EXIL, de Rithy Panh o la poesía de lo indecible…

0
0

“(…) he venido al cine (…) a causa de  mi historia.” Rithy Panh

“Después de Auschwitz, a la poesía y al arte sólo les queda la recurrente, inútil, tarea de Sísifo: hablar incansablemente de lo indecible.” Eduardo Grüner en “El sitio de la mirada”.
“No hay nada que decir; pero es necesario seguir hablando.” Samuel Beckett

El jueves 28 de julio se inauguró la edición 2016 del FIDBA (Festival Internacional de Cine Documental de Buenos Aires) con la “accidentada” proyección del último film del realizador franco-camboyano Rithy Panh, EXIL, presentado en sociedad en la última edición del Festival de Cannes…

Su “tema infinito” desde que llegó a Francia escapando de su país natal (Camboya / Kampuchea Democrática) a fines de los años 70 atravesando Tailandia…
S-21: la máquina de matar de los jemeres rojos” (2003)
Duch: le maittre des forges de l´enfer” (donde entrevista durante días a Kaing Guek Eav, conocido con el apodo de “Duch”, destacado “interrogador” (torturador) de la Célula

S-21, campo de exterminio donde fueron torturados y asesinados cerca de 15000 camboyanos, adultos, mujeres, niños y ancianos, previamente fotografiados uno por uno)

La imagen perdida” (2013), reconstrucción de las imágenes y recuerdos de su infancia, a través de figuras de barro pintadas que materializaban su familia, su aldea, arrasados por los esbirros de  Saloth Sar (Pol Pot), el “Hemano Número Uno”, lider del Partido Comunista Jemer (1925-1998)…

Rithy Panh tenía 13 años cuando los jemeres rojos toman el control de Camboya (abril de 1975) y la consagran “Kampuchea Democrática”…hasta su caída en 1979..Testigo de la muerte de su familia (asesinatos, sucidios)…sufre marchas forzadas (donde mueren miles de camboyanos, obreros, campesinos, clase media), hambrunas, “ruralizaciones” y “colectivizaciones” compulsivas, separación de las familias (hombres por un lado, mujeres por otro, niños bajo el control del estado), toda una sociedad convertida en un gigantesco “lager”…casi dos millones de personas sacrificadas (casi un cuarto de la población de Camboya)…

Todo este infierno en tan solo cuatro años!

Rithy Panh fue el primer artista, realizador cinematográfico camboyano en impugnar el relato oficial acerca de lo sucedido en su país a través de la expresión cinematográfica…

Exil…¿documental?…imágenes de archivo (material de propaganda del régimen de Pol Pot resignificadas), reconstrucción histórica y “ficción”…

Un joven actor (¿Rithy Panh?) y una voz (poética) en off…una cabaña-cárcel donde el joven intenta recuperar su dignidad y su memoria a través de la poesía, el sueño y la imaginación…”imágenes de una búsqueda” (interior)…

Imágenes-símbolo y palabras, articulando…tejiendo un texto singular, una especie de “cadaver” ¿exquisito? de citas y apotegmas de muy dieversos personajes históricos (Mao Zedong, Robespierre, Alain Badiou, Octavio Paz, Albert Camus…y hasta el mismo Pol Pot (“jugar con fuego”)…entre otros)…

“No me parece contradictorio que convivan en una misma película el horror y la belleza (la poesía)” Rithy Panh
El exilio (interno y externo), el destierro, el abandono, la soledad…lo indecible (volvemos a lo escrito por Eduardo Grüner en “El sitio de la mirada”)…

“La pureza ideológica (yo agregaría cualquier pureza) siempre conduce al horror”

(objetivo del film)

Palabras que se despliegan en forma ¿dialéctica?…”pensamientos”, consignas preñadas de nobleza  y buenos augurios (“una revolución tan “única” que no debía nada a ninguna otra revolución extranjera”, Pol Pot se refería a la revolución soviética de 1917 y a las experiencias de Vietnam y China)…

Una “revolución” que en nombre del “socialismo” incendió bibliotecas enteras, prohibió toda expresión artística y toda forma de educación (por “burguesa”, “decadente” y “occidental”), vació ciudades enteras obligando a sus pobladores a marchas forzadas rumbo a un “paraiso”…el ideal era la “ruralización” (compulsiva), “colectivización” ó muerte…el “campesino” era el modelo…una sociedad de “campesinos” con el “Hermano Número Uno” a la cabeza…no hacían falta más libros y educación con la palabra de Pol Pot era más que suficiente…Pol Pot y la “organización”…la “nomenklatura” (Angkar)…
En medio de este terror oceánico y por él…Rithy Panh…busca (una y otra y otra vez) sus imágenes y sus palabras…a través del cine…
¡Tema infinito!
¡Memorias…recuerdos…ausencias!
¡La memoria obstinada!
El gran cineasta chileno Patricio Guzmán (otro militante por la poesía) considera a Rithy Panh como uno de los realizadores más importantes…”Entre los más audaces filmes hay que mencionar: La tierra de las almas errantes, de Rithy Panh (…)”
“Todas estas historias cuentan la misma historia horrenda. El testimonio de quienes vivieron, incluso sin entender las razones, esos cuatro años de horror, es irremplazable. Hay en esta memoria, parcelaria, una prueba de lo humano que resiste. De ahí la necesidad de juntar, trozo por trozo, esta memoria hecha añicos. ¿Acaso esa memoria impedirá otras tragedias? No lo sé. Pero guardar silencio después de este genocidio, es aceptarlo como un simple accidente del destino, y convenir en que puede repetirse.”

