Los nombres del padre, María Magdalena

0
0

María Magdalena es la autora de Los nombres del padre, un libro de poemas que, aunque dividido en tres partes, configura una especie de único poema, como si fuera “una pieza musical sujeta a variaciones”, como dice Javier Galarza en el prólogo.

Si reseñar un libro de poemas es muy difícil, lo es más cuando el prólogo tiene la calidad del de Galarza. Así y todo,  podemos intentar traducir algo de lo que profundamente está detrás de los versos de María Magdalena.

Las tres partes del libro hacen un recorrido signado por los epígrafes de Susana Thénon, María Malusardi y  Susana Villalba, significativamente todas mujeres poetas en un libro cuyo título evoca al padre y no a la madre. Alrededor de ese padre, confluyen temas o motivos que se van enlazando: el silencio y la palabra, el nacimiento, el amor, todo con metáforas nuevas: “Todas estas voces que caen / una a una, como gotas lejanas, / cada vez, anunciando algo / que ya no está / y sin embargo, permanece, / en el intervalo entre el sonido / y el silencio”.

Otro recurso que utiliza María Magdalena es el del oxímoron, es decir, esa unión de imposibles que permite generar imágenes sugerentes y altamente poéticas: “Soy yo, en silencio y hablando / con una palabra / muda”; “vas a callarme para nombrarte / hombre”.

El libro, además, es un diálogo entre varias voces, polifonía de discursos que, a modo de una muñeca rusa, van desplegando distintas lecturas que se proponen a un lector dispuesto a develar sus significados. Estas voces se intercalan en los poemas o literalmente dialogan como si fueran notas al pie o agregados que por debajo del poema amplifican y diversifican esa voz primera que articula el texto.

La poesía no puede explicarse, sino que debe disfrutarse como placer estético. La invitación entonces es a leer Los nombres del padre, un libro de poemas, de esos en los que uno subraya o resalta versos que siempre tendrán algo para decirnos.

Ficha técnica

Los nombres del padre, María Magdalena, Buenos Aires Poetry, 2016, 54 págs.