Pibe chorro, o la construcción colectiva de un filme conmovedor

0
0

Hace una semana asistí por segunda vez a la proyección del conmovedor y lúcido filme “Pibe chorro” de la realizadora Andrea Testa, que fuera exhibido durante siete semanas en el cine Gaumont (un acto de justicia)…

En esta oportunidad en el marco del espacio del Cine Club Comunidad Cinéfila (un espacio de encuentro entre espectadores (emancipados) y realizadores) que nació del sueño compartido por un grupo de apasionados por el cine hace ya seis años (2011), disfrute, conocimiento, generación de ideas, debate, diálogo democrático entre espectadores críticos, los realizadores y sus obras, espacio/tiempo de encuentro y formación que “recupera la experiencia social -y sensorial- de ir al cine” preferentemente dedicado al cine nacional (documental y de ficción), coordinan Alejandra Ruiz y Mirta Grines (ccinefila@gmail.com;http://comunidadcinefila.wix.com/comunidadcinefila; www.facebook.com/comunidadcinefila/)
(Mi gratitud a los miembros del Cine Club Comunidad Cinéfila por el afecto con el que fuimos recibidos)
Concurrencia contundente a la cita con “Pibe chorro” en la sede de Caras & Caretas, Venezuela al 300, última función del Cine Club en ese espacio (continuarán los ciclos en el mes de octubre ó noviembre, en otra sede, posiblemente en el ENERC, Moreno 1199)…
“Nos sorprende la presencia de tanta gente y cómo acompañó la película en estas siete semanas en el cine Gaumont…y hoy aquí en este espacio” (comenzó diciendo -emocionada- Andy Testa al inicio del diálogo y debate con la realizadora y parte de su equipo…).