Rithy Panh

“Un dato a consignar: pocos días después de la derrota del sangriento régimen de Pol Pot por el ejército vietnamita, llegó a Phnom Pehn el primer equipo de filmación. A su frente estaba el documentalista cubano Santiago Álvarez, quien con esas imágenes realizó una edición extraordinaria del Noticiero ICAIC, bajo el título de El gran salto al vacío. Escribió además un artículo que apareció en el diario Granma (enero 23 1979), donde expresó: “No hay cámara apropiada para registrar lo que vimos ni grabadora idónea para copiar lo que oímos, porque lo que vimos y oímos está más allá de la razón y de la vida.// Si el silencio de la muerte y de lo inerte pudiera registrarse por algún aparato electrónico aún no inventado, percibiríamos el frío de la nada tocándonos en las entrañas y desgarrándonos las vísceras vitales (…) Allí estaban encorvados y enmohecidos como fantasmas inmóviles los semáforos sin luz, guiando el tránsito del silencio sepulcral, como testigos inmutables del hedor de los cadáveres que yacían en las aulas clausuradas de las escuelas secundarias, atados con cadenas a camas de hierro. Eran intelectuales que habían sido asesinados, incluyendo médicos, enfermeras, pacientes recién operados en las salas de los hospitales, que tampoco fueron respetados en aquella orgía de sangre de la revolución cultural Kampucheana”.
(texto extraído de la página: http://www.cubaencuentro.com, “Cine contra la impunidad y la desmemoria”, de Carlos Espinosa Dominguez)…
¿Libertad y revolución?
¿Personas como piezas de una máquina?
¿La juventud camboyana ve hoy sus películas? (le preguntan a Rithy Panh en una entrevista realizada en Valencia en el presente año)
“Sí, sí, aunque al principio de mi carrera nadie en Camboya quería ver mis películas. Me decían que era muy pesado con el tema, que lo dejara estar. Por un lado, mi generación quería olvidar, pero aparte de que eso no es posible, sería muy irresponsable. Por otro lado, es muy difícil decirles a los niños cómo murieron sus padres y cómo perdieron su dignidad. No es fácil contarle a un niño que tuviste que comer insectos y ratas y raíces para sobrevivir. Ahora, treinta años después, los nietos quieren saber cómo murieron sus abuelos. No puedes avanzar si no sabes de dónde vienes y a los problemas a los que nos hemos enfrentado. Los jóvenes acuden a mis películas para saber lo que ocurrió, abrazar su historia y encontrar alguna respuesta.”
La misma contundencia y los mismos argumentos de Patricio Guzmán cuando lo interrogan acerca de lo obstinado de su cine en la búsqueda de memoria…verdad y justicia!
Comparten herramientas muy próximas…la poesía…el rescate de las voces y los relatos menguantes bajo la excusa de “mejor olvidar el pasado”…o como escuchamos por estos días…”a donde vamos no necesitamos de esas memorias”…
Imágenes y voces de una búsqueda…
“(…) hablar incansablemente de lo indecible”
Buscando material para este texto… me encuentro con un sitio (culturaproletaria.wordpress.com) que se pregunta: “¿Qué salió mal en el régimen de Pol Pot?”…
Se argumenta que no hay demasiada “documentación confiable” sobre lo ocurrido en Camboya entre los años 1975 y 1979…reconoce que el régimen se aisló del mundo (similar a lo ocurrido con Albania)…y describe los conflictos del régimen de Pol Pot y el PCUS (Partido Comunista de la Unión Soviética), y las relaciones hostiles con los Partidos Comunistas de China y Vietnam (los vietnamitas desplazaron del poder a los jemeres rojos en 1979)…se discurre si los jemeres rojos eran “maoistas” o una mezcla de “maoistas” y “estalinistas”….y todo lo demás: cientos de miles de camboyanos de diversas clases sociales torturados y asesinados…todo el infierno en la tierra solo abarca una línea de este artículo…¿Qué salió mal?
¿Qué salió mal?
(le dejo a ustedes la respuesta a la pregunta y las opiniones sobre la pregunta)
“La poesía es una forma de resistencia” (Rithy Panh)
Y también el cine cuando es…
Ultima funcion en FIDBA martes 2 de agosto, 20:30 hs Gaumont