16 de junio: Bloomsday

0
16

James Joyce fue un escritor irlandés, reconocido mundialmente como uno de los más importantes e influyentes del siglo XX, en especial por su obra Ulises (1922). Su protagonista, Leopold Bloom, es un agente de publicidad judío, casado con Molly. La novela relata el recorrido por Dublín de Bloom y de Stepehn Dedalus durante un solo día: el 16 de junio de 1904. El título alude al héroe de la Odisea de Homero, libro con el cual existe todo un sistema de paralelismos.

Todos los 16 de junio se celebra en Dublín el Bloomsday: un transcurrir de actos que, a través de los monumentos y de las calles de la ciudad, permiten transportar a los visitantes a la Irlanda del pasado. Cuentan que Joyce ubicó la novela en esa fecha exacta porque fue ese mismo día de ese año cuando tuvo su primera cita con la que después sería su esposa, Nora Barnacle. Esta celebración comenzó en 1950, con ocasión del trigésimo aniversario de la publicación de la obra.

El evento central es el Bloomsday Walk, un paseo que comienza a las 10 de la mañana y recorre las principales calles que aparecen en la obra. Otras actividades, entre tantas, son: una exposición permanente en el James Joyce Centre, mesas de debate, degustación de un desayuno irlandés y tours guiados por la ciudad. Además, aficionados al teatro interpretan fragmentos de la novela en espectáculos callejeros, y los más fanáticos se visten como si se hubieran trasladado a la Irlanda de principios del XX. No puede faltar la música irlandesa ni la visita al cementerio para actuar junto a la tumba del escritor.

Bloomsday 1

Ulises requiere una lectura atenta y profunda. Es un texto complejo que combina varias técnicas; uno de los capítulos más mencionados es el final, el extenso monólogo de Molly Bloom sin ningún tipo de puntuación. Sobre la importancia de Joyce, Jorge Luis Borges (1939) afirmó: “Es uno de los primeros escritores de nuestro tiempo. Verbalmente, es quizá el primero. En el Ulises hay sentencias, hay párrafos, que no son inferiores a los más ilustres de Shakespeare o de Sir Thomas Browne”. T. S. Eliot (1923), por su parte, declaró sobre la obra: “Considero que este libro es la expresión más importante que ha encontrado nuestra época; es un libro con el que todos estamos en deuda, y del que ninguno de nosotros puede escapar”.