las grandes protestas contra la Guerra de Vietnam y  al tiempo que la sociedad se movilizaba por los Derechos Civiles de la perseguida comunidad negra, esas experiencias multitudinarias, aquellos rasgos encrespados de manifestantes y policías fue lo que lo impulsaron a hacer fotografías.

Al terminar sus estudios, Nachtwey, marcado por el espíritu de la época, experimentó una serie de trabajos duros, se alistó en la Marina Mercante, después sería camionero. Sin abandonar nunca la fotografía que dejaba de ser un hobby y aflorar como su verdadera vocación.

Se inició como aprendiz de editor de noticieros cinematográficos en 1976 en el Albuquerque Journal de Nueva México, donde también trabajaría como fotógrafo. En 1980, se mudaría a Nueva York, trabajando para diferentes revistas de manera independiente.

Su debut como corresponsal sería en Irlanda del Norte, a donde viajó en 1981, para cubrir la mítica huelga de hambre que llevaban a cabo un grupo de presos del Ejército Republicano Irlandés (IRA).

Irlanda del Norte, sólo sería el inicio de la larga peregrinación en que se convirtió la vida de James Natchwey siguiendo un riguroso circuito de guerras y conflictos en todos los continentes: El Salvador, Nicaragua, Guatemala, Líbano, Cisjordania y Gaza, Israel, Indonesia, Tailandia, India, Sri Lanka, Afganistán, Filipinas, Corea del Sur, Somalía, Sudán, Ruanda, Sudáfrica, Rusia, Bosnia, Chechenia, Kosovo, Rumania, Brasil y Estados Unidos.

Nachtwey ha trabajado desde 1984 para la revista Time, desde 1980 a 1985 y fue miembro de la agencia fotografía Magnum fundada en 1947, por Robert Capa, Henry Cartier Bresson, David “Chim” Seymour y George Rodger, desde 1986 hasta 2001.

En 2001 funda la  agencia VII Photo Agency.

El 11 de septiembre de 2001, lo sorprendió justamente en Nueva York. El trabajo de aquel día se convertiría en un icono del ataque.

Merecedor de infinidad de premios, que incluyen el World Press Photo en los años 1992 y 1994; cinco veces que ha sido galardonado con la medalla de oro Robert Capa, entre otras.

Como un acto revelación, en 2011, Nachtwey, publica artículo en la revista francesa Vogue, sobre el presidente sirio Bashar al-Assad y su familia, pocas semanas antes de que se iniciara la guerra que hasta hoy sigue martirizando al pueblo sirio. El carácter pro sirio del artículo, no dejó de generarle a Natchwey, infinidad de críticas, lo que obligó a la revista a quitar el artículo.

Su libro “Inferno” (2004) es uno de los mejores trabajos, es un angustiante viaje por su vida profesional.

Nachtwey, durante casi cuarenta años ha viajado día a día al infierno y de manera asombrosa ha sabido volver de él.