“La pelicula es fuerte…tuvimos que remontar esa primera película que quisimos hacer…que en su construcción se vio frustrada, conmovida con la inesperada muerte de Gabi…”
“Desde un comienzo buscamos experimentar nuevas formas de retratar este tema, que por estar mediatizado ya no conmueve a nadie…y precisamente conmover era uno de los objetivos que perseguíamos…hacer una película que nos conmueva…porque se trata de una TRAGEDIA…esta vida (…) nuestra sociedad es una tragedia…”
“Necesitamos tocar fondo para pensar… repensar de que manera retratábamos esta realidad… cómo pensarla para cambiarla…”
“Mucho tiempo de trabajo y de búsqueda con todo el EQUIPO (Andy siempre hace particular referencia a su equipo)… Necesitábamos seguir con la película… la vida de Gabi y la de tantos chicos como él necesitaba una película… esta película.”
“Nos fuimos encontrando con la película que queríamos hacer…”
“Replantearnos qué hace el mundo adulto por estos chicos…desarmar esta idea de la “responsabilidad individual del niño”…enfrentar la cuestión de la baja de imputabilidad (que siempre vuelve al ruedo)…”
“No queríamos hacer un documental “clásico”…mostrar la pobreza…no queríamos reproducir un discurso cerrado (encerrado)…queríamos mostrar a los chicos, a los protagonistas con sus contradicciones y frustraciones…”
“Fue un proceso largo…donde el equipo sostenía un debate permanente y una autoreflexión acerca de a dónde estábamos yendo…” (otra vez lo colectivo).
“Empezamos en el 2010…en el medio la tragedia de la muerte de Gabi, en diciembre de ese mismo año, (…) repensar el trabajo…repensarnos nosotrxs mismxs…los años más fuertes del rodaje (recomenzado) 2013 y 2014 y el trabajo definitivo con la edición el año pasado (2015)..”
Le preguntamos a Andy sobre la participación en la obra del poeta, dramaturgo y activista por los derechos humanos Vicente Zito Lema…
“Lo fuimos a buscar a Vicente por su conocida y reconocida militancia y por su poesía…(se emociona)… Vicente nos dijo tres cosas:
para ser realmente revolucionarios debíamos hablar con verdades…
qué sociedad estamos construyendo que hace posible que chicos maten a otros chicos?
Y en tercer lugar: tiene que ser una película que no hable de la violencia…TIENE QUE SER UNA PELICULA VIOLENTA!”
“Nos hizo tomar las riendas y no caer en golpes bajos…tuvimos que hacernos una coraza para poder trabajar a diario con estas realidades…y también para esto fue fundamental el equipo…”
“La realidad nos interpelaba constantemente (…) nos preguntábamos para qué estábamos haciendo esta película (…) ¿el cine puede cambiar el mundo?…”
“Confiemos en el arte (nos dijo Vicente)… fue muy importante para nosotros (dice Andy emocionada)… Y los que puedan entrar en su poesía y su palabra (se detiene)… decidimos incorporar su palabra, su poesía… un espacio denso en la película… que algunos (“críticos”) no entendieron…o no pudieron…”
“Desarmar y enfrentar esa imagen-estigma del “pibe chorro” (imagen masculinizada), además no mostramos ningún “pibe chorro”…es una lectura muy interesante la que hacés acerca de la ausencia femenina en el filme (referida a la “piba delincuente”), respondió Andy Testa a una de las preguntas…
“Mi próxima película va a ser sobre mujeres en estado de vulnerabilidad…”
“El derecho penal apunta hacia una figura masculina (el “pibe chorro”), construye a un “otro”…a un “peligro social”…a un “enemigo” a combatir por todos los medios…y cuenta con la complicidad de los medios masivos de comunicación…”
“Las muertes de jóvenes (como Gabi) son algo cotidiano…aunque no se lo visibilice y se haga conciencia sobre ello…”
“Tomamos la ausencia de gabi…la ausencia-presencia y salimos a retratar estas realidades…a nombrarlas…contra la “opinión publicada” de la clase media (exhibida al comienzo de la película)…más allá de lo mediático…desarmando lo mediático…enfrentándolo…”
“Hay cosas…imágenes…decisiones...en la película (como en todo proceso creativo) que son más sensoriales…más físicas…no tan cerebrales (ni cerebradas)…más intuitivas (la cámara que recorre los pasillos de la fábrica recuperada IMPA…mientras Vicente Zito Lema dice su poema…que se encuentra fisicamente con Vicente…la mirada de Vicente…¿a cámara?…¿a Gabi?…¿a todos los Gabi?…¿Esa cámara es gabi?…”
¿Quién puede responder a esta preguntas?
¿El espectador?
“Trabajamos en equipo…colectivamente…pensamos…debatimos…construimos la película colectivamente…”
Le comentamos nuestra impresión por el dramático diseño de sonido de la obra…pocas veces visto-escuchado-sentido en trabajos similares…
“Juan Diaz Farrell (nuestro sonidista) estaba compenetrado totalmente con la historia desde un comienzo…fue parte, como cada uno de nosotros, del equipo…lástima que hoy no pudo estar aquí y escuchar lo que decís…”
“Quisimos una película sensorial…física…conmovedora…con sus momentos de silencio…de no-imagen…de pantalla en negro (no había imágenes para las voces de los protagonistas…”
Esos silencios pesan como gritos…y esas voces ciegas son verdaderas imágenes…conmovedoras…demoledoras…
“Desde un comienzo tomamos la decisión de trabajar con los rostros, primeros planos (casi “identikits”), primerísimos primeros planos…una película de rostros…”
“Mecha (protagonista esencial) y su elección (cotidiana) de luchar por la vida digna de sus prójimos…su propia vida…la vida (…) Nos dejamos atravesar (pese a la coraza) por lo que estaba pasando…nos estaba pasando…”
“Mecha elige VIVIR…LUCHAR…RESISTIR…y apuesta en esa vida que está gestando…fruto del AMOR…”
“Agradecemos a los integrantes del Cine Club Comunidad Cinéfila por este encuentro…y a todos ustedes por venir a ver…seguir acompañando a nuestro trabajo… Comenzamos proyecciones por todo el país… nos piden que vayamos con la película desde todos lados, colectivos de todo el país comprometidos en estas luchas…nos emociona y queremos que “PIBE CHORRO” llegue a todos los lugares donde la necesiten… La seguiremos acompañando como lo hicimos durante las siete semanas en el cine Gaumont…GRACIAS!!”
¡Gracias a ustedes por este milagro!

<