“En Cuatro noches, reflexionamos sobre la soledad”, Ignacio González Cano

0
0

La Compañía Tempotango, con doce artistas en escena, presenta Cuatro noches combinando danza y teatro. Desde Osmar Maderna y Antonín Dvorák hasta Pink Floyd, la trasnoche de los sábados ofrece, además, momentos de humor y de nostalgia.

Ignacio González Cano dirige desde hace cinco años la Compañía, que fusiona diferentes técnicas y estilos. Con él, hablamos sobre Cuatro noches.

¿Cuál es la concepción del tango y de la danza que tienen en la Compañía Tempotango?

En Tempotango pensamos al tango como algo que va más allá de la danza. Entendemos que es parte de nuestra idiosincrasia y, por ende, pensamos que todas aquellas cosas de las que necesitamos hablar y contar el escenario están inevitablemente conectadas al tango. La danza, dentro de la compañía, es el lenguaje madre, un lenguaje cada vez más abierto, y también entrecruzado y vinculado a otros lenguajes escénicos.

¿Cómo fue tu llegada al tango?

Por necesidad. Lo estudié inicialmente como una danza del repertorio de danzas folclóricas, así, con esa distancia. Luego, las vueltas de la vida me llevaron a especializarme cada vez más en el tango escenario y en ese camino, el del aprendizaje, es que conocí el tango como fenómeno social.

Desde tu opinión, ¿qué hace tan perdurable al tango?

Pienso en el tango no solo como una expresión artística, sino como la manera de expresarse de un pueblo. Nació para contar quiénes somos, cómo nos comunicamos, cómo vivimos. Su música, su danza y su poesía son de tal magnetismo y belleza que lo universalizaron.

¿Hasta qué punto es un baile que permite innovaciones?

No me gusta pensar en la innovación como una decisión caprichosa. Creo que no solo el baile, sino también la música estuvieron en constante evolución y, por ende, las innovaciones son un aspecto común a lo largo de toda su historia. Mientras haya tango, se seguirá innovando, al igual que la sociedad.

¿Qué eje temático recorre Cuatro noches?

El eje temático de la obra es la soledad; más bien, la idea preconcebida sobre la soledad como algo negativo. En Cuatro noches la cuestionamos, la enfrentamos y reflexionamos sobre ella.

A partir de este y otros espectáculos sobre el tango, ¿cómo definirías tu estilo?

Creo que mi estilo y el de Tempotango es ecléctico y desprejuiciado. Pasamos de la belleza al espanto, jugamos, nos divertimos y experimentamos.

Cuatro noches

Funciones: sábados trasnoche (00:30)

Teatro: Hasta Trilce

Dirección: Maza 177, CABA