Tecnologia de los años 60 y 70 en el Museo de la Ciudad

0
0

El Museo de la Ciudad, dependiente de la Dirección General de Patrimonio, Casco Histórico y Museos de la Ciudad de Buenos Aires, organiza una ssegunda edición de Lo último en tecnología, esta vez más chicos, más livianos y más baratos, en la sede del Museo Sala PB Exposiciones Temporarias, ubicado en Defensa 223.

En esta oportunidad, la muestra comprende más de 100 reconocidos, representativos y hasta icónicos aparatos y dispositivos de uso doméstico y personal del período comprendido entre 1940 y 1970, conociendo así algo de los gustos, hábitos de consumo y aspectos de la vida de aquellos años.

Entrada libre y gratuita.

Entre los años ’40 y ’70, se produjo una profunda transformación tecnológica en los elementos de uso doméstico. El hierro, el bronce, la madera, la baquelita y el vidrio, componentes principales de los aparatos hogareños de los inicios del siglo XX, fueron reemplazados por elementos más baratos y livianos como el aluminio y los termoplásticos, haciendo a radios, estufas, máquinas de escribir o tocadiscos, más livianos, manipulables y económicos.

La electricidad, usada en principio básicamente para iluminación y calefacción, comenzó a aprovecharse para hacer funcionar cada vez más dispositivos personales y del hogar, los que dejaron de ser manuales para convertirse en eléctricos, tal el caso de planchas, afeitadoras, batidoras o relojes.

La invención del transistor, por su parte, revolucionó el mundo de la electrónica, en tanto no solo mejoró la confiabilidad y la calidad de los circuitos de audio, radio o televisión, sino que también contribuyó a hacer artefactos más chicos, menos frágiles y más baratos.

Muchos aparatos -como grabadores y cámaras fotográficas o filmadoras- hasta entonces reservados para uso profesional, fueron incorporados a las actividades recreativas familiares o individuales y así como esos años se caracterizaron por la explosión de los  electrodomésticos, también fueron el momento de popularización de los dispositivos para entretenimiento.

Fue, en resumen, un periodo de grandes cambios: se pasó de escuchar discos de pasta mono, a escuchar vinilos en estéreo; de grabar audio en alambre, a grabarlo en cassette y de seguir a “Los Pérez García” con la radio del combinado, a ver a “La familia Falcón” por televisión.

Texto de Sergio Borelli

tecnologia tecnologia1 tecnologia2

 

{alt}

Compartir
Artículo anteriorLa Guerra Gaucha por INCAA Tv y Odeón
Artículo siguienteEl libro de las Siniguales y del único Sinigual, María Rosa Lojo
El portal de arte, cultura y espectáculos de habla hispana. Desde la ciudad de Buenos Aires, Argentina, Leedor.com brinda noticias de cultura, una vasta oferta de contenidos de producción propia organizados en secciones temáticas y un interesante conjunto de servicios gratuitos que facilitan el acceso a la información sobre arte, cultura y espectáculos en español.