El cañonero de Giles, en Odeón

0
0

Según cuenta Domingo Di Núbila, a Manuel Romero se le ocurrió la idea de este personaje inspirado en el goleador del club River Plate de esa época, el astro Bernabé Ferreyra, a quien llamaban “El mortero de Rubino”. River había ganado en 1936 la Copa de Oro compitiendo con San Lorenzo y la productora, Lumiton, aprovechaba de alguna manera ese fanatismo, o “berretín”.

La pelicula de Romero se estrena en el tórrido verano de 1937, protagonizada por Luis Sandrini que estaba construyendo su fama con su personaje torpe, algo tartamudo, un antiheroe que aquí se transforma en todo lo contrario, un héroe accidental: Lorenzo Fierro  o “Patada de burro” es un particular jugador de fútbol que sólo hace goles cuando escucha el ladrido de un perro, resultado de un trauma positivo que trae de la infancia, ya que cuando era niño había sido mordido por un perro.

Un guión elemental, con diálogos que nos describen a sus personajes, y que a la hora de hacerlos con Lorenzo: “Cuando escucha el ladrido de un perro se vuelve loco, pero empieza a derribar contrarios a cañonazos” Filmada en San Andrés de Giles y en la antigua cancha de River Plate, comienza con la estimulante marcha del club riverplatense.

Pese a su carácter bizarro (prestar atención a la manera paródica en que se representa a la policía) la pelicula fue un éxito de la época, no tanto como La muchachada de a bordo también con la dupla Romero-Sandrini pero hoy se puede disfrutar en Odeón en buena copia (mucho mejor que la de youtube), de forma gratuita.

Curiosidad: el estreno original (en enero de 1937) tenía 10 minutos más que la copia actual.

https://www.odeon.com.ar