Los Ocho más odiados: compendio de un cinéfilo

0
0

Por la Psicoanalista Graciela Musachi para Leedor (Escrito de su ponencia en los ciclos Cine y psicoanálisis organizados por las Psicoanalistas Ana Meyer y Diana Valla realizado el 10de junio de 2016, CABA)

 

Las Trampas de un cinéfilo

No bien empiezan los títulos de Los 8 odiados (The hateful eight) el director nos dice:”Este es el film 8 de Tarantino”, así  ya sabemos que se trata de su vida, de su vida de fan del cine, de su biografía en capítulos (son 6) como la del supuesto escritor Joe Cage.

¿Debemos creer lo que ha dicho recientemente, que sólo hará 10 films? A juzgar por lo que se le dice a ese hombre al final de su vida, Sandy Smithers (que se porte bien y cuide ésta que es una de sus 9 vidas), habría que dudarlo.

xx-tarantino

En fin, éstos son los 8 de Tarantino que he visto en este film:

1) Un western y, por Ennio Morricone, un spaghetti  western con la hora señalada que todos esperan, casi impacientes, el baño de sangre final con que firma nuestro director.

2) Una de terror con Daisy Domergue entre la sangre de Carrie y la posesión de Linda Blair en El exorcista.

3) Una de suspenso con un inglés que deja a todos colgados de sus trucos y vueltas de tuerca, como Hitchcock. “El nombre del juego es la paciencia”, dice alguien, cuando ésta está llegando a su fin.

4) Una comedia romántica encarnada por la carta de Lincoln circulando durante todo el film con la frase final que hace que todos se enternezcan ante el llamado de “su” Mary Todd. Aunque todos ya saben (nosotros con ellos) que la carta es falsa aún así quieren (queremos) leerla una vez más en el final “feliz”, como debe ser en Hollywood pero ¡qué final feliz!. Que en la cama “matrimonial” sean dos hombres los que se enternezcan es la menor de las ironías de QT sobre este género. Tarantino, como Billy Wilder, creía que mejor reír de lo que es imposible de decir.

5) Un musical con sus dos momentos “encantadores”: el piano  tocando “Noche de amor, Noche de paz” (al estilo ¡Qué verde era mi valle!) o Daisy empuñando (si se me permite) la guitarra para cantar contra las cadenas (quizás como la Monroe cuando cantaba “River of no return” -¡qué título apropiado!- acompañándose con su guitarra en el Saloon al que llega Robert Mitchun).

6) Una de actualidad. La de la América profunda que tiene un nombre: Donald Trump quien divide para reinar, como lo hace en el film el forajido que, en nombre de la convivencia, marca esa línea divisoria de las pasiones: racismo (no sólo blancos contra negros sino la inversa o ambos contra los indios), misoginia (¡Daisy, una dama!, etc.), xenofobia (Minnie, schopenahueriana, prefiere los perros que a los mejicanos), homofobia (gran escena y discurso de Samuel Jackson), guerra del cerdo (Ud. duerma, como hacen los viejos, se le dice a Bruce Dern).

7) Una de Fellini. Otra vez QT nos engaña ya que éste no es su film 8 sino 8 y medio (recordar el episodio para Grindhouse).

8) Una autobiográfíca. es posible advertir en los diálogos, referencias a sus films anteriores; las palabras bastardos, cadenas, ficción etc. sobrevuelan todo el film.

hate19

Baby, it’s cold outside (version Dean Martin)

Esta es la novena y cuenta lo siguiente:

Hace frío afuera, estamos desamparados, Cristo se ha congelado y ya no nos da cobijo ni nos guía; para orientarnos en este desamparo debemos clavar estacas que nos permitan llegar a nuestro destino de cloaca. Pero, aún así…

Uno de estos forajidos desamparados, dice que hay “un cálido santuario”  para refugiarse, un lugar donde, si alguien abre la puerta y deja entrar la luz o el frío de afuera, le gritamos desesperados que clave la puerta con 2 clavos. Allí nos enteramos de historias sobre las que nos advierten constantemente que los documentos presentados como garantía de su verdad pueden ser falsos, donde ninguno es el que dice o parece ser y todos se acusan mutuamente de mentirosos llegando a afirmar que no se puede confiar en las palabras, donde la mujer siempre guarda un secreto amenazante y donde, mientras nos cautivan con esa musiquita, nos envenenan con una verdad que no se sabe cuál es pero que está escondida; aún así, dicen (cosa que sucede) vamos a hablar hasta morir.

QT parece intuír lo que el psicoanálisis enseña: que la verdad tiene estructura de ficción y que, con el anzuelo de la mentira el psicoanalista pesca el pez de la verdad, como se dice en Hamlet, el gran desamparado. Claro que, esa pesca hay que hacerla de a uno cuando ese uno va al analista.

xx-tarantino 2

En fin, ese nuevo o viejo santuario es el cine porque, ante nuestro desamparo, nos dice QT, mejor filmar películas o ir al cine para olvidar o, al menos, tener algo para recordar.

Siempre y cuando, lo hagan Hitchcock, Fellini….o Tarantino.

GM

Referencias cinéfilas de Tarantino https://vimeo.com/148955244

Graciela-Musachi-Psicoanalista-260x400

Graciela Musachi, Lic. en Psicología UBA, Psicoanalista. Analista Miembro de la Escuela de la Orientación Lacaniana (AME), Presidente de la Escuela de la Orientacion Lacaniana (EOL) 2006-2007.

Algunas de sus publicaciones son:

-Con German García: “La entrada del psicoanálisis en la Argentina” Catálogos.

– Mujeres en movimiento. Eróticas de un siglo a otro FCE

– “Georgie y yo. Lo que pasó con Estela Canto”. Editores contemporáneos.

– “El otro cuerpo del amor. El Oriente de Freud y Lacan” Paidos.

– “Fantasmas colectivos-Clínica del sujeto” UNSAM 2014

– “Encanto de erizo. Estudios sobre la histeria y la feminidad”. Katz .