Carole Lombard: 70 films y una vida muy corta

0
9

El 16 de enero de 1942, en un accidente de avión , fallecía una de  las estrellas mas representativas del  glamour y el star- system de Hollywood en los años 30.

Jane Alice Peters, conocida  para siempre como Carole Lombard, nació el 6  de  octubre de 1908 en Fort Wayne, Indiana.  Debutó en la pantalla en 1921, después de 4 años retomó, con bastante éxito, su carrera en cine, firmando contrato con Pathè y Fox. A los 16 años en un accidente automovilístico sufrió un corte profundo en un pómulo que casi le desfigura el rostro. Carole siempre daba crédito a su madre que esto no hubiera ocurrido, pues èsta había insistido que se cosiera la herida sin usar anestesia, para evitar que al bajar la hinchazón el rostro quedara deformado. Resultado: una cicatriz muy pequeña, que podía ser ocultada, para la pantalla, utilizando la iluminación correcta.

Mientras buscaba un contrato a largo plazo con alguno de los grandes estudios, ya transformada en Carol ( sin la E) Lombard,  trabajó un par de años para el estudio de Mack Sennett, cèlebre por sus cortos còmicos con estrellas tales como los Keystone Cops . Carole estaba en su salsa (“ siempre fui un marimacho”) , y muy probablemente adquirió su impecable timing para la comedia en este período .

En 1930  firmó contrato con la Paramount por siete años, en películas en las que se explotaba su belleza y elegancia para lucir los increíbles diseños de Travis Banton, pero raramente se buscaba explotar su vena dramática, y menos aún, la de comediante. En una de ellas “Fast and Loose ”, accidentalmente se agregó una E a su nombre, que ella decidió conservar de ahí en más “ por cábala”.  De ahì, CarolE Lombard.

Entre otras cosas, Carole era tan conocida por su elegancia como por su vocabulario de de camionero. Sólo en presencia de su madre de su boca no se escapaba ninguna mala palabra. También era muy querida por la mayoría de sus compañeros y por el equipo técnico de Paramount. Cada vez que veìa alguien que ella consideraba tenìa posibilidades de progresar en el cine, se encargaba de que tuviera una oportunidad: insistió en que el entonces poco conocido Ray(mond) Milland trabajara con ella en papeles de cada vez mayor importancia, y cuando en 1935 finalmente le confiaron el protagónico en una comedia, HANDS ACROSS THE TABLE, ella exigió que la dirigiera su amigo Mitchell Leisen, diseñador que hacía poco había empezado a dirigir, y que a partir de esa película, fue tomado en serio como director. Y en cada vez que firmaba un contrato exigía que un electricista, que había tenido un accidente y quedado parcialmente discapacitado, trabajara con ella.

En 1934, Carole, junto a John Barrymore había protagonizado LA COMEDIA DE LA VIDA, en la cual mostraba una faceta cómica tan rica que ella misma ignoraba poseer. El secreto? “ No actúes.. sè tù misma” le había indicado Howard Hawks, el director. Y las criticas fueron excelentes tanto para ella como para la película, que aùn hoy es tan graciosa como cuando se estrenó. 1936 fue un año especial para ella, protagonizó junto a su ex-marido William Powell LA PORFIADA IRENE, por la que fue nominada al Oscar, y comenzó su romance con Clark Gable, con quien se casò en 1939.

Con la entrada en la Segunda Guerra de EEUU, Carole comenzó a hacer giras para recaudar fondos . En su última aparición, recaudò 2 millones de dólares.  A las pocas horas, tomò un avión a Los Angeles. Su madre quería volver en tren, pero Carole, que estaba muy celosa de la compañera de Clark en la película que este estaba rodando (una Lana Turner de 20 años) optó por tomar el avión. Este se estrelló contra una montaña cerca de Las Vegas, muriendo todos instantáneamente. Reconocieron el cuerpo carbonizado de Carole por los aretes que llevaba el cadáver. Gable nunca terminó de recuperarse.

Nos quedan, por suerte, muchas de las 70 películas que Carole rodó. En todas se aprecia su gran belleza y en muchas, su talento, tanto en el drama como en la comedia.

Póstumamente, se estrenó su última película, dirigida nada menos por Lubitsch SER O NO SER, de la cual Mel Brooks haría una remake, que cierra una admirable carrera, siendo una de las mejores comedias de la historia del cine.

En el marco de las actividades extramuros de la Sala Leopoldo Lugones en el Centro Cultural San Martín (Sarmiento 1551), el Complejo Teatral de Buenos Aires y la Fundación Cinemateca Argentina han organizado un ciclo denominado Carole Lombard, ángel de la comedia clásica que se llevará a cabo todos los martes y miércoles de agosto.

La muestra estará integrada por films muy poco difundidos en los últimos tiempos de la fugaz pero brillante carrera de Carole Lombard (1908-1942).

La agenda completa del ciclo es la siguiente:

Martes 2: Un hombre de mundo (Man of the World; EE.UU., 1931) Dirección: Richard Wallace. Con William Powell, Carole Lombard, Wynne Gibson.
Una joven estadounidense visita París acompañada de su prometido y de su rico tío. Allí conocerá a un escritor de novelas de quien se enamorará perdidamente. Lo que ella no imagina es que él la está utilizando para llegar a su tío.
La primera de las tres películas que Lombard y Powell hicieron juntos. Se conocieron en el set y se casaron ese mismo año.

A las 17, 19 y 21horas (74’).

