Festival de Cannes 2016: un film alemán firme candidato

0
0

 

Transcurrida la primera mitad del Festival de Cannes la alemana “Toni Erdmann” se perfila como candidata a la Palma de Oro.

Después de una ausencia de algunos años, Alemania vuelve a la Competencia Oficial del Festival de Cannes con una película que pese a durar más de dos horas y media logra mantener el interés del espectador y la adhesión de la crítica internacional.

Este cronista tuvo la oportunidad de asistir a la recepción ofrecida por German Films y de dialogar con algunos de los actores del film de Maren Ade. En particular con Peter Simonischek (foto), actor austriaco sobre todo muy popular en el teatro tanto en su país natal como en Alemania.

Mostrando IMG_0387.JPGIMG_0387

En verdad “Toni Erdmann” no es el verdadero nombre de su personaje sino un seudónimo que adopta cuando decide ir de vacaciones a Bucarest para ver a su hija, protagonizada por Sandra Huller. Ella intenta convencer a una empresa petrolera rumana para reducir personal y ahorrarles mucho dinero, a expensas de un mayor desempleo en la firma. La película es sobre todo una reflexión sobre la difícil relación entre un padre bohemio y una hija que privilegia lo profesional sobre lo social y el afecto. Tiene algunas escenas muy cómicas como aquella en que invita a su casa a su jefe y otros empleados de la compañía y los recibe desnuda.

Curiosamente hay otra película ambientada en Bucarest, aunque ésta es rumana y de Cristi Puiu (La noche del Señor Lazarescu). Y además es la más larga de toda la Competencia Oficial. Tiene un nombre extraño “Sieranevada” y ha gustado bastante a la crítica independiente. El problema es que dos de las casi tres horas transcurren en un departamento donde se reúnen los familiares de un padre de familia que acaba de fallecer. Hay parientes de todas las ideologías, desde una señora mayor que añora a Ceuacescu hasta un sacerdote católico ortodoxo que oficia la misa. Es un film típico del BAFICI que puede ganar algún premio.

De las cuatro películas francesas en competición ya se han visto tres y ninguna apunta muy alto. Se vio “Mal de Pierres” de Nicole Garcia (“El adversario”) donde lo mejor son las interpretaciones de Marion Cotillard, Alex Brendemuhl (“Wakolda”) y Louis Garrel. Ambientada a inicios de los ’50 en un sanatorio alpino no termina de convencer con una convencional historia sobre un triángulo amoroso. “Ma Loute” de Bruno Dumont (no vista) dividió la crítica con la francesa a favor y gran parte del resto en contra.

Se pudo ver “Paterson”, lo nuevo de Jim Jarmusch, un film minimalista, muy tierno y disfrutable con Paterson, el personaje central (Adam Driver) que tiene casualmente el mismo nombre que el pueblo donde vive en New Jersey y donde se menciona que nació Lou Costello (Abott y Costello, para los cinéfilos).

Finalmente sería bueno señalar que varias de las películas norteamericanas de la Selección Oficial están fuera de competencia. Lo nuevo de Woody Allen (Café Society) es otra muestra de que a los 80 años el director de “Manhattan” sigue inspirado con más música de jazz que nunca. En cuanto a “Money Monster” de Jodie Foster logra entretener pero no mucho más. Tiene a George Clooney y a Julia Roberts, que nunca había estado en Cannes hasta ahora.

Habrá que esperar hasta el viernes cuando se presente en “Un certain regard” la argentina La larga noche de Francisco Sanctis. Los directores ya estan en Cannes y se los vio ayer muy felices en el Stand Argentino.