La BN exhibe el manuscrito de La Biblioteca de Babel

0
0

En el año del 30° aniversario de la muerte de Jorge Luis Borges, la Biblioteca Nacional exhibe desde el pasado mes de Julio y hasta diciembre, un conjunto de sus manuscritos nunca antes reunidos. Hoy, la muestra se completa con la desinteresada colaboración del coleccionista brasilero Pedro Aranha Correa Do Lago, quien gentilmente ha facilitado el manuscrito de“La biblioteca de Babel”. Con esta incorporación, la muestra reúne casi la totalidad de los manuscritos que formaron parte de Ficciones (1944), tal vez, la obra más importante de Jorge Luis Borges.

En la Sala Leopoldo Marechal del primer piso de la Biblioteca Nacional el visitante podrá observar, además, el conjunto completo de génesis textual de este famoso cuento: la lectura que le sirvió de inspiración, la primera versión de este tema en forma de ensayo, el ejemplar de la revista Sur con correcciones de su puño y letra y, finalmente, este magnífico manuscrito de “La biblioteca de Babel”.

Escrito sobre nueve folios de papel pautado de libro de contabilidad, numerados por el autor, titulado y firmado, el manuscrito perteneció, probablemente, a un corpus mayor que incluía los manuscritos de“Pierre Menard, autor del Quijote” y “Examen de la obra de Herbert Quain”, que también forman parte de esta muestra.

Unos anaqueles del sótano de una pequeña biblioteca popular del barrio de Boedo inspiraron a Borges para escribir su cuento más kafkiano: “La biblioteca de Babel”.

En horas robadas al trabajo en la Biblioteca Municipal Miguel Cané, Borges erigió los pilares en los que descansaría su fama de narrador. “Las ruinas circulares”, “La muerte y la brújula” y “La lotería en Babilonia”, algunos de los relatos más importantes que componen Ficciones (1944) fueron, también, escritos allí.

Borges vuelve sobre un argumento ya prefigurado en el ensayo “La biblioteca total” de 1939, una infinita biblioteca que alberga todos los volúmenes escritos. Amplificada en una versión pesadillesca, “La biblioteca de Babel” describe una divina biblioteca de galerías hexagonales que compondría el Universo mismo. La lógica de la biblioteca, el orden –el sistema que la rige– es corrompido por la noción de infinito que la hace inasible a los hombres.

Cargado de paradojas matemáticas y significados místicos, el texto ha sido objeto de múltiples análisis y es, junto con “El jardín de senderos que se bifurcan”, uno de los más citados en publicaciones científicas.

Publicado en El jardín de senderos que se bifurcan (1941) el cuento pasa a formar parte de Ficciones en 1944.

Borges el mismo, otro se puede visitar de lunes a viernes de 9 a 21 hs. y sábados y domingos de 12 a 19 hs. en la Sala Leopoldo Marechal, en la Sala María Elena Walsh y en la Plaza del Lector Rayuela, y de martes a domingos de 14 a 19 hs. en el Museo del libro y de la lengua. Desde julio y hasta diciembre de 2016, con entrada libre y gratuita.

Compartir
Artículo anteriorAdolfo Bioy Casares, maestro del cuento fantástico
Artículo siguienteConvocatoria propuestas artísticas para la Antarctic Biennale, La Antártida
El portal de arte, cultura y espectáculos de habla hispana. Desde la ciudad de Buenos Aires, Argentina, Leedor.com brinda noticias de cultura, una vasta oferta de contenidos de producción propia organizados en secciones temáticas y un interesante conjunto de servicios gratuitos que facilitan el acceso a la información sobre arte, cultura y espectáculos en español.