Ana Gallardo: Un lugar para vivir cuando seamos viejos, en el MAR

0
0

El viernes 22 de julio inaugura la muestra de Ana Gallardo en el museo ubicado en Félix U. Camet y López de Gomara, Mar del Plata.

En esta ocasión, se presenta al público marplatense un recorrido por los últimos diez años de producción de la artista rosarina Ana Gallardo, y una selección de obras de artistas nacionales, situadas en las décadas del 60 y el 70, que forman parte del patrimonio del Moderno, el principal museo dedicado al arte moderno y contemporáneo de la Argentina.

Ana Gallardo: Un lugar para vivir cuando seamos viejos revisa la última década de producción de la artista. Gallardo relata historias de vida a través de las cuales indaga sobre las condiciones de marginación en la Latinoamérica contemporánea. A través de obras en diversos soportes -dibujos, videos, instalaciones y registro de acciones- que elaboran una denuncia a veces tácita, a veces explícita, la artista establece una tensión muy personal entre vivencias íntimas y problemáticas sociales, en contextos específicos de abandono o indiferencia que busca transformar. Así lo señala la artista: “En los actos cotidianos y las relaciones afectivas percibo hechos artísticos. En los momentos de intimidad y confianza siento que se produce lo que llamo obra”.

Su gran proyecto abarcador, Un lugar para vivir cuando seamos viejos -que da nombre a esta exposición, exhibida por primera vez entre noviembre de 2015 y abril de 2016 en el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires– reúne una multitud de prácticas que encara con el objetivo de enfrentar el miedo a la vejez.

Su proyecto intenta postularla como un momento de encuentro y una etapa de realización personal. Abraza una serie de acciones que le permitirían concebir un espacio que sea un lugar no necesariamente físico sino más bien simbólico en el cual, iluminada por la sabiduría de sus mayores, la artista logre la plenitud de la vejez, tan rica y brillante como cualquier otro período de la vida.

En muchas oportunidades, Gallardo realiza su trabajo en colaboración y para ello elige colaborar con personas a las que invita a realizar un proyecto que termina siendo tanto del sujeto invitado como de la artista. En sus investigaciones, la artista ha trabajado con cientos de individuos: mujeres mayores aisladas; mujeres en cárceles, prostitutas; mujeres en comunidades indígenas; mujeres urbanas; hombres en la fragilidad de sus sentimientos al final de la vida.

Se trata de un momento de encuentro que la artista explora con vehemencia en cada uno de los dibujos que componen su gran obra Boceto para la construcción de un paisaje: La laguna de Zempoala, en el cual rinde homenaje a su madre. Sus magníficos trabajos en carbonilla crean una atmósfera reveladora, de reencuentro con la propia identidad, la herencia y el futuro.

En mayo de 2015, Gallardo fue invitada a participar de la 56° Bienal Internacional de Venecia, All the World’s Futures, en la cual exhibió su proyecto El pedimento (2009-2015), que el Moderno se complace en presentar, también, en esta exhibición. Inspirada en un ritual mexicano del estado de Oaxaca, por el cual los fieles hacen ofrendas a las deidades con la esperanza de recibir sus favores, la artista invita al público a reflexionar sobre su futura vejez y a modelar en arcilla una figura que encarne sus preocupaciones o deseos para el futuro.

Compartir
Artículo anteriorEl 16 Festival de Cine Alemán
Artículo siguiente#Locarno69: Programación completa del Festival
El portal de arte, cultura y espectáculos de habla hispana. Desde la ciudad de Buenos Aires, Argentina, Leedor.com brinda noticias de cultura, una vasta oferta de contenidos de producción propia organizados en secciones temáticas y un interesante conjunto de servicios gratuitos que facilitan el acceso a la información sobre arte, cultura y espectáculos en español.