“Propongo una mirada no sacramental del sexo y del dinero”, Alfredo Grande

0
0

Alfredo Grande es el autor y el intérprete de Y a mí, ¿qué me parece?, un stand up psicoanalítico que propone un análisis crítico e irónico del psicoanálisis y también de los psicoanalistas, y donde todo gira alrededor del sexo y el dinero.

Médico psiquiatra, psicoanalista, docente universitario, dramaturgo y periodista, Alfredo nos habla de su espectáculo, que se inscribe en lo que él denomina “grotesco mágico”.

Alfredo Grande plano medio

¿Nos explicarías un poco más acerca del “grotesco mágico”?

El grotesco es un espejo que deforma la realidad, pero al deformarla, descubre sus formas más ocultas. Es como la caricatura que descubre el verdadero rostro. La exageración, la desmesura, marca un trazo grueso donde la marca de la ambigüedad y la incertidumbre quedan diluidas. He denominado grotesco mágico a un género que deforma y amplifica una realidad que, si la miramos con la lupa, está sostenida en contradicciones insolubles y paradojas cotidianas. Un grotesco sostenido en el tiempo y tomado como normal es magia cotidiana.

¿En qué momento ocurrió este pasaje de la docencia al stand up?

Fui docente de la Universidad Nacional de Buenos Aires desde noviembre de 1975 hasta que decidieron que a los 65 años ya no era útil por edad avanzada. Mis clases, charlas, conferencias, espacios de capacitación tienen el mismo estilo: “Lectorem delectando pariterque monendo”,   o sea: “Al lector, espectador deleitando y al mismo tiempo enseñando”. Siempre rechacé que la “letra con sangre entra”. La letra entra con alegría, con humor, con amor, porque si así entra, así se queda. El aprendizaje debe ser una experiencia alegre. Mi primer stand up fue con certeza mi primera clase.

¿Qué mirada propones sobre el sexo y el dinero en la obra?

Una mirada no sacramental donde la brújula sea el deseo, y para eso hay que arrasar con los mandatos. El placer se oculta y se corrompe. El dinero se oculta en su origen y en su destino. Ahora están de moda las rutas del dinero y los off shore.  La mirada que propongo es sacarles el antifaz, o sea, la hipocresía que los oculta.

¿Por qué elegiste estos dos temas en especial?

La cultura en general, y la represora en particular, tienen como tarea encubrir el fundante, la esencia, y el sexo placer, las libertades sexuales, han sido y son cuestionadas por los mandatos de la moralina. Palabras como “trampa” lo denuncian. En las psicoterapias lo que más culpa genera es sostener el propio deseo, que no siempre coincide con los deseos rigurosamente vigilados de la cultura oficial. Y el dinero que nadie lo hace trabajando, es el poderoso caballero que Quevedo y Villegas describía. Por más poderoso que sea, hay que enfrentarlo porque es un fetiche de la alegría y la felicidad.

Si bien un espectáculo como este se relaciona con la docencia en tanto que busca generar reflexión, las diferencias entre ambos discursos son varias, ¿qué te permite el teatro que no te haya permitido la docencia?

El teatro es un contrato implícito entre autor actor y público. Es una ceremonia laica donde participamos de lo mismo: catarsis emocional y elaboración psicológica de los conflictos. A mi criterio, hay que unir lo que está separado y separar lo que está mal unido. Bertolt Brecht ha sido un enorme docente; Arthur Miller, también; y pedagogos como Paulo Freire, Alberto Morlachetti, el “Tato” Iglesias han hecho de los colectivos populares escenarios de aprendizaje intelectual y emocional. Fijate que hoy la palabra escenario se ha instalado incluso en la política.

¿Qué te aporta el periodismo para la escritura teatral?

El periodismo es una tarea noble y necesaria. Aporta que la realidad deje de ser una entelequia para iluminados. El periodismo de investigación, de divulgación, de elaboración acerca al teatro la realidad real. Rodolfo Walsh escribió Operación masacre; Truman Capote, A sangre fría que filmó y se teatralizó. El periodismo es fragua, es maza,  y la cantera es el teatro.

Sábados a las 20; TEATRO LA CLAC; Avda. de Mayo 1156; Reservas al 4382-6529