Miércoles 3:  Casada por azar (No Man of Her Own; EE.UU., 1932) Dirección: Wesley Ruggles. Con Clark Gable, Carole Lombard, Dorothy Mackaill.
Unos caballeros de buena posición económica son reclutados para que participen en una partida de póker junto a Babe Stewart (Gable), un jugador profesional. La partida está estrechamente vigilada por el detective Collins, quien no consigue pruebas que le permitan arrestarlos. Lombard interpreta a Connie Randall, la esposa de Stewart, en la única aparición en pantalla junto a Gable, futura pareja en la vida real.

A las 17, 19 y 21 horas (85’).

Martes 9:  Música sobre las olas (We’re Not Dressing; EE.UU., 1934) Dirección: Norman Taurog. Con Bing Crosby, Carole Lombard, George Burns.
Una alocada muchacha de la alta sociedad llamada Doris Worthington naufraga en su yate y va a parar a una isla del Caribe donde tendrá que aprender a convivir con un individuo de una clase social inferior. Basada en la obra teatral El admirable Crichton, de James Matthew Barrie, el autor de Peter Pan.

A las 17, 19 y 21 horas (74’).

Miércoles 10:  Y quería un millonario (Hands Across the Table; EE.UU., 1935) Dirección: Mitchell Leisen. Con Carole Lombard, Fred MacMurray, Ralph Bellamy.
Regi Allen trabaja como manicurista en un hotel de lujo y su sueño es casarse con un millonario para dejar de trabajar. Sin embargo, en su camino se cruza Theodore Drew III, un playboy arruinado que, al igual que ella, está intentando casarse con una mujer rica que solucione sus problemas económicos.

A las 17, 19 y 21 horas (80’).

Martes 16:  El amor antes del desayuno (Love Before Breakfast; EE.UU., 1936) Dirección: Walter Lang. Con Carole Lombard, Preston Foster, Cesar Romero.
Bill Wadsworth y su jefe, el magnate Scott Miller, están enamorados de la misma mujer: la encantadora Kay Colbert. Para allanar el camino, Miller envía a Bill al Japón y urde un plan consistente en que su empleado coincida en el barco con la condesa Campanella, con la esperanza de que surja un romance entre ellos.

A las 17, 19 y 21 horas (70’).

Miércoles 17: La princesa de Brooklyn (The Princess Comes Across; EE.UU., 1936) Dirección: William K. Howard. Con Carole Lombard, Fred MacMurray.
Una princesa sueca embarca en un transatlántico europeo en viaje hacia los Estados Unidos, donde pretende iniciar una carrera como actriz. Allí conocerá al líder de una banda musical y a un chantajista que aparentemente conoce algunos secretos de la bella joven. Al mismo tiempo, un asesino que ha escapado de la cárcel viaja en el mismo barco bajo una identidad falsa y cinco detectives internacionales andan detrás de sus talones.
Quien luego sería el renombrado director y guionista Preston Sturges colaboró en el guión, pero no figura acreditado.

A las 17, 19 y 21 horas (76’).

Martes 23:  Confesión sincera (True Confession; EE.UU., 1937) Dirección: Wesley Ruggles. Carole Lombard, Fred MacMurray, John Barrymore.
Enloquecida comedia sobre una mentirosa patológica que se acusa del asesinato de su jefe. Mientras tanto, su recto marido, que es abogado, tendrá que defenderla.

A las 17, 19 y 21 horas (85’).

Miércoles 24  Nacidos para amarse (Made for Each Other; EE.UU., 1939) Dirección: John Cromwell. Con Carole Lombard, James Stewart, Charles Coburn.
Johnny Mason, un joven abogado recién casado, trabaja para el estricto juez Doolittle, de quien resulta imposible conseguir un aumento de sueldo. Para colmo, Johnny tiene que interrumpir su luna de miel por orden de su jefe, que está furioso con él porque deseaba casarlo con su hija Eunice.

A las 17, 19 y 21 horas (92’).

Martes 30  Casados y descasados (Mr. & Mrs. Smith; EE.UU., 1941) Dirección: Alfred Hitchcock. Con Carole Lombard, Robert Montgomery, Gene Raymond.
La única comedia estadounidense del maestro Hitchcock trata sobre las relaciones de amor-odio de un matrimonio que, debido a un error administrativo, no está legalmente casado. Uno de los films menos recordados de Hitch es sin embargo una de las grandes screwball comedies del período clásico.

A las 17, 19 y 21 horas (95’).

Miércoles 31:  Ser o no ser (To Be or Not to Be; EE.UU., 1942) Dirección: Ernst Lubitsch. Carole Lombard, Jack Benny, Robert Stack, Sig Rumann.
Segunda Guerra Mundial, Varsovia, durante la ocupación alemana. El profesor Siletsky, un espía al servicio de la Gestapo, está a punto de entregar una lista con el nombre de los colaboradores de la Resistencia. Joseph Tura, actor polaco, intérprete de Hamlet y esposo de María Tura –también una reconocida actriz– intentará evitarlo. Con la ayuda de los actores de su compañía se hará pasar por el cruel coronel Erhardt para entrar en el cuartel general de las SS. Una de las mejores comedias de la historia del cine, que se animó a satirizar al nazismo en plena guerra.

A las 17, 19 y 21 horas (99’).

Las localidades podrán adquirirse personalmente con seis días de anticipación (incluyendo el día de la función) en las boleterías ubicadas en el 1º subsuelo del Centro Cultural San Martín, ingresando por la calle Paraná. El precio de las localidades es de $ 40.- Estudiantes y jubilados $ 25.- (con la acreditación correspondiente)