El amor es un bien, versión libre del Tío Vania de Anton Chejov

0
0

Mi hijo de siete años vino del colegio con un libro que se llama ¿Qué es el amor? Con más atropello que entusiasmo, me lancé secretamente a las páginas en busca de la respuesta.

Emma, la protagonista, formula la pregunta a sus padres y abuelos. Cada uno responde algo distinto, de acuerdo a su lenguaje. Emma acaba con la cabeza mareada entre definiciones tales como: el amor es aromático, redondo, certero, enciende motores, vendrá por sí solo. Emma no se libra de la pregunta. Se trata de un libro de Davide Cali, autor italiano contemporáneo, con bellas y atractivas ilustraciones entre las que el texto aparece y desaparece acaso como quien solo muestra un poco y deja todo el resto librado, en palabras de Umberto Eco, a la colaboración del lector.

El amor es un bien es la obra que escribe y dirige Francisco Lumerman, una versión libre del Tío Vania de Chejov, que forma oportuna parte de la cartelera del Moscú Teatro, un espacio dirigido por el mismo Lumerman, junto con Lisandro Penelas, quien también es actor y director.

Esta nueva versión de la obra de Chejov reconstruye con naturalidad sus personajes, pero también guarda una respetuosa y actualizada fidelidad con el texto original. Se trata, sin duda, de un homenaje. El amor es un bien narra en tiempos actuales los mismos interrogantes de entonces: el amor, los desencuentros, el egoísmo, la ambición, el escurridizo sentido de la vida. Lumerman crea una obra profunda y entretenida que puede ser vista por un público amplio que no necesariamente tiene que haber leído a Chejov. En caso de haberlo hecho será divertido encontrar las intervenciones en ciertos elementos narrativos o en determinados rasgos de los personajes.

La historia transcurre en Carmen de Patagones con alusiones a fechas reales de la historia y tradición de esa ciudad. Con una escenografía austera, la puesta en escena está fundamentalmente basada en los personajes, en cuerpos que portan discursos. Todo el elenco lleva adelante esta premisa con excelente resultado, logrando una trama dramática sólida con la capacidad del humor por momentos, sin perder jamás la profundidad del texto.

Holgadamente a la altura de los personajes, se destacan las interpretaciones de José Escobar (Iván) y Rosario Varela (Sonia). En ambos casos el cuerpo no olvida nunca al personaje, sino todo lo contrario. Se produce esa operación en la que, a lo largo de la obra, los rasgos del personaje se van acumulando progresivamente sobre el cuerpo del actor con la capacidad de convertirlo por completo.

Sonia formula la pregunta ¿el mundo es un lugar justo? y pone al espectador en una serie histórica en la que antes y ahora, la existencia es ante todo una pregunta. El amor es un bien podría ser una respuesta, casi lo es, pero es aún mejor: es la pregunta ¿qué es el amor?

Ficha técnico-artística

Dramaturgia y dirección: Francisco Lumerman; Actúan: Manuela Amosa, José Escobar, Diego Faturos, Jorge Fernández Román, Rosario Varela

Diseño de escenografía: Gonzalo Córdoba Estévez; Diseño de luces: Ricardo Sica; Diseño gráfico: Martín Speroni; Asistencia de dirección: Ignacio Gracia; Prensa: Carolina Alfonso; Producción ejecutiva: Zoilo Garcés

Este espectáculo formó parte del evento: III Festival Novísima Dramaturgia Argentina del CCC y del evento Fiesta de Teatro de CABA – Edición 2016

Duración: 75 minutos; MOSCÚ TEATRO, Camargo 506 · Capital Federal – Buenos Aires – Argentina; Teléfonos: 2074-3718; Sábado 20:30 h  / Domingo 18:00 h

Web: http://www.moscuteatro.com.ar