Beya, adaptación de Le viste la cara a Dios de Gabriela Cabezón Cámara

0
0

El 19 de julio vuelve Beya, adaptación de Le viste la cara a Dios de Gabriela Cabezón Cámara. Marisa Busker se pone al frente de este unipersonal donde el texto se ve potenciado por su aporte como performer uniendo en escena teatro, música y danza.

Le viste la cara a Dios es una nouvelle que retoma el cuento tradicional “La bella durmiente”, solo que la protagonista no está dormida esperando su príncipe azul, sino adormecida, alienada, sin disponer ni de su cuerpo ni de su mente, sometida en un prostíbulo. La obra es una fuerte denuncia contra la trata de blancas a través de un texto poético, durísimo, crudo, en el cual se entrecruzan otros discursos como “El matadero” de Esteban Echeverría, la gauchesca y “La noche oscura del alma” de San Juan de la Cruz. La religión, además, juega un papel muy importante para Beya, ya que le permite desdoblarse en un cuerpo que sufre y es humillado, y un alma que está a salvo con Dios.

Marisa Busker lleva a la escena el texto, escrito en octosílabos, y lo combina con diferentes ritmos musicales: se escuchan algunas de las sonatas para piano preparado de John Cage, improvisaciones de ragas indios y cantos corales occidentales, lo que colabora a darle al texto una proyección universal en tiempo y espacio: el abuso de poder, la trata, la tortura desgraciadamente acompañan al ser humano sobre la tierra, si bien se potencian en ciertos momentos y lugares.

Hay que mencionar de manera especial el trabajo corporal de Busker que se destaca, además, gracias a las luces y el vestuario. Todo lo que el texto tiene de dramático y de conmovedor, la actriz lo multiplica con su voz, con sus movimientos, con su energía personal. En esto, su experiencia como performer le permite trabajar todos los aspectos al mismo tiempo.

Sin dudas, Beya es una obra para ver y también para concientizar acerca de una realidad que nos duele pero que está entre nosotros, porque es cierto que mientras haya clientes, habrá trata.

Ficha técnica

Unipersonal de Marisa Busker
Adaptación de Le viste la cara a Dios, nouvelle de Gabriela Cabezón Cámara
Actuación, dirección, puesta en escena, diseño de luces, vestuario, musicalización: Marisa Busker; Fotografía: José Luis Cáceres; Asistencia técnica: Ana Laura Friedlmeier

AMBIGÚ
Tte Gral Juan Domingo Perón 1829
Capital Federal – Buenos Aires – Argentina
Teléfonos: 4371-0635
Entrada: $ 100,00 – Martes – 19:00 h desde el 19/07/2016
Duración: 70 minutos

Marisa Busker: investigadora, docente y performer. Se dedicó muchos años a la música para luego volcarse a investigar sobre la figura del performer (transdisciplina-transcultura), para lo cual pasó tiempos prolongados en diferentes países: Argentina, Holanda (1990-1998), y visitó países como Dinamarca-Holstebro (1997-2003), India (1998-2002), Srelanka (2003), Italia (2004-2006). Estudió piano, fagot, música carnática con la voz, danza y yoga. Como resultado, obtuvo una nueva forma de manejarse en la escena que hace a la conformación de un cuerpo performático donde se conjugan la danza, el teatro y la música. Funda y dirige el Laboratorio del Performer (2005), desde donde da seminarios, cursos, talleres para edades y formaciones varias. Una vez por año se reaiza el JIE (jornadas intensivas de entrenamiento). www.marisabusker.com