Melisa Schmitz en el Baño Azul de Pasaje17: es difícil lograr el equilibrio tecnología/poética…

0
0

Melisa Schmitz es artista visual, conmovida por las relaciones entre arte y tecnologías, con una práctica centrada en el lugar de la mirada del espectador y en formas desafiantes del hacer tecnológico en la vida cotidiana. Charlamos con ella a propósito de su intervención tan particular en la Galería Pasaje17: una iluminación de leds que se sostiene con la energía de la orina humana, aplicando un sistema que existe como prototipo de fuente en comunidades sumamente empobrecidas, y que de por sí habla de las potentes relaciones biopolíticas de nuestra contemporaneidad.

Este trabajo puede visitarse en el Baño Azul de Pasaje17, Bartolomé Mitre 1559, CABA, de lunes a viernes, de 11 a 19 hs.

¿Cuál es la propuesta que pensaste para este baño azul de Pasaje17?

Desde ya,  pensar una propuesta artística para un baño es un desafío, es por eso que me propuse pensar en algo diferente, que estuviera relacionado con la orina y trabajarlo desde la ironía. Después de pasar por varias ideas, llegué a esta instalación lumínica que tiene como intención destacar el potencial que llevamos dentro. La obra está formada por 36 lámparas leds que se alimentan por 12 baterías que utilizan orina para generar voltaje. Estos leds iluminan una placa de acrílico, en la cual están escritos los diferentes componentes químicos que tenemos en nuestra orina, tales con magnesio, potasio, sales, hierro, agua, etc…

unnamed

¿Qué costos tiene, en tu práctica artística, proponer este tipo de trabajos? ¿Es cara la tecnología para una artista?

El costo depende de la complejidad de la propuesta, pero no es necesario invertir mucho dinero en una obra tecnológica. En este caso, trabajé con componentes y materiales sencillos y que se pueden conseguir en una ferretería o en cualquier casa de electrónica. Creo que lo importante es trasmitir un concepto y que la tecnología lo acompañe.

 

¿Existe la poética tech? 

Si, existe, y creo también que es muy difícil lograr una obra en la cual esté equilibrado el desarrollo tecnológico  y la poética.
Pienso que en general las producciones tech abruman a la poética o al concepto  destacando el asombro tecnológico. Me gustan las obras en las que se  siente el  equilibrio, que contienen estos conceptos entrelazados, como en las obras Dolores Casares.

 

¿Cómo conciliás tu formación tradicional en lenguajes y materiales clásicos de la historia del arte (pintura, dibujo) con este tipo de acciones? ¿Cómo te sentís en este desplazamiento de centros y sentidos? ¿Cómo vivís este ir desde tu licenciatura en Pintura UMSA con tu posgrado en Lenguajes Artísticos  Combinados de la UNA?

Creo que el camino que realiza cada persona que se dedica al arte, no es lineal. Si bien hay un  recorrido profesional que uno se propone, también está la apertura de cada persona, como en cada profesión, a aprender diferentes experiencias.  En UMSA fue donde me deslicé de la pintura al arte objetual y performático, y donde me introduje al mundo tecnológico gracias a una convocatoria de FASE, en el  2012. Después vino la UNA, que me dio otras herramientas para seguir creando. Hoy pinto, dibujo, hago trabajos tecnológicos, performance y sigo acumulando!

 

¿Qué proyecto sigue? ¿Qué te gustaría hacer?

Ahora estoy en Lugar de Taller con unos objetos sensibles, viendo como hago para articular una  estética  personal, sensores con sus leds y chucherías tecnológicas.

 

Melisa Schmitz, vive y trabaja en Buenos Aires. Lic. Artes Visuales orientación, UMSA. Finalizando posgrado Lenguajes Artísticos Combinados UNA. Trabaja pinturas, objetos y dibujos que mixturan tecnología, poesía, línea y color. El humor y la femeneidad son sus anclajes conceptuales. Intervino el baño azul de Galería Pasaje 17; participó de A la Sombra, Pasaje17; en “Paisajes de Proximidad”,(Galería Jacques Matinez- Buenos Aires, Isidoro espacio de arte, C Suarez y Cabildo-Córdoba), en Proyecto internacional SE ALQUILA, Panal 361. Participa en FASE Encuentro de Arte y Tecnología, CC Recoleta desde el año 2012, coordinando el trabajo del equipo de artistas de UMSA. Además pintó murales, en Córdoba, Neuquén y Buenos Aires. Realizó talleres con Andrea Racciatti y Remo Bianchedi. Actualmente expone junto a otras artistas en la Feria de Gascón y es integrante del colectivo de arte NEURA.