Una canción para Teresa, Marisa Busker sobre poemas de Teresa Nalé Roxlo

0
0

Hablar de un unipersonal de Marisa Busker es casi un oxímoron porque ella multiplica el espacio escénico con su presencia, su voz y su talento. Una canción para Teresa, en la Casa Fernández Blanco, nos permite recorrer la vida de Teresa Nalé Roxlo, la hija del escritor a través de sus poemas.

Almario, el  libro que da origen a este espectáculo, llegó a las manos de Marisa en el 2005 en una de sus visitas a Holanda, aunque su relación con Teresa se remonta al 1990: “Por una extraña y bella coincidencia, fui a parar a su casa sin conocerla más que de nombre. Fueron tantos los momentos compartidos que se volvió una parte entrañable de mi vida”.

La infancia de Teresa, el enorme amor por su padre, la casa de Córdoba están en los diferentes poemas que la Busker pronuncia con una voz y una expresividad únicas. Y en medio de estos, además, oímos las canciones que Conrado le cantaba a su hija y que nos remontan a la España de la Guerra civil y a nuestras propias raíces.

Con una escenografía mínima, Marisa consigue evocar diferentes espacios a través de una excelente musicalización que incluye sonidos y voces muy sugerentes, y de objetos muy específicos como una silla, una mantilla o un sillón.

Mención aparte merece el trabajo corporal de esta gran actriz que se mueve, se agita, impone su pisada en el escenario, y llega, incluso, a interpretar más de un personaje al mismo tiempo. Cuando, por ejemplo, canta los famosos versos de La verbena de la Paloma, “¿Dónde vas con mantón de Manila?”, asumiendo los dos personajes el masculino y el femenino, nos asombra con su ductilidad.

Queda una sola función el próximo domingo 24 y no hay que perdérsela en la Casa Fernández Blanco (Hipólito Yrigoyen 1420) a las 17. La entrada solo cuesta $10.

Teresa

María Teresa Nalé Roxlo, Teresa Nalé: nació en Buenos Aires en 1934. Es hija de don Conrado Nalé Roxlo y Teresa Isabel de la Fuente. Estudió arte dramático en el entonces Instituto de Arte Moderno. Desde muy joven publicó cuentos en diarios y revistas argentinas y trabajó en periodismo televisivo y gráfico, al mismo tiempo que desarrollaba su carrera artística en el teatro y en la TV. Vivió en Estados Unidos, Brasil, Francia y Holanda, donde reside actualmente. Publicó en este último país Almario (2004, edición del autor, español/holandés-poesía); Estudios de muerte (Colección Revista Ámsterdam Sur, 2011); tiene una novela de próxima aparición 14.0000 kilómetros y un libro de memorias La casa del Camaranchón.